Comprar un coche en Alemania por Internet

· 7 octubre, 2018
Conoce algunos consejos que te serán muy útiles sin buscas un coche online directamente de Alemania; conoce el proceso más seguro y los pasos a seguir para traerlo a España

El comprar un coche en Alemania por Internet equivale a comprar un coche importado, y es una de las cuestiones que alguna vez todos nos hemos hecho. Muchos pasan de la idea eludidos por la cantidad de trámites necesarios para poder conducir legalmente el coche comprado. Para aquellos que estén dispuestos a dar el paso, aquí van algunos consejos a seguir.

Pasos a seguir para comprar un coche en Alemania por Internet

En España el mercado principal al que acudimos cuando nos interesa comprar un coche para importarlo es el alemán. Unos precios asequibles, amplia oferta y numerosas versiones no disponibles fuera de sus fronteras hacen del país germano un diamante para quienes busquen un coche más especial que de costumbre.

Primer paso: la búsqueda

De la lista de tareas a seguir para importar un coche de Alemania el primer punto pasa por la búsqueda del coche en cuestión. Es incontable el número de páginas de clasificados disponible en un par de click, pero os adjuntamos dos de las más utilizadas para simplificaros la búsqueda.

Importar un coche de Alemania.

Mascus.es nos ofrece desde su versión española numerosos anuncios de coches particulares y vehículos industriales de Alemania. Por otro lado, Automobile.de nos ofrece un mayor abanico de anuncios e incluso nos permite desglosar detalladamente la búsqueda según el equipamiento del coche.

Lo más recomendable es inspeccionar a fondo el coche que nos interese y nunca cerrar el trato por teléfono.

Mucho cuidado, no solo deberás tener presupuesto para pagar el coche, sino lo suficiente como para pagar las tasas una vez llegue a España. Dichas tasas las trataremos a continuación, pero te adelantamos que depende del valor y características del coche. Si ya tienes decidido y localizado tu coche, el siguiente paso es el transporte del mismo.

Segundo paso: el transporte

Al igual que en el paso previo al transporte, tenemos varias opciones para este. La más sencilla y la que más dinero nos puede ahorra es la de viajar nosotros mismos a Alemania, recoger el coche y traerlo de vuelta a casa por carretera. El único coste de este método será el viaje de ida y la gasolina para el regreso.

Con este método podremos ver en profundidad el coche en persona, aunque lo más habitual es realizar un primer viaje para verlo, y si lo que vemos nos convence, realizar otro viaje para recogerlo. Para aquellos que no quieran viajar hasta tan lejos y no quieran complicar el proceso pueden pagar los servicios de una empresa especializada.

Desde Importarcoches.com nos ofrecen atención individual, prestándose a reducir la búsqueda del coche a las unidades que mejor casen con nuestras necesidades, el transporte y el que será el último paso, la homologación del coche una vez llegue a España.

Importarcoches.com es una de las muchas empresas aptas para la importación de coches extranjeros. Con una tarde navegando por Internet podrás encontrar aquella que mejor se adapte a tu presupuesto y plazo de tiempo.

Tercer paso: la homologación

Del proceso de comprar un coche importado el último paso es el más temido por todos: la homologación del vehículo a la normativa española. Para los residentes en las Islas Canarias el proceso es más económico debido a unos impuestos diferentes, pero el proceso es el mismo en toda España.

Homologar un coche americano en España.

Para obtener la homologación habrá que cumplir con los siguientes puntos:

  • Factura de compra en idioma original y en español.
  • Ficha técnica original del vehículo.
  • Certificado de conformidad europeo (COC). De no tenerlo, un ingeniero costará unos 100€.
  • Contrato de compra-venta con los datos del comprador y vendedor.
  • Pasar la ITV española para vehículos importados: 110€
  • Impuesto de matriculación. Este dependerá del valor del vehículo a homologar y de las emisiones de CO2 que firme el fabricante.
  • Impuesto de transmisiones: un 4% del valor del coche (8% si el coche es de alta cilindrada/potencia fiscal).
  • El IVA del país de origen.
  • Impuesto de circulación: precios según ciudad de residencia del comprador.
  • Tasas de tráfico y matrículas: 115€ (215€ si lo tramita una gestoría).