6 consejos para una conducción segura

Al volante debemos mantener toda la atención y concentración posible, un fallo puede ser letal , òr lo que cualquier buen hábito cuando conducimos aumentará nuestra seguridad

Todos somos conscientes de lo que se puede y no se puede hacer al volante, pero a veces lo pasamos por alto. Por ello, hemos decidido hacer un recordatorio sobre los consejos para una conducción segura. Recuerda que tan solo un segundo puede cambiar tu vida y la de otras personas.

Básicos consejos para una conducción segura

Algunas de las cosas que mencionaremos a continuación te pueden parecer obvias, pero piensa si en alguna ocasión, por prisa o pereza, no las has hecho. A veces, lo más insignificante puede marcar una diferencia.

Una postura segura

Este es uno de los primeros pasos que debemos dar al subir en el coche: adoptar una postura cómoda y segura que nos permita manejar volante y pedales sin peligro. Si en algún momento durante la conducción crees que esta no es así, no muevas el asiento mientras el coche está marcha. Detente, acomódate y prosigue.

Estar cómodo al conducir es una de las mejores formas de evitar distracciones, lo cual podría salvar tu vida, las de los que van contigo y también las de otros conductores.

Retrovisores

Ángulo muerto retrovisor tráfico seguridad accidentes
Ajustar los retrovisores, tanto laterales como central, es una medida básica de seguridad.

Es uno de los elementos más importantes del coche pues nos permiten ver lo que sucede tras nosotros. Antes de comenzar a conducir, colócalos en la posición que consideres adecuada y no te distraigas en cambiarlos mientras conduces.

Mantén la distancia

Esto es algo que muchos dan por sentado, y de hecho es uno de los factores más importantes por el que se producen accidentes. No importa la prisa que tengas, si el coche de adelante no puede hacerse a un lado y no hay más carriles para adelantar, no conseguirás nada pegándote a él.

Bueno sí que podría conseguir, darte un golpe fuerte que pudiera afectar a tu salud o tu vida y también la del otro conductor. ¿De verdad crees que merece la pena?

Evita confrontaciones

El orgullo que caracteriza a los seres humanos, a veces se convierte en un peligro enorme a la hora de conducir. Uno de los consejos para una conducción segura más importantes es evitar las confrontaciones. 

Nos referimos a evitar acelerar cuando otro quiere adelantarnos, a arrimarnos a un coche que ha hecho un adelantamiento que no nos ha gustado, pegarnos demasiado a un vehículo que nos ha cortado el paso, y cosas por el estilo.

No hay nada que se pueda hacer para remediar cualquiera de estas situaciones, y tomar una actitud orgullosa no hará más que empeorar las cosas y propiciar un accidente. ¿Y para qué?

Evita el teléfono

que llevar en el coche documentación agua cargador móvil triángulos de emergencia
En caso de emergencia, tener a mano nuestro teléfono móvil puede sernos de gran utilidad.

El móvil es el principal motivo de accidentes en los últimos años. Evita su uso al volante ya que un segundo podría cambiar para siempre el curso de tu vida. Si crees que es imposible resistirse a leer o contestar un mensaje, puedes hacer varias cosas para evitarlo.

Una de ellas es poner el teléfono es silencio, guardarlo en tu cartera o tu bolso y meterlo en el maletero. Otra opción es activar tu inteligencia virtual, la cual a través de un comando de voz es capaz de leer y contestar mensajes y llamadas. También puedes poner alguna de las aplicaciones que te recomendamos que pueden hacer lo mismo, e incluso desactivan algunos servicios para evitarte tentaciones.

Respeta las señales y los límites de velocidad

Señal del límite de velocidad de la vía.

Aunque haya señales que en ciertos sitios te parezcan ridículas, piensa que están puestas por algo, y que se ha hecho un examen exhaustivo de las circunstancias de esa carretera antes de aplicarlas.

Además, ten en cuenta que si excedes los límites de velocidad o pasas por alto algunas señales y tienes un accidente, además de poner en peligro tu vida y la de otras personas, el seguro no cubrirá los daños que sufras o que hagas a otros, por lo que tendrá que salir de tu bolsillo.

Estos son algunos consejos para una conducción segura más importantes. Tenlos en cuenta siempre que vayas al volante y ¡buen viaje!

Te puede gustar