¿Es bueno cargar el móvil en el coche?

· 18 julio, 2018
Dependerá del instrumento que se utilice para recargar el teléfono, y también si el motor del coche está encendido o si se está 'robando' energía directamente de la batería

Los cargadores para coches utilizan la corriente eléctrica producida por el alternador para poder funcionar. De esa forma, la pequeña toma de corriente funciona más o menos como un enchufe, lo que permite transferir la corriente y cargar el móvil en el coche.

Cargando el móvil con el coche encendido

Cuando un coche está encendido, el alternador produce energía continuamente para que la batería del vehículo no se descargue. Si enchufamos el cargador con el coche en funcionamiento, parte de esta corriente será derivada al móvil; ello se reflejará en un mayor tiempo para completar la carga de la batería de tu coche.

Si tu vehículo es nuevo o está en óptimas condiciones de mantenimiento, esta energía debería ser suficiente para mantener la batería siempre 100% cargada, además de mantener el óptimo funcionamiento los componentes eléctricos del coche y también cargar el móvil.

¿Qué ocurre si dejamos el móvil cargando con el coche apagado?

Al apagar el coche, toda la energía que sería consumida por las luces y demás componentes es ‘volcada’ en la batería. Esta electricidad queda almacenada ahí hasta que volvamos a encender el vehículo. Al arrancar, es nuevamente distribuida a los componentes que la requieren.

Si dejamos el móvil cargando con el coche apagado, la electricidad para cargarlo será retirada solo de la reserva de la batería.

Si quitamos el móvil y desenchufamos el cargador después de completar la carga, ello no debería representar un problema. Teniendo en cuenta, por supuesto, que el sistema eléctrico del coche se encuentre en óptimas condiciones.

Cuando el cargador queda enchufado solo (sin el teléfono), el proceso de descarga será más lento. Pero en este caso, la corriente eléctrica será desviada continuamente de la batería del vehículo.

Aplicación para coches en el móvil.

Por estas razones, es conveniente recordar siempre desenchufar el cargador de tu móvil tras completar la carga, sobre todo cuando el coche se va a quedar apagado.

Si esta situación ocurre con mucha frecuencia, existe el riesgo de descargar completamente la batería. Por ello, las personas que suelen dejar el cargador siempre enchufado en la toma de corriente, a menudo tienen sorpresas a la hora de arrancar su coche.

Entonces, ¿es malo cargar el móvil en el coche?

En realidad, no existe una única respuesta para esta pregunta. Si es bueno o malo cargar el móvil en el coche, dependerá principalmente de la responsabilidad de cada usuario. Como suele suceder con otros dispositivos, todo depende del uso que damos a innovaciones tecnológicas.

Mucha gente exagera afirmando que solo con enchufar un cargador en el puerto se puede reducir la eficiencia de un vehículo.

Cuando el sistema eléctrico de un vehículo funciona adecuadamente, el alternador debe ser capaz de producir energía continuamente. Por ello, cargar tu móvil con el coche encendido no debería perjudicar el funcionamiento de los demás componentes. Ni mucho menos dañar a la batería o reducir la potencia de arranque.

Los problemas aparecen cuando esta facilidad tecnológica es empleada de forma irresponsable. Por ejemplo, dejar el cargador enchufado las 24 horas del día, aun cuando no lo utilizamos.

Usar móvil en gasolinera

¿Cargar el móvil en el coche interfiere en el consumo de combustible?

La respuesta es sí. Para generar corriente a los diversos componentes, el alternador debe trasformar el movimiento mecánico del motor del vehículo en energía eléctrica. En otras palabras: la corriente eléctrica necesaria para cargar tu móvil en el coche  consume combustible.

Si un coche está en perfecto estado, este consumo adicional no debería hacerse notar. Además, los cargadores para coches modernos y de buena calidad están diseñados para ser eficientes. Es decir, están pensado cargar rápidamente para ahorrar energía y optimizar el consumo de combustible.

Por otro lado, el simple cable USB deja mucho que desear en materia de eficiencia para carga de móviles. Aunque funcionen perfectamente para transferir archivos, ofrecen una carga lenta y costosa.