Portabicicletas para el coche: tipos y consejos

Alberto Fuentes · 5 noviembre, 2019
Los portabicicletas están más de moda que nunca, y elegir el ideal para tus necesidades hará que no te arrepientas de la compra.

Con el verano aumenta exponencialmente la venta de todo tipo de artilugios portabicicletas para el coche. Hoy vamos a ver las diferentes opciones que podemos encontrar en el mercado y sus principales ventajas e inconvenientes.

Lo más socorrido para salir del paso es plegar los asientos traseros y meterlas ‘a bulto’, aunque normalmente es necesario quitar la rueda delantera para que entre en el vehículo. Esta práctica, que parece tan común, no es del todo legal si no sujetas la bicicleta para que, en caso de accidente, no se convierta en algo realmente peligroso para los ocupantes del vehículo.

Según la DGT, los bultos que vayan en el interior del vehículo deben estar perfectamente sujetos para evitar que se conviertan en proyectiles en caso accidente, y las bicicletas no son una excepción.

Portabicicletas de techo

Es el tipo más común en nuestro país por ser el más económico y fácil de instalar. Se trata de un soporte que se coloca en la vaca del coche que sujeta las bicicletas en forma vertical; su sencillez hace que sea el más socorrido en caso necesidad, pero no siempre es el más aconsejable.

Portabicicletas de techo

Puntos a favor:

  • Económico y fácil de colocar.
  • No requiere instalación por parte de un profesional.
  • No aumenta la longitud total del vehículo.
  • Fácil de almacenar cuando no está instalado.
  • No requiere ningún tipo de homologación.

Puntos en contra:

  • Aumenta el consumo de carburante del vehículo porque aumenta la resistencia aerodinámica.
  • La altura a la que van colocadas las bicicletas hace que subirlas y bajarlas sea una tarea muy costosa.
  • Debes tener cuidado con la altura, ya que es más común de lo que parece olvidarse de que llevas las bicis encima e intentar entrar en un parking subterráneo o pasar por un túnel demasiado bajo, con las consecuencias que te puedes imaginar.

Portabicicletas de bola de remolque

Cada día se está poniendo más de moda entre los amantes del ciclismo profesional, pero su elevado precio hace que no termine de despegar, sobre todo si no tienes ya instalada la bola de remolque.

Portabicicletas de bola de remolque

Puntos a favor:

  • Es muy seguro y apenas varía el comportamiento del coche.
  • Una vez instalado, meter o sacar las bicicletas es una tarea muy fácil y requiere muy poco esfuerzo porque apenas las tienes que levantar.
  • En la mayoría de vehículos puedes acceder al maletero aunque esté el portabicicletas instalado.

Puntos en contra:

  • El coste es mayor que en el resto de portabicis.
  • Requiere bola de remolque.
  • Aumenta considerablemente la longitud total del vehículo, lo que lo hace menos práctico para maniobrar.
  • Requiere matrícula y luces traseras adicionales.
  • No puedes sobrepasar el ancho del vehículo con las bicicletas o será motivo de sanción. No vas a poder llevar el mismo tamaño de bici en un Fiat Panda que en un BMW X5

Portabicicletas instalados en el portón del maletero

Es otro de los más socorridos para los que necesitan un portabicicletas de forma ocasional, pero puede ser uno de los más peligrosos si no lo colocas correctamente.

Portabicicletas de portón.
Portabicicletas de portón trasero.

Puntos a favor:

  • Económico y fácil de instalar y desinstalar.
  • Pueden cargar hasta con cuatro bicicletas.
  • No es tan voluminoso como el de remolque a la hora de guardarlo.
  • Subir y bajar las bicis es rápido y sencillo.

Puntos en contra:

  • Tienes que tener las mismas precauciones sobre no sobrepasar las medidas del coche.
  • En casi todos los vehículos hace imposible abrir el maletero cuando está instalado.
  • Ponerlo las primeras veces puede ser un poco engorroso.
  • Debes tener cuidado con los robos, ya que es el método más fácil de sustraer.
  • Si tapas la matrícula o las luces deberás llevar unas adicionales.

Como puedes ver, no hay un portabicicletas perfecto, pero todos estos te van a permitir transportar de forma segura las bicis sin perder espacio en el interior del vehículo. Solo tienes que valorar el espacio, el presupuesto y los puntos a los que des más valor para elegir el ideal para ti.