Consejos para cuidar la salud con el aire acondicionado

Resfriados y dolores de garganta suelen ser el precio que pagamos por el aire acondicionado en el coche en épocas de calor, pero con algunos consejos será más probable evitar estas malas consecuencias para nuestra salud

¿El aire acondicionado, especialmente el de los coches, es nocivo para la salud? Anteriormente se utilizaba un tipo de gas que no solo dañaba la capa de ozono sino también la salud. Con el paso de los años este aspecto ha ido cambiando y hoy en día no representa un peligro para las personas.

Sin embargo, más allá de dichos avances, siempre es recomendable poner en práctica algunos tips o consejos básicos para cuidar la salud con el aire acondicionado.

¿Cómo influye el aire acondicionado en la salud de las personas?

Es una realidad que la contaminación del aire acondicionado influye de una forma negativa en la salud de las personas. En este sentido, la carga iónica del aire es, en parte, uno de los grandes responsables de dolores de cabeza, malestar general, alergias, asma, depresión, irritabilidad, pánico y somnolencia.

Horas de sueño para la conducción

Todos estos efectos suelen aparecer cuando el equilibrio entre protones y electrones se rompe y como consecuencia el aire se llena de una carga iónica.

Por otra parte, los iones negativos limpian el ambiente y con ello impiden la proliferación de diferentes tipos de virus y bacterias. Ante la presencia de iones negativos el cuerpo reacciona positivamente, favoreciendo los procesos biológicos y generando una sensación de bienestar general.

Hay que recordar que los efectos positivos y negativos sobre la ionización, tanto positiva como negativa, es un tema muy conocido y tratado y estudiado desde hace muchos años.

Anteriormente, cuidar la salud con el aire acondicionado resultaba un poco complicado. Especialmente porque en el caso de los coches se utilizaba un tipo de gas conocido como freón R-12, el cual era nocivo para la salud.

Este gas freón tenía la presencia de uno de los agentes cancerígenos más conocidos, el benceno; afortunadamente, en la actualidad el tipo de aire que se utiliza es mucho más ecológico y no representa un peligro para la salud.

Tips para cuidar la salud con el aire acondicionado

Para poder cuidar la salud con el aire acondicionado es necesario que el conductor preste atención a las diferentes señales que el mismo suele generar cuando no trabaja adecuadamente. Desde sonidos inusuales hasta malos olores, son algunas de las señales que pueden indicar que algo no está funcionando muy bien.

Vidrios empañados

Los vidrios o cristales empañados son una clara señal de que el mecanismo del aire acondicionado no está funcionando adecuadamente. En este caso en particular, puede indicar que el filtro del mismo se encuentra obstruido o sucio, por lo que el flujo del aire disminuye de forma drástica.

Cristal de coche empañado.

Ventilador y compresor

Otra de las señales más comunes que indican el mal funcionamiento del aire acondicionado es cuando el compresor se activa por mucho más tiempo del normal y con más frecuencia.

El mayor indicador del mismo es que el consumo de combustible aumenta significativamente. Por otra parte, el compresor también puede generar sonidos más fuertes o inusuales, provocados por una obstrucción del ventilador o por problemas en la regulación del aire acondicionado.

Climatizador

Uno de los cambios más evidentes se produce cuando el climatizador no enfría como antes. Pese a que se deben tomar en cuenta aspectos como el calor del exterior, una prueba que se puede hacer es colocar un termómetro a la salida del aire durante unos 10 minutos.

Con estas comprobaciones determinaremos si se tiene la temperatura seleccionada. De no conseguir esta temperatura aún con el climatizador encendido, puede tratarse de un problema en el filtro o en el compresor.

Malos olores

Cuando el evaporador no funciona bien se pueden generar malos olores en el interior del vehículo. Generalmente, estos e produce por el polvo y suciedad en general, lo que facilita el desarrollo de hongos y bacterias.

Este de los malos olores es uno de los aspectos que más se deben cuidar, y de no hacerlo se pueden generar serios problemas en la salud.

Conectar el aire con regularidad

Uno de los mejores consejos para cuidar la salud con el aire acondicionado es encenderlo con regularidad, incluso en las temporadas más frías como el invierno.

El objetivo principal de encende el aire es potenciar su circulación, asegurar el correcto funcionamiento y evitar la proliferación de bacterias y hongos dañinos para la salud.

Pese a que los aires acondicionados en la actualidad no representan un grave problema para el bienestar y la salud en general, también es cierto que se debe cuidar su correcto funcionamiento.

Mediante estos sencillos consejos, el conductor podrá comprobar si algo no funciona correctamente y poner en marcha las acciones correctoras necesarias.

Te puede gustar