10 trucos para evitar que se empañen los vidrios del coche

· 10 abril, 2018
Es uno de los principales inconvenientes del invierno, nuestro cristal del coche se empaña por la diferencia de temperatura y nos reduce la visibilidad hasta llegar a ser peligroso; descubrimos como solucionarlo

Durante el invierno se producen más accidentes de tráfico a causa de la baja visibilidad por vidrios empañados en los vehículos. Por suerte, se pueden poner en práctica alguno de los siguientes trucos para evitar que se empañen los vidrios y conducir con mayor seguridad, sobre todo en la temporada más fría del año.

¿Por qué se empañan los vidrios del coche?

La humedad que contiene el ambiente se condensa en contacto con una superficie fría. Por esta razón, los vidrios del vehículo se empañan, impidiendo ver correctamente.

Si además el coche lleva más de dos pasajeros, el fenómeno sucede también desde dentro, ya que la condensación aumenta. Para evitar que ocurra, solo hay que tener en cuenta lo que sigue para mejorar la visibilidad del coche y conducir sin inconvenientes.

Como evitar que se empañen los vidrios del coche

1- Aire acondicionado

Salidas de aire acondicionado.

Encender el aire acondicionado en modo frío reduce la cantidad de humedad en el ambiente dentro del vehículo, porque equilibra la temperatura exterior e interior.

Si el aire acondicionado tiene una opción anti-vaho, tanto mejor; de esa forma, la visibilidad será favorable. Hay que tener en cuenta que el consumo de combustible aumentará, por lo que muchos prefieren otras alternativas.

2- Botón de luneta térmica

La mayoría de los coches tienen un botón que, al ser accionado, calienta el vidrio de las lunetas, evitando que se empañen. En algunos vehículos esta opción solo sirve para la parte de atrás.

3- Productos anti-vaho

Se pueden conseguir productos anti-vaho en las tiendas especializadas, que reducen considerablemente la condensación de la humedad en los cristales del coche.

La desventaja de este tipo de productos es que pueden dejar rastros en el cristal. Para evitarlo, solo hay que seguir las instrucciones para evitar que los vidrios se manchen.

4- Bajar las ventanillas

Esta opción de emergencia, funciona cuando no hace tanto frío y se puede aguantar conducir con las ventanillas bajadas unos centímetros. El aire del interior se renueva y los vidrios igualan su temperatura con la del exterior, impidiendo que se empañen.

5- Sílice

Se consigue en farmacias o en tiendas de mascotas, ya sea en forma de gel o arena. Colocar el sílice dentro de una bolsita de tela y dejarlo debajo del asiento del conductor o sobre el panel de instrumentos. El sílice absorbe la humedad y los cristales ya no se empañan.

6- Champú

Con un paño seco, esparcir sobre los cristales un poco de champú para el cabello formando una capa para evitar que se empañen los vidrios del coche. Además, este tipo de productos le darán al automóvil un perfume agradable.

7- Alcohol

El alcohol tiene la cualidad de aumentar la temperatura de las superficies. Limpiar los vidrios por dentro con un papel de periódico embebido en alcohol repele la humedad; sin embargo, no es una de las opciones más populares.

8- Patata

Se trata de un truco casero tradicional, la alternativa mejor conocida que está al alcance de todos. El almidón que contienen las patatas forma una capa que evita la condensación del aire en los vidrios; el método consiste en cortar una por la mitad y pasarla por todos los cristales antes de salir.

9- Vinagre

En un rociador, mezclar una parte de vinagre blanco con dos de agua; aplicar sobre los cristales y secar con un trapo. Esta solución es bastante efectiva para evitar que se empañen los cristales del coche y dura todo el día.

10. Jabón para la ropa

Limpiar cristal del coche.

Funciona igual que el champú, formando una película protectora en los vidrios. Se mezcla un poco de jabón en polvo con agua, se moja bien un paño con la solución resultante y se repasan los vidrios del automóvil.

Para el mantenimiento del vehículo, también puede usarse jabón líquido o detergente. Incluso sirve una barra de jabón común, si se pasa por los cristales dejando una capa gruesa y luego se limpia con un trapo seco.

Limpieza poco efectiva

Lo que no se debe hacer en la limpieza del coche, es pasar el vidrio ya empañado con un trapo. Lo único que se logra haciendo esto, es que la humedad se transforme en gotitas que chorrean por todo el cristal empeorando la visibilidad.

Por el contrario, cualquiera de los trucos mencionados antes son efectivos, baratos y accesibles para todo conductor. Ponerlos en práctica es una medida de prevención para evitar incidentes este invierno y conducir con tranquilidad.