Los coches de Jordi Pujol Ferrusola

Carlos · 9 diciembre, 2018
Algunas personas nacen con el don de hacer grandes negocios, por ejemplo hacerse con una colección de superdeportivos clásicos a precios de escándalo. Descubre la colección personal de cochazos de lujo de Jordi Pujol Ferrusola.

Es el primogénito del expresidente de la Generalidad de Cataluña Jordi Pujol y estuvo algún tiempo en prisión por corrupción y otros delitos como blanqueo o evasión de capitales. Algo que caracteriza a este personaje es su gusto por los coches deportivos. Faltaría más, también cuenta con su propia colección de estos. Más de 10 superdeportivos figuran en la lista de coches de Jordi Pujol Ferrusola.

El precio de una colección de este tipo sería de varios millones de euros. Pero los coches de Jordi Pujol Ferrusola se compraron, supuestamente, a unos precios de súper ganga. Por ejemplo, algunos de sus deportivos clásicos costaron cantidades que en ningún caso superaron los 30 000 euros.

Los coches de Jordi Pujol Ferrusola

Ferrari F40

Este superdeportivo estuvo en fabricación entre los años 1986 y 1992. Se hizo con la finalidad de rivalizar con el Porsche 959. Por ello, contaba casi con las características de un coche de competición.
El diseño de esta maravilla es como un coche de competición de la época de los años 80 y 90. Tiene una apariencia ágil y aerodinámica.

Ferrari F40 1987: frontal

El motor que montaba este Ferrari era un 8 cilindros en V de gasolina y 2,9 litros de cilindrada y 4 válvulas por cilindro. El bloque dispone de dos turbocompresores IHI con intercoolers que le brindan la capacidad de:

  • Desarrollar una potencia de hasta 478 CV, una verdadera máquina. Se supone que sería de conducción complicada, pues no dispone de ABS, servofreno, sincronización en las marchas, dirección asistida ni ningún otro tipo de ayuda electrónica.
  • Alcanzar una velocidad máxima de hasta 326 km/h.
  • Pasar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.

El precio de salida de este coche fue de unos 400 000 dólares. En reventa se encuentran hasta en 1,6 millones de dólares. Por otra parte, este fue el último bólido que Enzo Ferrari vio de su compañía. Así, el vehículo marcó un antes y un después en el mundo de Ferrari.

Por supuesto, Ferrusola logró hacerse con uno de estos. Supuestamente, lo adqurió por el atractivo precio de 33 000 euros.

Jaguar E-Type

Este famoso deportivo ingles fue producido entre los años 1961 y 1975. Su diseño es obra de Malcom Sayer y es considerado uno de los gran turismo británicos más hermosos jamás construidos. Su apariencia es elegante, con un gran capó y unas curvas irresistibles.

Uno de los coches de Jordi Pujol Ferrusola es el Jaguar E-Type

En su interior encontramos unas butacas de cuero, mientras que el volante se caracterizaba por su elegante acabado en madera. Según la versión, el panel de instrumentos estaba compuesto por interruptores tipo eje de balancín o de palanca tipo aeronáutico.

Este coche monta un motor de seis cilindros en línea de 3,8 litros, diseñado durante la Segunda Guerra Mundial:

  • Tiene una potencia total de 265 caballos.
  • Alcanza unos 240 km/h.
  • Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

Este deportivo pasó a formar parte de los coches de Jordi Pujol Ferrusola por increíble precio de 3 000 euros, según el hijo del político. Sin embargo, el precio de reventa del Jaguar E-Type supera los 120 000 euros. Este último precio, por todo un clásico de colección de la historia del motor, parece más razonable.

Lamborghini Diablo

Este coche se presentó en 1990 y es una leyenda del motor. Ferrusola alegó haber pagado 25 000 euros por el, mientras que el precio de reventa de un titán así es de más de 600 000 euros.

Lamborghini diablo visto de frente

El motor de este bólido es un 5,7 litros y 48 válvulas que heredó del Lamborghini V12. Incluye un doble árbol de levas e inyección multipunto controlada por ordenador:

  • Rinde 492 caballos de potencia.
  • Su velocidad máxima registrada es de 325 Km/h
  • Puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,09 segundos.

La apariencia de este coche sugiere velocidad por todos lados; su diseño es ancho y robusto, no denota tanta elegancia, pero no por eso es menos atractivo. Fue creado para reemplazar al Lamborghini Countach, trabajo que hizo muy bien. Además, a Lamboghini, como competidor directo de Ferrari, no le podía faltar un coche con carrocería de color rojo.

Los automóviles de la marca italiana son de primera clase, sinónimo de exclusividad. Por ello, actualmente siguen siendo la elección preferida de muchos amantes de la conducción deportiva.
De estos coches, no solo se valoran sus motores de gran potencia, sino todos los demás detalles. Por ejemplo, destacan las puertas de apertura vertical, que aún nos deja atónitos y siguen presentes en los modelos modernos.

Lamborghini Miura

Otra joya entre los coches de Jordi Pujol Ferrusola es el mítico Miura, un deportivo producido entre 1966 y 1972.
El encargado de diseñar el Miura fue Marcello Gandini. Este joven diseñador, de tan solo 25 años, trabajaba para la empresa de carrocerías Bertone.

En cuanto al nombre del coche, fue tomado de una de las más conocidas ganaderías de toros.

Lamborghini Miura y Pontiac

La apariencia de este bólido estaba inspirada en los modelos deportivos de la época, principalmente del Ford GT40, famoso por su participación en las 24 horas de Le Mans. El motor que montaba el Miura era un 4,0 Litros de cilindrada de 12 cilindros en ‘V’ que tenia un abanico de potencias de 350, 370 y 380 caballos.

Si hay algo absurdo que decir sobre este coche, es el precio que Ferrusola pagó por él, al igual que por el resto de los coches. El precio supuestamente pagado por este deportivo fue de poco menos de 10 000 euros, como si de un Dacia Logan se tratara. El precio de reventa del vehículo supera el millón de euros.

Mercedes-Benz SLR McLaren

Para culminar esta lista, que podría ser eterna, otro de los coches de Jordi Pujol Ferrusola. A continuación presentamos el espectacular Mercedes SRL Mclaren, un tanto más moderno, con una apariencia elegante y veloz y un precio de 400 000 euros. Además, fue una producción limitada de tan solo 3 500 unidades.

Parde delantera del Mercedes Benz SLR McLaren 2004

Esta máquina alemana lleva un motor V8 de 5,5 litros de cilindrada, equipado con un compresor volumétrico para cada bancada de cilindros:

  • 626 CV de potencia máxima.
  • Velocidad máxima de 350 km/h.
  • Acelera de 0 a 100 en menos de 3,5 segundos.

Un coche elegante y veloz con un diseño que atrae todas las miradas.
Por otra parte, uno de los mayores atractivos de este bólido son las puertas de apertura vertical, parecidas a las de un Lamborghini.

Por desgracia, solo los afortunados poseedores de un Mercedes-Benz SLR pueden comprar el Stirling Moss, que cuesta 750 000 €. Sin embargo, Ferrusola lo adquirió al precio de ganga de 90 000 €.