¿Qué significan las siglas de los coches?

· 7 junio, 2018
Además de dotar de cierto empaque y exclusividad a los vehículos, estas siglas tienen un porqué que depende de cada marca

A lo largo de los años los fabricantes de automóviles han utilizado diferentes métodos para diferenciar las versiones más especiales de sus coches. Un nuevo nombre era la solución antiguamente, pero el añadir siglas a estos se ha convertido en una práctica habitual que incluso se repite entre diferentes marcas.

Algunas de estas nomenclaturas inspiran respeto, y es que son el elemento que nos indica que estamos ante un producto más especial de lo normal, una máquina de cuidado. En total puede que haya miles, por lo que hoy vamos a hablar y explicar que significan algunas de las más famosas.

AMG

AMG en el distintivo que lucen las versiones más prestacionales de los coches firmados por Mercedes. Dependiendo de la cifra que acompañe a estas siglas podemos saber lo potente que es.

Mercedes SLS AMG 63 Black Series

La gama AMG se divide en 43, 45, 53, 63 y 65. El origen de AMG es muy peculiar, viniendo del nombre y lugar de nacimiento de los creadores.

Hans Werner Aufrecht y Eberhard Melcher, nacidos en Grossaspach, fueron ingenieros de Mercedes que en su tiempo libre se encargaban de preparar motores de carreras en un molino. Estos motores fueron capaces de ganar carreras, captando la atención de Mercedes que, tras colaborar durante años, absorbió AMG como parte de su marca.

CUPRA

CUPRA ha sido recientemente presentada como una marca independiente paralela a SEAT, pero sus orígenes se remontan a 1996 con el Ibiza II como protagonista. En los noventa los pequeños deportivos estaban de moda, y la marca española partió de la base del Ibiza GTI para crear un coche homenaje a la versión de rallyes.

SEAT Ibiza Cupra.

El Ibiza Kit Car no dejaba de batir a los rivales por todo el mundo y la marca quería ofrecer a los aficionados un poco de esa gloria. Para el nuevo SEAT Ibiza CUPRA la marca unificó las palabras Cup-Racing. Ademas, para los coches cuyo enfoque sea aún más deportivo, la marca tiene los CUPRA-R

RS

RS suele utilizarse para las versiones más prestacionales de cada coche, por encima del resto. Su origen se lo debemos a Ford, quienes la estrenaron en 1970 con el Escort RS1600, un pequeño deportivo en el que se aplicó todo lo aprendido en los rallyes. Por ello, RS significa Rally Sport.

Ford Focus RS 2017: modo drift

Hyundai N

Sin hacer mucho ruido las marcas coreanas han llegado al nivel de calidad de cualquier firma europea. Una vez posicionados en el mercado, se han propuesto poder luchar incluso con las versiones prestacionales de otros, como el Volkswagen Golf GTI. Para ello, los chicos de Hyundai han estrenado las variantes N.

Hyundai N.

Esta N hace referencia al circuito alemán de Nürburgring, donde la marca posee un centro de desarrollo y ponen a prueba las capacidades dinámicas de todos sus coches. El primero de esta estirpe ha sido el Hyundai i30 N, un compacto de cinco puertas disponible con 250 y 275  CV en su versión Performance.

WRX / WRX STI

Como sucediese con Ford y sus RS, Subaru es ampliamente conocida por sus aventuras en los rallyes. Tras desechar el Legacy a favor del nuevo Impreza, la firma lanzaría al mercado una versión derivada de la versión de competición. Se llamaría Impreza WRX, siglas que provenían de World Rally Experimental.

Por su fuera poco, estas versiones fueron mejoradas todavía más pro el departamento técnico de la marca, pasando a ser WRX STI. Este último apellido proviene de Subaru Tecnica International.

NSX

No se puede hablar del Honda NSX sin nombrar a Ayrton Senna. El astro brasileño participó en el desarrollo del que sería el primer superdeportivo de la firma nipona, lanzado al mercado en la transición de los 80 a los 90. Era un proyecto muy especial, en cierto modo experimental, capaz de rivalizar con Ferrari con la fiabilidad de un Civic.

Mejores coches deportivos de 2017: Honda NSX

Ante este panorama, Honda decidió nombrar a su nuevo coche como NSX, siglas que vienen de New Sportscar Experimental, es decir, nuevo superdeportivo experimental. Y vaya si el experimento fue exitoso. La primera generación duró más de una década, mismo periodo que hubo que esperar para conocer a su sucesor.

GTI

Las siglas GTI han sido utilizadas por multitud de fabricantes para diferenciar a sus coches más deportivos, pero el estatus lo consiguió gracias a Volkswagen y el Golf I GTI de 1976. Este pequeño compacto hacía las delicias de todo aquel que lo condujese, y tras más de 40 años sigue haciéndolo, ya en su séptima generación.

Volkswagen Golf GTI.

La primera vez que se vio esta nomenclatura fue en 1961 en el Maserati 3500 GTI.

GTI son las siglas de Gran Turismo Inyección, la cuales combinan las características dinámicas del coche con las de su mecánica, en este caso con inyección directa de gasolina.