¿Debería existir una licencia especial para conducir superdeportivos?

Si bien no existe un requerimiento como, algunas marcas exclusivas de coches de altas prestaciones imponen sus propios requisitos para vender sus unidades a quien estimen oportuno

Debido a la elevada potencia y las altas velocidades de algunos modelos, existe el debate sobre si debería existir una licencia especial para conducir superdeportivos. Analizamos la situación de este debate.

Licencia especial para conducir superdeportivos: ¿leyenda urbana?

Por supuesto, esta creencia raramente extendida no es más que una leyenda urbana. Los coches superdeportivos, aunque pertenezcan a una categoría bastante distinguida en cuanto a mecánica, potencia y posibilidades de conducción, son coches como cualquier otro. Por ello, no se encesita ningún tipo de licencia especial para conducir superdeportivos.

El permiso de clase B europeo

Este tipo de permiso de conducción es el más habitual entre los conductores, y habilita para lo siguiente:

  • Automóviles cuya masa máxima autorizada no exceda de 3 500 kilos que estén diseñados y construidos para el transporte de no más de 15 pasajeros además del conductor. Dichos automóviles podrán llevar enganchado un remolque cuya masa máxima autorizada no exceda los 750 kilos.
  • Conjuntos de vehículos acoplados compuestos por un vehículo tractor de los que autoriza a conducir el permiso de la clase B y un remolque cuya masa máxima autorizada exceda los 750 kg, siempre que la masa máxima autorizada del conjunto no exceda de 4 250 kg, sin perjuicio de las disposiciones que las normas de aprobación de tipo establezcan para estos vehículos.

Si el permiso o licencia de conducción ha sido expedido en España, este tendrá validez para toda la Unión Europea. Si se ha obtenido el permiso en otro país ajeno a la Unión Europea, se deberá canjear, según el caso, en la debida Jefatura de Tráfico provincial correspondiente.

Lamborghini Aventador.

Todo permiso o licencia de conducción tiene una fecha de validez máxima, llegada la cual el conductor deberá renovarla y realizar un examen psicotécnico. Este es similar al que realizó cuando lo obtuvo por primera vez, del que dependerá su renovación, ya que evalúa si el conductor continúa estando capacitado físicamente para poder conducir.

Por todo esto, con este tipo de licencia se puede conducir cualquier tipo de superdeportivo, siempre que los requerimientos legales de la licencia de conducir sean correctos y estén en regla.

Los requisitos para comprar ciertos modelos de superdeportivos

Aunque está claro que no es necesaria ninguna licencia especial para conducir superdeportivos, sí que hay algunas firmas que imponen ciertos requisitos para poder comprar uno de sus modelos. Esto se debe, ni más ni menos, a una forma que tienen ciertas marcas para mantener cierto grado de exclusividad.

Algunos ejemplos son los requisitos necesarios para adquirir un Ferrari, un McLaren o un Porsche 918. El proceso de compra será más largo y laborioso que con vehículos de otra categoría, aunque hay que tener en cuenta que puede ocurrir lo mismo si deseamos conseguir mesa para cenar en un restaurante de lujo en vez de en uno de comida rápida.

Ferrari Enzo 2002

Sabemos a ciencia cierta que varios clientes en España ya están esperando la llegada de sus flamantes deportivos. Lo cual significa que, cualquier día cuando salgas de casa, podrías encontrarte con un deportivo de un millón de euros rodando como si de un utilitario cualquiera se tratase.

En el caso de las marcas alemanas, ni McLaren ni Porsche imponen condiciones estrictas de fidelidad a la marca; no requieren haber adquirido antes uno de sus deportivos.

Sin embargo, resulta más que evidente que aquellos que compren un McLaren P1 habrán sido propietarios de un MP4-12C, y que aquellos que vayan a hacerse con un Porsche 918 Spyder ya habrán disfrutado de varios ‘nueveonce’ en su garaje.

La exclusividad de Ferrari

Por otro lado, Ferrari sigue siendo una familia tradicional y Luca di Montezemolo prefiere una solemne pedida de mano y asegurarse de que su hija, LaFerrari, únicamente se casará con una familia de bien con lazos estrechos con los de Maranello.

Será la marca quien contacte contigo para ofrecértelo tras haber analizado tu candidatura. Los requisitos que establece la marca pueden variar en diferentes mercados, pero en el caso de España era condición sine qua non haber comprado siete Ferrari en los últimos tres años, incluida alguna edición limitada como el propio Ferrari 599 GTO.

Categorías: DGT Etiquetas:
Te puede gustar