Los coches menos útiles del mercado

· 11 mayo, 2018
Entre la gran variedad de ofertas que existen en el mercado automovilístico, hay algunas realmente poco funcionales, que o bien tienen precios desorbitados para las características y utilidad del modelo, o simplemente son coches que no logran competir con su segmento por características y coste

A la hora de adquirir un vehículo, un factor muy importante será cómo de práctico nos resultará en el día a día. Por ello, hacemos un rápido repaso por los coches menos útiles del mercado.

Los atractivos coches superdeportivos

Los grandes deportivos, como los más que famosos Ferrari o los Lamborghini, son coches de gran atractivo, potencia y exclusividad. Sin embargo, hay algo que la mayoría de ellos tienen en común: no son vehículos prácticos. Un ejemplo claro puede ser el hermoso Mercedes SLS AMG.

Mercedes SLS AMG

Este modelo es un ejemplo de diseño exquisito, tanto en su estética como en su mecánica. Bajó el capó del modelo hay un enorme motor V8 atmosférico de 6,3 litros de cilindrada, todo un clásico de la marca alemana.

Mercedes SLS AMG

Desarrollado por AMG y fabricado a mano por un solo operario, entrega 571 CV de potencia, llegando a los 591 CV en el caso del SLS AMG GT.

Sin embargo, y como ocurre habitualmente en los superdeportivos, este modelo cuenta con un elevado consumo de combustible y un escapio reducido tanto en el habitáculo como en el maletero. Esto hace que sea un vehículo poco práctico para cualquier función que no sea sacar a pasearlo por la ciudad y hacer alarde de su elegancia y atractivo.

El precio en el mercado de las primeras versiones no superaba los 200 000 euros. Sin embargo, cono con el paso de los años, esta cifra aumentó hasta situarse cerca de los 250 000 euros para el SLS AMG GT.

Por ello, es muy importante considerar si sale rentable invertir una cantidad de dinero tan elevada en adquirir un vehículo que es, en esencia, un adorno.

Ferrari 488 GTB

Otro ejemplo que sigue la misma línea es el Ferrari 488 GTB. Es modelo tiene unas ventajas y desventajas similares al Mercedes comentado anteriormente.

El Ferrari 488 GTB ha logrado batir el récord del vehículo de producción de la marca con mejor aerodinámica, bajando el coeficiente de resistencia y la carga aerodinámica. La marca italiana ha extraído mucha información obtenida en la F1 para lograrlo.

El ferrari 488 GTB es uno de los más inútiles del mercado.

Sin embargo, cuenta con un bloque colocado en posición central de 3.9 litros V8 sobrealimentado. Desarrolla nada menos que 670 CV de potencia a 8 000 vueltas y que entrega un par máximo de 760 Nm. Este enorme motor supone un consumo enorme y que supera el presupuesto de cualquier cliente medio.

Aun así, hay que tener en cuenta que los precios de este modelo, alrededor de los 250 000 euros, no están al alcance mas que de los más adinerados, quienes no tendrán demasiado problema en adquirir y mantener un modelo como este a pesar de su falta de practicidad.

Los inconvenientes de comprar un SUV

Frente a los inconvenientes habituales en los superdeportivos, los SUV se muestran al mercado como modelos muy prácticos, con un amplio espacio para los pasajeros y el equipaje. Sin embargo, cuentan también con algunas desventajas que pueden convertirlos en opciones poco convenientes.

Reloj Breitling Tourbillon del Bentley Bentayga SUV

En primer lugar, el tamaño y peso de estos modelos afecta directamente al consumo. Por ello, considerando una media de 10 000 km recorridos al año, el consumo de un SUV puede suponer gastos de alrededor de 140 euros más al año frente a modelos de otras categorías.

Por otro lado, las pólizas de seguro a todo riesgo para este tipo de modelos pueden suponer incrementos de en torno a 100 euros más al año. Si tenemos en cuenta una vida útil media de unos 10 años, este gasto supondrá alrededor de 1 000 euros más al adquirir un SUV que al decantarse por otro tipo de coche.

En cuanto a los neumáticos, hay que tener encuenta dos factores. En primer lugar, el desgaste de los neumáticos en un SUV es más acentuado que en otros modelos, lo que supondrá cambios y mantenimientos más habituales.

Además de esto, la renovación de estos neumáticos de tipo todocamino es más cara. En términos generales, en unos diez años y con unos 10 000 km recorridos, un SUV puede necesitar de unas tres sustituciones de neumáticos. Esto puede suponer un gasto de unos 700 euros más que en el caso de otros vehículos familiares.

Por todos estos motivos, y aunque los SUV suelen presentarse como modelos bastante útiles, los mayores gastos asociados a su mantenimiento y sus seguros pueden restarles practicidad.