Diferencias entre un coche SEAT y Volkswagen

19 abril, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el ingeniero mecánico David Sánchez Vicente
Podemos pensar que dado que son del mismo fabricante al fin y al cabo, apenas hay diferencias entre los coches en el mercado actual por parte de Volkswagen y SEAT, pero si que existen y pueden tener su importancia

Dado que ambas marcas pertenecen al grupo Volkswagen, es muy común encontrar grandes similitudes en diseños, piezas y bases de sus vehículos pero también existen diferencias entre un coche SEAT y Volkswagen pese a su familiaridad en imagen.

Comparativa entre el Volkswagen Polo y el SEAT Ibiza

Dentro del poderoso grupo alemán, también se encuentran otras marcas como Audi y Skoda. Esta gran empresa puede recurrir a plataformas y tecnologías similares para distintos modelos. Algunos de los coches con mayores similitudes son el Volkswagen Polo y el SEAT Ibiza.

coches más eficientes del 2017

 

Por un lado, el Volkswagen Polo es uno de los productos más importantes de la marca alemana, el cual se presentó pocos meses después que el SEAT Ibiza. Estos dos modelos comparten plataforma, motorizaciones y tecnologías. Sin embargo, es fácil reconocer ciertas diferencias de diseño.

Las dimensiones de cada modelo

El Volkswagen Polo tiene un largo de 4 053 mm, con 1 446 mm de altura y un ancho de de 1 751 mm. Estas dimensiones son ligeramente distintas en largo y alto al Ibiza, que mide seis mm más de largo y dos menos de alto. Por otro lado, el ancho es considerablemente distinto en el modelo español, con 29 mm más que en el alemán.

A excepción del ancho, ambos modelos sin casi idénticos en cuanto al tamaño. En cuanto a su plataforma general, ambos comparten una de tipo MQB A0, y son fabricados en España. Mientras que el SEAT Ibiza se fabrica en las instalaciones de Martorell, en Barcelona, el Polo nace en Landaben, en Navarra.

Diseño general de cada modelo

A pesar de estas similitudes en cuanto a las dimensiones de cada modelo, el SEAT Ibiza posee un diseño algo más deportivo que el Volkswagen Polo. Esto es algo bastante subjetivo, por lo que irá en función del gusto de cada cliente decantarse por un modelo u otro.

Ambos poseen características y prestaciones muy similares, pero, en cuanto a las impresiones que ambos vehículos suscitan en los conductores, el Volkswagen puede resultar superior al SEAT. Finalmente, en cuanto al interior, no se aprecian diferencias significativas.

Comparativa entre el Volkswagen Golf y el Seat León

Otras diferencias entre un coche SEAT y Volkswagen pueden apreciarse en los modelos Golf y León. Una pregunta muy habitual entre quienes deseean comprar un vehículo de estas características es cuál es la diferencia entre estos modelos.

Coches con menor consumo del mercado, ahorra dinero,

Coches con mejor equipamiento y mejor nivel de calidad precio del 2017

Ambos vehículos pertenecen a la misma familia y, como ocurría en la comparativa anterior, comparten la misma plataforma, de tipo MQB. En cuanto a la mecánica, el Volkswagen Golf y el SEAT León son casi clones.

Por un lado, el Volkswagen Golf compone una de las gamas más completas del mercado automovilístico. Este coche está disponible con tres o cinco puertas, y con varios acabados distintos. Por ello, hay versiones para todos los gustos, con motorizaciones que llegan a ofrecer una potencia máxima de 300 CV.

Por otro lado, el SEAT León no puede ofrecer una gama tan completa, ni un abanico tan amplio de carrocerías y acabados. El grupo alemán ha limitado la oferta del León, no permitiendo que SEAT tenga un compacto más efectivo que el Volkswagen Golf.

En cuanto a la relación calidad-precio de ambos modelos, la tercera generación del SEAT León ha ganado mucho respecto de los modelos anteriores. Cuando salió a la venta, el León se coronó como uno de los SEAT mejor fabricados de la historia.

Relación calidad-precio de ambos modelos

Mientras que el León tiene un precio de salida cercano a los 18 000 euros, el Volkswagen Golf tiene un precio algo superior, en torno a los 19 500 euros. Debido a sus similitudes en la mecánica, la diferencia de precios puede invertirse en unas mayores posibilidades de personalización en el modelo alemán o en un diseño quizá más llamativo.

En definitva, entre las gamas de vehículos de SEAT y de Volkswagen pueden encontrarse varios modelos «clones», con plataformas, mecánicas y tecnologías prácticamente iguales. Las diferencias entre estos modelos suelen estar en su estética o en ciertos añadidos puntuales, por lo que cada cliente debe mirar con lupa las pequeñas diferencia para ver qué opción le resulta más atractiva.

Quizá el relativamente reciente escándalo de Volkswagen en relación a las emisiones de sus modelos pueda hacer que muchos clientes se inclinen más hacia los vehículos de SEAT.