¿Qué coche escoger para una persona con movilidad reducida?

Virginia Duque Mirón · 28 abril, 2018
Dependerá de las necesidades de cada una, con varios factores a considerar como la amplitud, la altura, el maletero y la regulación en altura del sillón

En el mercado la mayor parte de las marcas ofrecen las adaptaciones en sus vehículos para personas con movilidad reducida. No obstante, algunos de estos vehículos pueden resultar más o menos cómodos teniendo unos factores en cuenta. Te comentamos qué coche escoger para una persona con movilidad reducida.

Qué coche escoger para una persona con movilidad reducida

Veamos qué debe tener un coche para que una persona con movilidad reducida pueda tener la vida más fácil a la hora de conducir.

Amplitud

Cuanto más amplio sea un coche, más facilidad tendrá la persona al entrar, incorporarse o guardar su silla de ruedas. No hablamos de tamaño, sino de espacio interior. A veces un coche no tiene que ser excesivamente grande para ser amplio por dentro.

Altura

Aunque suene extraño, para una persona con movilidad reducida es más práctico un coche con altura. Como su discapacidad normalmente se centra en las piernas, un coche elevado le permitirá apoyarse con los brazos y hacer fuerza para subirse de forma más práctica y simple que en un coche bajo.

Furgonetas, monovolúmenes y todoterrenos o todocaminos son los coches más indicados para ello.

Maletero

El maletero es otro de los aspectos a tener en cuenta, ya que la silla de ruedas suele ocupar un espacio considerable en este. Dependiendo del uso que se le vaya a dar al coche, este tendrá que ser mayor o menor.

Coche para discapacitados

Por ejemplo, si solo es para conducir en la ciudad, con que quepa la silla y algo más será suficiente, pero, si el coche es para viajes largos, deberá caber la silla y el equipaje de los que vayan en el coche.

Altura del sillón regulable

Un factor determinante a la hora de una conducción segura es que los asientos sean regulables en altura. Si el tren inferior no funciona, o incluso es inexistente, es posible que al sentarse para conducir la persona se sienta demasiado abajo y necesite altura.

Aunque muchos intentan solucionarlo con cojines, esto no es algo factible ni cómodo a largo plazo, por lo que es mejor optar por algo fijo, como son los asientos regulables en altura.

De qué ventajas gozan las personas con movilidad reducida al comprar un coche

Es importante estar al tanto de las ventajas y descuentos que pueden disfrutar las personas discapacitadas al comprar un vehículo. Aunque la casa de coches está obligada a informarte, en ocasiones pudiera ser que ‘se les pasara algún detalle’.

Ventajas de la compra de un coche para minusválido

  • Se elimina el impuesto de circulación. Las personas discapacitadas no pagan este impuesto y debe ser tramitado de manera automática desde el mismo concesionario.
  • Reducción en el IVA. En la compra de un coche adaptado para personas con movilidad reducida, el IVA baja de un 21% a un 4%, aunque habría que tramitarlo a través de la Agencia Tributaria y puede tardar hasta seis meses en ser aprobada.
  • Exención del impuesto municipal. Con una discapacidad mínima del 33% se exime a la persona propietaria del vehículo del pago del impuesto municipal. Este trámite se hará en el ayuntamiento en el cual se vaya a empadronar el vehículo y tiene efecto de carácter inmediato.
  • Tarjeta azul. Esta tarjeta servirá para hacer uso de las plazas de minusválidos y, además, como exención de la zona azul que hay en muchas ciudades.
  • Otro tipo de ayudas. Cuando la adaptación del vehículo no es para el conductor, sino para algún miembro de la familia o para alguien que use habitualmente el vehículo, también hay un serie de ayudas disponibles que el concesionario te hará saber.

Como hemos visto, cada persona discapacitada puede tener distintas necesidades, pero algunos factores a tener en cuenta en la compra de un vehículo son comunes. Recuerda informarte bien sobre las subvenciones y ayudas de las que te puedas beneficiar, bien a nivel nacional, regional o municipal.