SsangYong Actyon Sports Pick Up

Los cambios en la regulación ahora permiten calificar a estos modelos como coches particulares de todo uso y para todo tipo de terrenos, una actualización que ha propiciado que se conviertan en tendencia

El SsangYong Actyon Sports Pick Up es uno de los que viene para competir con todo contra los modelos de las marcas que se han atrevido a innovar tras la nueva legislación y contra aquellos que llevan años en el sector.

En el mercado desde 2005, la propuesta nacida en Corea del Sur inicialmente iba en sentido contrario al de la mayoría de las compañías de coches. Tenía ciertas similitudes con un turismo destinado al ocio y se encontraba lejos del perfil ‘profesional’ de un vehículo para el trabajo.

Muchos años más tarde, el SsangYong Actyon Sports Pick Up no renuncia a su visión familiar. Además, se han potenciado las cualidades ‘estándar’ de un modelo de sus características: capacidad para el transporte de cargas, por terrenos de difícil acceso.

Diseño del SsangYong Sport Pick Up 2018.

Diseño exterior

Desde su puesta en escena inicial, la imagen exterior de este modelo no se inscribe dentro de los parámetros clásicos del segmento. Para muchos, sus líneas pueden resultar extrañas y hasta ‘extravagantes’.

Este innovador vehículo tiene formas que pueden asemejarse a una gran berlina, pero con una caja para carga en la parte posterior. El modelo que sufrió una renovación en 2017, busca proyectar una imagen más elegante; al observarse solo el frente, queda la duda de si se trata de un SUV o una Pick Up.

Uno de los apartados en los que más destaca el Actyon Sports Pick Up es el referente a su longitud; tiene 4,99 m de largo. Una medida bastante discreta en comparación con la mayoría de sus competidores. (110 mm menos que el Mitsubishi L200 y 267 mm menos que la Ford Ranger).

Diseño interior

Los desplazamientos con el SsangYong Sports Pick Up no están exentos de comodidad. Pese a sus medidas más reducidas, el habitáculo dispone del espacio suficiente para cuatro adultos más el conductor sin mayores limitantes. Sobresale el cuidado estético, aunque la sensación al tacto de algunos de sus materiales pudiese resultar decepcionante.

Interior del SsangYong Sport Pick Up 2018.

Para complementar la experiencia, dispone de un ordenador de abordo controlado a través de una pantalla de 9,2 pulgadas; es compatible con Apple Car y Android Auto. También cuenta con climatizador digital, volante multifunción, radio CD/MP3 y sistema de manos libres con conexión Bluetooth.

Mecánica y motores

El SsangYong Actyon Sports Pick Up equipa un motor 2.0 e-Xdi Common Rail de inyección directa. Si bien esta motorización puede parecer inferior en cuanto a capacidad, respecto a sus competidores, ofrece unos sobresalientes 155 CV. Al mismo tiempo tiene una marcha silenciosa con un consumo de combustible sumamente ajustado: 12,5 Km por litro.

Las versiones de gama más alta pueden combinar de manera opcional transmisión secuencial de seis relaciones. Este sistema va complementado con una ‘inteligencia artificial’ que memoriza los patrones de conducción, para propiciar desplazamientos más suaves y económicos.

La transmisión automática también permite alternarse con un ‘modo manual’, el cual otorga a los conductores la facultad de ejecutar los cambios bien a través de los mandos ubicados en el volante o mediante un gatillo situado en la palanca.

El Pick Up dispone de tracción electrónica a tiempo parcial, que admite la transición de 2WD a 4WD y viceversa, sin tener de detener la marcha. Todo lo anterior, así como un sistema de suspensión con muelles helicoidales, le licencia para llevar una carga de hasta una tonelada. Así como un remolque de hasta 3.500 Kg.

Precio

En España, el SsangYong Actyon Sports Pick Up tiene un precio de salida de 28 750 €; y ello sin incluir algunos descuentos que pueden alcanzar los 5 000 €. La versión D22T Premium tiene un coste de 30 590 €, mientras que la D22T Limited asciende hasta los 35 170 €.

SsangYong Actyon Sports Pick Up: ¿una opción Low Cost?

La marca coreana busca competir en condiciones de igualdad con las grandes referencias del segmento. Estas son: Volkswagen Amarok, Mercedes Clase X, Toyota Hilux o Ford Ranger, entre otros.

Los valores diferenciales de la marca: un precio atractivo sin prescindir de las premisas básicas de este tipo de coches. Además de resultar mucho más fácil de aparcar que cualquier otro modelo.

Los vehículos todoterreno están de moda. No tanto como los SUV, pero si generando el suficiente interés como para que las casas automotrices apuesten por el segmento.

Los cambios en la regulación que ahora permite calificar a estos modelos como coches particulares de todo uso y para todo tipo de terrenos, han propiciado esta tendencia. El SsangYong Actyon Sports Pick Up es uno de los que viene para competir con todo (y con todos).

En el mercado desde 2005, la propuesta nacida en Corea del Sur inicialmente iba en sentido contrario al de la mayoría de las compañías automotoras. Tenía más semejanzas con un turismo para el ocio y estaba lejos del perfil ‘profesional’ de un vehículo para el trabajo.

Te puede gustar