Skoda Citigo

Francisco María García · 25 julio, 2018
El pequeño de la gama Skoda sigue el patron de sus hermanos mayores, con el nivel de calidad-precio como gran estandarte para competir en un mercado muy reñido

El Skoda Citigo es una de las mejores opciones disponibles en el mercado, para quienes buscan un coche de espíritu urbano. Pequeño, práctico y cómodo, son tres de los adjetivos que le son aplicables a este modelo llegado desde República Checa.

New Small Family, de Volkswagen

Fiel a su estrategia de atacar todos los frentes, el Grupo Volkswagen lanzó desde inicios de la década de 2010 su línea New Small Family.

Esta línea estaba destinada a hacerse fuerte entre el segmento A automotriz, con opciones modestas (como la que representa el modelo checo). A ello hay que añadir propuestas más pretenciosas, como el SEAT Mii o el Volkswagen Up!

Los tres coches ruedan sobre la misma plataforma y tienen más de una semejanza; parten de unas medidas similares, así como la distribución del espacio interior. Pero siempre manteniendo la línea y el estilo de cada marca.

Lo que ofrece el Skoda Citigo

El Skoda Citigo ha sufrido pocos cambios a lo largo del tiempo. En 2017 se llevó a cabo una pequeña renovación a nivel exterior; se diseñó una nueva parte delantera más elegante, coronada por un logotipo de mayores dimensiones en la punta del capó.

Nuevo Skoda Citigo.

Los faros antiniebla, originalmente redondos, son ahora cuadrados; el paragolpes frontal se rediseñó, otorgándole una parrilla inferior más grande.

En la retaguardia se mantuvieron los contornos extendidos alrededor de las luces traseras, uno de los sellos inconfundibles de los vehículos de la casa checa. Finalmente, hay que citar las llantas de aleación y una paleta de colores ampliada, para completar las opciones de personalización.

Diseño interior

Desde sus versiones de salida, el Skoda Citigo ofrece una mirada agradable dentro de su habitáculo. Pese a valerse de materiales rígidos, como la mayoría de los coches pequeños, estos resultan también agradables al tacto.

Si algo destaca de este modelo es lo bien aprovechado que está el espacio interior: cuatro plazas muy cómodas, para que la experiencia a bordo de todos sus ocupantes resulte muy agradable. Destacan de igual forma los 251 litros que ofrece su maletero; ampliables hasta 960 litros, si se abate la fila de asientos traseros.

Estas medidas lo colocan por encima de la mayoría de sus competidores más importantes. Los Fiat 500 y Panda ofrecen para equipajes 185 y 225 litros respectivamente. El Renault Twingo dispone de solo 188 litros, mientras que el Hyundai i10 bien alcanza los 252 litros, aunque su carrocería es seis centímetros más larga.

Vivir un Citigo

Para conectar y sincronizar el Smartphone con el coche, el Citigo dispone de la última actualización de la aplicación Move&Fun. Ofrece de igual forma conexión a internet y un puerto USB; además de compatibilidad mediante Android Auto y Apple Car Play.

Interior del Skoda Citigo.

Un coche seguro

Después de pasar las pruebas de Seguridad Euro NCAP, el Skoda Citigo obtuvo la certificación 5 estrellas. Entre las ayudas para la conducción que ofrece, destacan freno de emergencia con detección de obstáculos o peatones y sistema de frenado automático en ciudad.

El CitigoTambién puede equipar sensores y cámara de visión traseros, así como control de velocidad crucero. Para conductor y copiloto, se dispone de airbags frontales, laterales y de cabeza. También se pueden incluir en el equipamiento la luz diurna y faros antiniebla con iluminación curva.

Motorizaciones

Las opciones mecánicas del Citigo van acordes a sus proporciones y formas. Aunque el coche se mueve bien en autopistas o autovías, su ‘hábitat’ natural son las calles y avenidas de las grandes metrópolis post modernas.

Podemos encontrar dos modelos en gasolina 1.0 MPI, de 60 y 75 CV. Para combinar, transmisión manual o automática, de cinco relaciones en ambos casos, con lo que se consiguen velocidades máximas entre 160 y 170 km/h. Pasar de 0 a 100 Km/h nos lleva entre 13,2 y 15,3 segundos, según versión y tipo de cambios.

El Skoda Citigo ofrece una tercera variable de motorización. Se trata de una máquina 1.0 CNG, cuyo combustible es Gas Natural Vehicular (GNV). Tiene una potencia de 66 CV, acoplable con la caja de transmisión manual. Desarrolla una velocidad máxima de 164 Km/h, con lo que pasar de 0 a 100 Km/h requiere de 16,3 segundos.

Precio

La versión básica se comercializa desde 9.860 €. El acabado más costoso (ASG Style), con motor a gasolina, potencia de 75 CV y la lista completa de ayudantes de conducción y extras se cotiza en 13.350 €.

Sin excusas

Ameno al conducir y lo que más se agradece en la vida urbana: fácil de estacionar. Con un precio verdaderamente competitivo (quizá solo el Fiat Panda ofrezca algo mejor dentro del segmento), el Skoka Citigo es de lo mejor que se puede conseguir para el tráfico de la ciudad.