Porsche Macan GTS

· 13 octubre, 2018
Es un coche que parece estar hecho para los amantes de los circuitos pero a lo grande, que aporta mayor potencia y una serie de sistemas que mejoran el comportamiento dinámico, resulta más divertido tras el volante; otra muestra de que para esta firma no parece existir techo en cuanto a la evolución de sus vehículos

A simple vista, no parecen ser muchas las diferencias entre la versión ‘estándar’ y el Porsche Macan GTS. Es un coche con el que la automotriz de bandera alemana consiguió hacer todavía más deportivo al SUV que ya era, con bastante ventaja, el modelo más sport de cuantos están disponibles en el mercado.

Diseño exterior

Las pocas novedades que trae el Macan GTS en su diseño exterior, sirven para potenciar todavía más su porte manifiestamente deportivo. Destacan en la primera línea unos faros LED ligeramente oscurecidos.

En la retaguardia hay pilotos también han tenido cambios y renovaciones; al tiempo que se dejó de lado la ‘tradicional’ franja estrecha que une a las luces de freno a través del portón trasero.

De serie se aportan nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas. De igual forma, se añadieron detalles en negro sobre los faldones y el spoiler del techo se dotó de un acabado brillante.

Diseño interior

En el habitáculo del Porsche Macan GTS abundan los materiales nobles, que resultan agradables al tacto; incluso en algunas zonas ocultas y a los cuales no se accede de forma regular.

El panel de instrumentos mantiene la combinación de elementos clásicos con otros modernos. Es así como la información necesaria para el conductor se reparte entre tres esferas. La central y la ubicada al extremo izquierdo despliegan el tacómetro y el velocímetro respectivamente, valiéndose para ello del sistema de agujas análogo.

Porsche Macan GTS.

Por otra parte y siguiendo con el cuadro de mandos, el lado derecho está ocupado por una pantalla digital, personalizable desde los mandos ubicados en el volante.

Sobre el túnel central, bordeando la palanca de cambios, aparece una batería de 28 botones. Cada una de las funciones básicas del coche, desde el sistema de aire acondicionado, hasta los distintos modos de conducción, cuentan con su representación en esta consola de marcado estilo retro.

El Macan dispone igualmente de una pantalla táctil de 7 pulgadas, cargada con el sistema de información y entretenimiento PCM 4. Es un equipo que brinda, entre muchas otras opciones, la posibilidad de contar con información del tráfico en tiempo real, reflejada en gráficos de máxima resolución.

Esta máquina cuenta con un maletero de 500 litros para equipajes, cifra que sirve para resaltar el carácter de SUV versátil y práctico que también acompaña al modelo.

El único ‘inconveniente’ lo representa su promesa de albergar a cinco pasajeros. Sin embargo, la plaza central de la segunda fila de asientos no dispone de espacio para las piernas; por lo que largos recorridos en este lugar resultan realmente incómodos.

Mecánica

Este modelo de Porsche se vale de un motor 3.0 V6 Biturbo de 360 caballos de Fuerza y 500 Nm de par máximo; además de la caja de cambios PDK de siete relaciones y doble embrague. Con esto desarrolla el 0 a 100 en 5,2 segundos. Su velocidad punta es de 256 kilómetros por hora.

Porsche Macan GTS

A lo anterior, hay que sumar un sistema se suspensión neumática adaptativa. En conjunto con amortiguadores y estabilizadores activos con mayor enfoque sobre el eje posterior, permiten a este crossover desplazarse por carreteras de curvas fuertes con la agilidad y la rapidez de un Porsche 911.

Porsche Macan GTS: más divertido

La automotriz de Stuttgart consigue con este modelo  romper el aburrimiento que suele envolver al segmento SUV. Es un coche que sorprende constantemente por lo divertido que resulta al conducir.

Ninguno de sus rivales, ni siquiera en las versiones más elevadas dentro de sus respectivas gamas, pueden competir en cuanto a potencia y deportividad. Lo mismo en lo referido a la diversión y al placer que se genera tras el volante.

Como también es costumbre, el precio de salida es la limitación más importante que acompaña al Porsche Macan GTS. Una cifra no apta para la mayoría de los bolsillos; incluso entre aquellos que pudiesen aspirar a adquirir un vehículo de alguna de las compañías ‘premium‘.

Al menos 87 452 € es el coste que hay que pagar para adquirir este todocamino. Pero después de comprobar todo lo que ofrece, es otro modelo Porsche que merece la pena.