Porsche Cayenne E-Hybrid

· 16 octubre, 2018
Surgido como una alternativa al diésel, combustible al que la marca parece resistirse, este modelo es un híbrido enchufable, el tercero de estas características siguiendo los pasos del Hybrid 2010 y S E-Hybrid 2014.; la última generación del Porsche Cayenne E-hybrid salió a la venta en España a finales de mayo

El coche híbrido forma parte de la filosofía del proyecto creativo de la línea Porsche. Su meta es alcanzar el nivel 100% eléctrico, y se encuentra en etapa de transición. Los modelos híbridos van ganando peso dentro de la alta gama.

Un coche deportivo con estilo

La imagen exterior del Porsche Cayenne E-Hybrid no difiere demasiado de los otros Cayenne de alta gama. El observador detallista percibirá sí algunas pinceladas de verde ácido en las pinzas de los frenos o en el marco de los logotipos del modelo.

Este nuevo Porsche mantiene la esencia de los imponentes SUV de la línea y de la marca. Sus medidas: 4,92 m de largo por 2,20m de ancho y 1,70m de alto. Es un deportivo que  siempre rueda con la elegancia y el porte típicos de la marca.

Un Porsche Cayenne E-Hybrid por dentro

Sentarse en un Porsche Cayenne E-Hybrid es el comienzo de una experiencia pocas veces igualada en la conducción de un automóvil.

Interior del Porsche Cayenne Turbo.

  • Asientos de cuero con reposacabezas integrados, reclinables con múltiples posiciones controlables eléctricamente, aseguran el confort de los viajeros. Un detalle: tanto los asientos delanteros como los traseros son calefactables o refrigerantes.
  • La capacidad interior lo hace especialmente apto para la vida familiar. Se muestra igualmente cómodo para quienes viajen adelante y para los que ocupen el espacio trasero.  Además, los asientos son deslizables de forma individual.
  • El equipamiento tecnológico es de última generación. Dispone de una consola con pantalla de 12.3 pulgadas. Los comandos táctiles sustituyen las botoneras, y se operan desplazando el dedo sobre la pantalla.
  • En el centro del salpicadero destaca el cuentarrevoluciones central, rodeado por dos pantallas digitales de siete pulgadas.
  • Se puede personalizar la información que proyectan: navegación, consumo, niveles de presión, cronómetros. Es el primero en su marca equipado con el head up display, que regula las decisiones del propio automóvil en el uso de las fuentes de energía.

Motor y mecánica

Elegante y deportivo por fuera, excepcionalmente potente y leal en el nivel de la mecánica, son rasgos distintivos del Porsche Cayenne E-Hybrid.

El nivel técnico presenta:

  • Un propulsor 3.0 V6 Twin Turbo de 340 CV.
  • Un motor eléctrico de 136 CV alimentado por baterías de iones de litio de 14,1 kWh.
  • Caja de cambios automática por convertidor con ocho relaciones
  • Sistema de tracción total con distribución inteligente en las cuatro ruedas, controlada por un embrague multidisco electrónico. La electromecánica mejora el tiempo de respuesta con respecto a la electrohidráulica.
  • Potencia máxima de 461 CV y 700 Nm de par.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 5 segundos.
  • Velocidad máxima de 253 km/h.
Diseño del Porsche Cayenne Turbo.

Modo eléctrico o híbrido

  • El motor eléctrico logra los 135 km/h. Este motor es un gran aliado en maniobras y uso en ciudad o en rutas secundarias.
  • Con el cargador de 3,6 kW, la recarga total se completa en 7,8 horas en una toma de 10 A. Es posible acortar el tiempo de carga a 2,3 horas usando el cargador de 7,2 kW en un toma de 32 A.
  • Además del modo gasolina, habilita diferentes modos de conducción para favorecer el rendimiento del sistema:
  • Modo eléctrico. Concede autonomía teórica media de 44 kilómetros
  • Modo híbrido automático. Distribuye el trabajo entre el motor de gasolina y el eléctrico en busca de la eficiencia.
  • Modo Sport. Suma el esfuerzo de ambos motores.
  • Modo Sport+. Acentúa los efectos del modo anterior.
  • Es un coche de una conducción claramente deportiva, que, pese a su peso por su carácter híbrido, consigue excelente nivel de agilidad.

¿El precio?

El Porsche Cayenne E-Hybrid salió a la venta en España con un precio de 93 309 euros. El hecho de que por ser híbrido escapa al impuesto de matriculación, lo acerca al Cayenne de gasolina.

El Porsche Cayenne E-Hybrid va camino de transformarse en el SUV más vendido, la mejor alternativa a todos sus rivales del mismo estilo. Un argumento más de la marca que muestra que no necesita diésel para ser líder en el mercado.