Porsche 718 T, con ‘T’ de Touring y muy equipado a nivel dinámico

Enrique Canivell · 19 diciembre, 2018
Los Porsche 718 T cuentan con una estética exterior más deportiva por las grandes llantas de 20" y la suspensión rebajada, así como un habitáculo sofisticado y orientado a la conducción, y una serie de elementos mecánicos y electrónicos que mejoran el comportamiento dinámico

La firma de Stuttgart nunca deja de ofrecer variantes distintas de sus deportivos. Así, los Porsche 718, tanto el Cayman (cupé) como el Boxster (descapotable), reciben una serie de elementos orientados a la conducción y un interior más purista. Esta nueva versión la bautiza la marca alemana como Porsche 718 T.

Exterior de los Porsche 718 T

Ya sea como roadster o con techo cerrado, la carrocería de los Porsche 718 T descansa en una posición 20 milímetros más baja, lo que realza más si cabe las enormes llantas de 20″ en gris titanio brillante.

Porsche 718 T: trasera
Trasera del Porsche 718 T.

Además, se distinguen de la gama estándar gracias a las carcasas de los retrovisores en gris ágata y rayas grises localizadas por encima de las taloneras, en las cuales aparece inscrito ‘718 Boxster T’ o ‘718 Cayman T’.

Interior del Porsche 718 T

En el habitáculo de los Porsche 718 se respira deportividad por los cuatro costados. El rojo toma protagonismo en cinturones de seguridad y una palanca de cambios –más corta– cuyo esquema luce en este color, así como en las costuras que recorren los asientos, alfombrillas, consola central, puertas y salpicadero.

Porsche 718 T: interior
Interior del Porsche 718 T.

Los asientos, en cuyo reposacabezas está inscrito ‘718’ en el citado tono, son de un corte muy deportivo, para garantizar la sujeción del cuerpo en conducción deportiva; el centro está tapizado en negro Sport-Tex, un material que es muy atractivo a la vista y al tacto, como sucede con el volante.

El sistema de infoentretenimiento se sustituye por un compartimiento para reducir el peso; si no se quiere renunciar a él, se puede pedir sin coste adicional.

Equipamiento muy dinámico

Los Porsche 718 T, como destacábamos al principio, reciben una serie de mejoras orientadas a la deportividad:

  • Chasis deportivo PASM: disponible por primera vez con el motor 2.0, disminuya la altura de la carrocería en 20 milímetros para rebajar el centro de gravedad.
  • Porsche Torque Vectoring (PTV): para distribuir la potencia entre la rueda interior y exterior del eje trasero y, de ser necesario, incluso aplicar moderadamente el freno a la rueda interior y, así, mantener la trayectoria corrigiendo el subviraje.
  • Diferencial autoblocante mecánico: para evitar que la potencia se pierda por la rueda interior –la exterior empujaría menos– ante las pérdidas de tracción.
  • Soportes activos de transmisión Porsche Active Drivetrain Mounts (PADM): para minimizar vibraciones y oscilaciones del conjunto motor-cambio y, de esta manera, mejorar la precisión y la estabilidad en cambios de dirección y curvas rápidas; ello sin afectar al confort en carreteras bacheadas.

Motor y transmisión de los Porsche 718 T

El propulsor –colocado en posición central-trasera longitudinal– de los Porsche 718 T es exclusivamente el cuatro cilindros bóxer turbo de 2,0 litros, que desarrolla 300 CV a 6 500 rpm –puede estirarse hasta las 7 500 rpm– y un par máximo de 380 Nm desde 2 000 rpm aproximadamente hasta 4 500 rpm. Así, se trata de un motor prácticamente lleno en todo el régimen y que apenas tiene turbolag.

Gracias al mayor peso que recae sobre las ruedas motrices –las traseras– la aceleración de 0 a 100 km/h es de 5,1 segundos con la caja manual de 6 velocidades o de 4,7 segundos con el cambio automático PDK de doble embrague y 7 marchas, que en el Porsche 718 T viene aparejado al paquete Sport Chrono, con el que se ganan un par de décimas en esta maniobra.

El paquete Sport Chrono cuenta con cuatro modos de conducción que se pueden seleccionar desde el volante y que varían diferentes parámetros para mejorar las prestaciones y el comportamiento dinámico:

  • Normal.
  • Sport: cambia la gestión del motor, mejora la respuesta del acelerador e incluye la función automática de doble embrague en las retenciones.
  • Sport Plus: a lo que hace el modo Sport se suma el que emplea una configuración más deportiva del control de estabilidad Active Stability Management (PASM) y de los soportes activos de transmisión Porsche Active Drivetrain Mounts (PADM).
  • Individual: configurable al gusto del conductor.

Con el PDK también están disponibles las funciones Launch Control y Sport Response.

Precios de los Porsche 718 T

Según Porsche, el cliente puede ahorrar entre un 5 % y 10% si configurara un 718 estándar con los mismos elementos de los que goza este este modelo. Así, los precios de salida para los Porsche 718 T son:

  • Porsche 718 Cayman T: 70 863 euros.
  • Porsche 718 Cayman Boxster T: 73 086 euros.