Peugeot 508 SW

Francisco María García · 15 diciembre, 2018
Peugeot presenta esta berlina familiar de gran tamaño, que incluye un espacioso maletero, una renovada estética de estilo "shooting brakes" y tecnología de visión por infrarrojos para detectar peatones o animales en la carretera.

La berlina con carrocería familiar característica de esta marca francesa vuelve para competir en el segmento D.
El Peugeot 508 SW es sin duda un punto medio entre lo maduro y lo deportivo.

La revisión de este coche mantuvo algunos elementos estéticos propios de este icónico vehículo. No obstante, las mejoras son sustanciales a nivel de tecnología y diseño. Así, destacan sus diferencias frente a la versión GT.

Diseño exterior

En el Peugeot 508 SW, el voladizo trasero es eliminado con la finalidad habilitar un portón grande electrificado. Este sirve de acceso a un maletero más espacioso, la cual le da la utilidad familiar al coche. A pesar de esto, la carrocería mantiene cierto aire de coche deportivo.

La óptica es uno de los elementos más revolucionarios de este conocido vehículo. En él se ha implementado la iluminación tridimensional con LED. Estos son paneles transparentes que han sido soldados con láser.

Podríamos definir a este vehículo como un coche grande con esencia de compacto. Esto no solo se comprueba en su estética, sino también en su maniobrabilidad. El estilo estético que le inspira se le conoce como shooting brakes. Su techo en caída guarda similitud con los del Mercedes CLA Shooting Brake.

Vista delantera Peugeot 508 SW del año 2018

Diseño interior

Lo primero que hay que resaltar del habitáculo es su amplia capacidad de carga: 530 litros. No obstante, en comparación con su antecesor esto significa la pérdida de 30 litros. El diseño interior es más práctico que estético, manteniendo ciertas características deportivas.

El equipamiento del nuevo 508 se fundamenta en el sistema i-Cockpit. Bajo este concepto, los aditamentos digitales suelen verse por encima del volante.
La pantalla de info-entretenimiento puede ser de o 10 pulgadas dependiendo del modelo seleccionado. Por su parte, los indicadores se visualizan en una pantalla de 12,5. El conductor podrá acceder fácilmente a toda la información.

Lo mejor de esta berlina es que trabaja con cámara de infrarrojos y tecnología night vision. Este implemento de seguridad permite detectar a kilómetros la presencia de peatones o animales. El automóvil también cuenta con asistente para aparcar y regulador de velocidad, entre otros asistentes.

La experiencia es bastante completa gracias a sus asientos AGR y su sistema de sonido HI-FOI Focal. La conectividad también está asegurada en el Peugeot 508 SW. El sistema de navegación 3D es compatible con MirrorLink, Android Auto y Apple CarPlay.

Perfil del Peugeot 508 SW año 2018

Motorizaciones y comportamiento dinámico

En principio, se ofertará en concesionario las dos presentaciones más potentes. Nos referimos al de gasolina PureTech de 225 CV y el bloque de diésel 2.0 BlueHDi 180 Cv. Estos dos vienen asociados con cambios automáticos EAT8 (ocho velocidades), pero con el tiempo se lanzarán otras motorizaciones alternativas.

De hecho, en el 2019 veremos un segundo motor a gasolina PureTech de 180 Cv. También se vienen dos motorizaciones de diésel: Ambos BlueHDi de 130 y 160 Cv respectivamente. Casi todos están asociados a una caja automática de ocho velocidades, salvo el BlueHDi de 130 cv.

El Peugeot 508 SW también tendrá una versión hibrida enchufable que saldrá al mercado entre marzo y abril del 2019. El problema es que su autonomía por carga es de apenas 50 kilómetros con batería eléctrica.

Precio del Peugeot 508 SW

Interior del peugeot 508 SW del año 2018

Ya se conocen los precios del nuevo Peugeot 508 SW. Lo cierto es que el valor en mercado dependerá como siempre de la línea escogida por el comprador. Recordemos que este automóvil se vende en cuatro acabados: Active. Business Line, Allure y el exclusivo GT Line:

  • El precio de partida para la first edition es de  27 250 euros. Este coste corresponde al acabado más barato que es el Active. Entre tanto, el modelo más costoso es el GT Line, el cual asciende a los 41 900 euros.
  • En el medio encontramos una amplia gama de colores y acabados adaptados a las necesidades de cada conductor. Incluso algunos acabados del GT Line pueden encontrarse entre los 34 000 y los 37 000 euros. Todos estos precios son vigentes para España.

El fabricante apunta a que el Peugeot 508 SW sea un coche Premium. Por eso es publicitado como una propuesta familiar de alta gama. Pocos coches nos permitirán llevar a toda la familia sintiendo que conducimos un deportivo. Alta tecnología, elegancia y espacio definen a este nuevo competidor del segmento D.

La marca del león sigue evolucionando y sus modelos nos siguen sorprendiendo. El lema de Peugeot sigue siendo el de calidad y evolución a un precio moderado.