Opel Combo

31 mayo, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el ingeniero mecánico David Sánchez Vicente
La furgoneta pequeña de Opel es una buena apuesta, tanto para viajes como para uso laboral, cuenta con dos versiones diferenciadas por el uso al que este destinada, y su precio la hace más que competitiva en el mercado

El Opel Combo es otro de los vehículos comerciales de transporte de mercancías diseñado y comercializado por la firma alemana Opel. El modelo, completamente renovado, poco tiene que ver con sus versiones anteriores.

El exterior de la Opel Combo

La Opel Combo es un modelo de vehículo comercial para transporte de mercancías con unas características bastante similares a la Doblò de Fiat.

Sin embargo, aunque las diferencias con el vehículo italiano son muy escasas, a pesar de lo cual, Opel asegura que su modelo tiene su propio nicho de mercado. Hay dos razones que cimentan este argumento para Opel: su buena imagen de marca y su servicio postventa.

Lo primero que hay que saber sobre la Opel Combo es que se trata de un vehículo comercial ligero que podremos escoger en dos configuraciones básicas. Por un lado, esta la versión puramente comercial, denominada Cargo, y para pasajeros, a la que Opel llama Tour. Esta variante puede tener plazas para cinco o para siete pasajeros.

Además, dependiendo de las versiones, podremos escoger entre dos longitudes de batallas diferentes -de 2,75 y 3,11 metros-, y dos alturas -de 1,85 y 2,10 metros-. El techo alto solo lo podremos equipar, eso sí, junto con los vehículos de batalla corta.

En su versión de uso profesional, el Opel Combo es una furgoneta blanca más, y poco se puede decir de su diseño exterior. Sin embargo, en su versión de pasajeros, los diseñadores de Opel han conseguido un vehículo que, si bien es perfectamente identificable como furgoneta, tiene un diseño que no desagradará a aquellos compradores que estén dudando entre este vehículo y otro rival que no tenga una versión comercial.

El interior de la Opel Combo

Lo primero que hay que decir es que las diferencias entre ambas versiones, Cargo y Tour, son importantes. Los materiales y guarnecidos empleados son diferentes, y en la versión Tour casi llegamos a pensar que estamos en un monovolumen diseñado para el transporte de pasajeros.

Imagen interior del Opel Combo.

Sin embargo, la versión Cargo resulta a la vista algo descuidada y tosca. El volante está fabricado en un plástico ligeramente rugoso, y los plásticos blandos no abundan, precisamente. Además, el cuadro de mandos es extremadamente simple, y cuenta con una pantalla central monocroma que no nos ofrece mucha información.

Ahora bien, hay que entender lo que es un vehículo comercial. Este tipo de modelos están hechos y pensados para ser eficaces y funcionales, no para resultar vistosos. Desde esa perspectiva, estos fallos pierden importancia.

De echo, perderían más importancia aún si por dentro nos encontráramos con detalles que nos hicieran pensar que efectivamente el vehículo ha sido pensado para un uso profesional. Aunque hay elementos que lo sugieren, no son tantos como para darnos por satisfechos.

Respecto al puesto de conducción, hay que decir que el volante es regulable en altura y profundidad en todas las versiones. Por su parte, los asientos básicos permiten salir y entrar del habitáculo con facilidad. Esto se agradece cuando se realiza esta operación muchas veces al día, pero no tanto cuando se transita por una carretera de curvas.

Los motores de la Opel Combo

El Opel Combo podrá contar desde el mismo momento de su comercialización con una gama de motores bastante extensa. En concreto, serán seis los motores disponibles, entre diésel, gasolina y una versión de gas natural comprimido.

Nueva Opel Combo.

Además, hay que saber que todos los motores se podrán escoger en su versión más eficiente, denominada por Opel ecoFLEX. Esta tecnología, además de algunas otras medidas, incluye el sistema de parada y arranque automático del motor Start/Stop.

En lo referente al rango de los motores diesel nos encontramos con cuatro opciones. En primer lugar, el ya comentado 1.3 CDTI de 90 CV, con 4,8 litros de consumo medio. Después está el 1.6 CDTI de 90 CV, con 5,6 litros, y el 1.6 CDTI de 105 CV, también con 5,6 litros.

Por último, encontramos el 2.0 CDTI con 135 CV, que tiene un consumo de 6 litros por cada 100 kilómetros. Todos estos datos se ven mejorados entre una y dos décimas si optamos por las versiones ecoFLEX.

Los precios de la Opel Combo

Incluyendo el IVA y el impuesto de matriculación, podemos encontrar una extensa gama de precios para la Opel Combo. Como opción más económica está la versión 1.4 de 95 CV, por un precio muy cercano a los 15 000 euros. Ascendiendo por la gama, llegamos al modelo más costos, con el motor 2.0 de 135 CV, por un precio de 22 375 euros.