Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán, la berlina AMG de acceso

Enrique Canivell · 29 marzo, 2019
El Mercedes AMG A 35 4MATIC Sedán es una vehículo elegante y deportivo a partes iguales... ¡Es ideal para combinar conducción deportiva y viajes largos!

La firma de la estrella tiene una gama sumamente amplia, y es que hay modelos para todos los gustos. En el caso que nos ataña, el Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán es la propuesta de acceso entre las berlinas de altas prestaciones de la marca alemana. Eso sí, está basado en un compacto del segmento C, que no es otro que el Mercedes-AMG A 35 4MATIC, con el que comparte plataforma y componentes.

Según la marca, esta variante del Mercedes Clase A Sedán –que lo cierto es que se parece bastante al Mercedes CLA 2019– va dirigida a un público juvenil. Pero que al mismo tiempo busca un coche para viajar, potente, espacioso por dentro y con un amplio maletero, que en este caso es de 420 litros en lugar de los 370 litros de su hermano hatchback.

Estética del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán

Evidentemente, por delante se puede decir que el Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán es prácticamente calcado al compacto del que deriva. Pero es cierto que, al menos por las fotos que ha facilitado la marca, la estética es algo más elegante. Ello se observa en la rejilla metálica de la calandra y entrada de aire inferior, y en los cromados de la parte baja, que no están oscurecidas. 

Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán: trasera
Trasera del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán.

El cromado alrededor de las ventanillas revela que es una propuesta más elegante.

En la zaga la diferencia es evidente por tratarse de una carrocería diferente a la del Mercedes Clase A 2018. Pero es que tampoco hay ni rastro del llamativo spoiler trasero de la versión AMG A 35 del compacto, sino más bien un lip o labio encima de la tapa del maletero.

Interior del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán

El interior del Mercedes-AMG A35 4MATIC Sedán es muy parecido, como no podía ser de otra forma, al de su hermano. Al menos en el diseño estructural y en la calidad de los materiales parece igual, con tapizados blandos por todos lados y una moderna propuesta tecnológica con pantallas ‘flotantes’. 

Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán: interior
Interior del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán.

Además, este estilo futurista se combina al mismo tiempo con unas salidas de ventilación tipo turbina que le dan un toque retro. El volante lleva una parte en cuero perforado en vez de piel vuelta, que está más destinada a un uso muy deportivo por su agarre en lugar de trayectos largos por carretera.

Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán: asientos
Asientos del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán.

En los interiores deportivos suelen llamar la atención los asientos con estética tipo baquet, pero en este caso pasan más desapercibidos por las luces de neón azules de las fotos, que lo cierto es que dan ese toque juvenil sin caer en una iluminación como la del fenómeno tuning de antaño.

Motor del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán

El propulsor del Mercedes-AMG A 35 4MATIC Sedán es el de acceso a la gama AMG, por lo que está algo ‘capado’. Si es que se puede decir eso de un 4 cilindros en línea de 2,0 litros turboalimentado –de inyección directa– que desarrolla 306 CV a 5800 rpm y 400 Nm entre 3000 y 4000 rpm. Claro que se espera que el próximo A45 pase con este bloque de los 400 CV…

Asociado a la tracción total 4MATIC y a una rápida transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades, esta berlina compacta consigue acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos.

Precio todavía por confirmar

De lo que no se tienen datos es del precio, aunque podemos tomar como referencia los 57 675 euros de los que parte su hermano hatchback y añadirle los poco más de 1300 euros que tiene de sobreprecio la carrocería tipo berlina entre versiones equivalentes en motor, transmisión y tracción. Así, se podría estimar un precio aproximado de 59 000 euros en adelante.