Mahindra Roxor, un diseño polémico y familiar

· 16 octubre, 2018
Si hay algo que no gusta en el mercado europeo son las copias baratas, y eso es lo que es nuestro protagonista ha hecho, ha copiado descaradamente las líneas del mítico Jeep CJ-7 americano; no creo que lo veamos muchos por nuestras calles porque será fabricado y distribuido solo en América

La marca india ha evolucionado notablemente en los últimos años con modelos como el JUV100, un pequeño SUV muy económico o el XUV500, un magnífico 4×4. Pero toda esa reputación que estaba consiguiendo la echan a perder con cosas como esta: el nuevo Mahindra Roxor.

Si dejamos de lado el tema estético y las y el hecho de que se trate de una copia de un modelo de éxito, lo cierto es que el Mahindra Roxor es una buena alternativa para quien necesite unas cualidades todoterreno extremas y no disponga de mucho presupuesto.

Diseño exterior del Mahindra Roxor

La línea es totalmente Jeep, pero sin esa clase que caracteriza al modelo americano. Las formas y las proporciones son muy parecidas pero el resultado final es mucho menos atractivo.

Los focos redondos y unos guardabarros saltones son lo más llamativo del frontal, pero la forma de la parrilla no le favorece, aunque, como siempre pasa en estos casos, es cuestión de gustos.

Las barras antivuelco y la falta de parabrisas limitan mucho su uso en el día a día, pero le convierten en una herramienta de trabajo estupenda para zonas rurales. No esperes encontrar ni puertas ni nada que te proteja de las inclemencias, es como ir en un buggy.

En la parte trasera tampoco han intentado ocultar las intenciones de parecerse al CJ-7, con unos pilotos diminutos y una caja muy útil para meter los bártulos. Parece un coche que puedas montar y desmontar con un destornillador sin problemas, todas las piezas son sencillas y accesibles.

Diseño interior y habitabilidad

Pocas cosas se van a estropear en el interior de un Mahindra Roxor. No hay nada más que un panel plano de muy calidad, un reloj con la información básica y varios botones. Si lo piensas bien, todo lo que sea sencillez en este tipo de coches es algo positivo, ya que suele ser sinónimo de robustez.

Las dos plazas disponibles son lo suficientemente amplias para ir cómodo, aunque un poco más de sujeción lateral no hubiera venido mal si tenemos en cuenta el uso que se le va a dar a este coche. Parece que estés sentado en un coche con medio siglo a sus espaldas…

Motores y dinámica

El motor es otra de las características que delatan la escasa inversión e innovación que hay detrás de este Mahindra Roxor. Cuenta con un solo bloque de 2,5 litros diésel que rinde la ridícula potencia de 63 caballos.

No, no estás leyendo sobre un coche diésel de los años 80, se trata de un modelo completamente nuevo. Aun así, es una potencia suficiente para mover al pequeño todoterreno sin demasiados problemas, siempre que no entremos en autovías o autopistas, donde sufrirá como pez fuera del agua.

Está disponible con cambio manual de cinco velocidades, pero más adelante también contará con una automática, una opción que no parece muy apetecible con semejante cifra de potencia y con el nivel de tecnología de la marca.

Precio

Parte de 15 549 dólares con el acabado más básico, un precio mucho más competitivo que el de un Jeep. Sus 3,75 metros están diseñados para realizar offroad sin contemplaciones, pero tenemos la duda de si sus componentes serán lo suficientemente fuertes para aguantar un trato semejante.

La estética corre a su favor, pero cuesta quitarse de la cabeza que es una copia barata de otro coche. Bajo nuestro punto de vista, si no te puedes permitirte un Jeep, un Suzuki Jimmy es un coche ideal para quien necesite un coche pequeño con ciertas capacidades todoterreno y es mucho más cómodo y está mejor equipado que el Roxor.