Lotus Evora GT410 Sport: evolución técnica

Aligerado y con un punto extra de potencia, este exclusivo modelo permite la posibilidad de disfrutar de un deportivo con todas las letras junto a una configuración de cupé 2+2

Situado por encima del 400, el Lotus Evora GT410 Sport es una evolución del Evora 410. A simple vista parecen el mismo coche con diferentes acabados, pero que la estética no te lleve a error, las diferencias entre ambos son considerables.

En su aparición, se convirtió en el Lotus de calle más potente jamás creado, aunque la corona le duró muy poco, ya que a los pocos meses aparecieron el GT430 Sport y el magnífico 3-Eleven.

Lo cierto es que para la mayor parte del público, este modelo puede ser uno de los más equilibrados de la marca si tenemos en cuenta la potencia, el equipamiento tecnológico y mecánico, y el precio, por no hablar de la exclusividad. Nos atrevemos a decir que no has visto ninguno por la calle, a pesar de llevar más de un año en el mercado.

Lotus Evora GT410 Sport: lateral
Lateral del Lotus Evora GT410 Sport.

Los circuitos de toda Europa están llenos de sus hermanos pequeños, el Exige Sport 350 y el Elise, modelos más económicos y no menos divertidos que nuestro protagonista. Pero es cierto que el uso de un Elise se reduce a unas tandas en circuito; si tienes la osadía de meterlo en una gran ciudad notarás en tu columna cada una de las alcantarillas que pises.

El Lotus Evora GT410 Sport combina a la perfección la radicalidad en pista de un Elise con el confort y comodidades de un cupé deportivo, por lo que el abanico de clientes potenciales crece considerablemente.

Diseño de Lotus Evora GT410 Sport

Estéticamente poco cambia respecto al Lotus Evora 400 normal, mantiene esa imagen fluida y desafiante en la parte delantera, con unos preciosos bajos con grandes entradas de aire.

La parte trasera es mucho más Lotus que la delantera, con las formas radicales y extravagantes que tan bien le han funcionado a la marca británica. Los pilotos traseros, pequeños y redondos, son una de las pocas características que la marca respeta modelo tras modelo.

Lotus Evora GT410 Sport: interior
Interior del Lotus Evora GT410 Sport.

El interior cuenta con una mezcla entre alcántara y piel muy deportiva, evidencia de los esfuerzos de la marca por reducir peso en cada componente del coche. Opcionalmente, podremos configurar nuestro GT410 Sport con dos pequeñas plazas traseras, para formar así un 2+2, utilizables solo por niños o como extensión del maletero.

Motor y dinámica

Una de las mejoras llevadas a cabo en este Lotus Evora GT410 Sport es el peso. Se ha llevado a cabo una dieta muy estricta desde el modelo de serie y ha conseguido parar la báscula en 1 279 kilogramos. Un dato que no está nada mal, pero que se puede mejorar con una serie de opciones que ofrece la marca.

Dichas opciones de reducción de peso constan de un sistema de escape fabricado en titanio y unos amortiguadores ajustables Öhlins TTX de aluminio. Juntos consiguen una rebaja de 23 kilogramos, que, aunque te parezca irrisorio, se pueden notar con en un circuito con un cronómetro en mano.

Lotus Evora GT410 Sport: trasera
Trasera del Lotus Evora GT410 Sport.

El motor central, la ligereza y la efectividad de sus suspensiones son la clave del buen hacer del GT410 en circuito. El motor ha sido retocado respecto al 400; también cuenta con el fantástico motor de 3,5 litros V6 turboalimentado de origen Toyota, pero con una potencia ligeramente aumentada hasta los 416 CV.

El par máximo es de 420 Nm a 3 500 rpm, responsable de que este deportivo acelere de 0 a 100 km/h en solo 4,2 segundos y alcance los 305 km/h. Las diferencias prestacionales respecto al 400 estándar son pocas, pero la efectividad en circuito se ha mejorado considerablemente gracias a las nuevas suspensiones y la reducción de peso.

Los tiempos que consigue en circuito están a la altura de deportivos mucho más costosos que este Lotus, y es que pocas marcas saben radicalizar tanto los vehículos como la firma inglesa. No le hace falta más potencia, el equilibrio del coche permite un paso por curva a una velocidad endiablada.

Precio

Parte de 121 913 €, 12 000€ más costoso que el 400. En nuestra opinión, a no ser que seas de los que busca reducir cada milésima de segundo en un circuito, para disfrutar de unas tandas esporádicamente, apenas notarás la diferencia y podrás gastarte esa diferencia en gomas, el mayor gasto del propietario de todo un Lotus.

Te puede gustar