Nuevo Kia ProCeed 2019

· 27 septiembre, 2018
Las novedades en el Kia ProCeed 2019 van mucho más allá de la eliminación definitiva del apóstrofe dentro de la nomenclatura del modelo, se trata de un coche con elementos futuristas, de silueta alargada y baja altura; su aspecto es robusto con inclinaciones deportivas.

Para la primavera de 2019 está prevista la llegada de una nueva carrocería con un estilo rompedor dentro de la gama del modelo. Se trata del Kia ProCeed 2019, un familiar coupé, o lo que vendría a ser un Shooting brake.

Con este lanzamiento serán tres las opciones en cuanto estilos y diseños a disposición de los conductores. (Las otras dos son un hatchback de cinco puertas y una sportwagon).

Durante un tiempo se especuló que la tercera versión pudiese tratarse de un compacto de tres puertas. Sin embargo, debido a su falta de practicidad, estos coches han venido perdiendo progresivamente interés entre el público y los responsables de Kia optaron por no luchar contra la tendencia.

Diseño exterior

En la parte frontal, los cambios son puntuales. Mantiene la tradicional parrilla Kia, así como las tomas de aire inferiores (paralelas a los pasos de rueda) y la forma del parabrisas. Apenas se añade un nuevo diseño para las luces antiniebla.

En la retaguardia las diferencias sí son evidentes. Destaca a primera vista la inclinación de la luneta posterior, que se ve coronada por un alerón superior que se asemeja a una extensión del techo.

Siguiendo con los cambios y novedades, también se estrena un nuevo paragolpes con salidas de aires que dan la impresión de ser una prolongación de los pasos de rueda posteriores.

Las luces de freno presentan  un renovado diseño triangular. Van unidas por una fina franja lumínica que atraviesa todo el portón trasero y debajo del cual va inscrito el nombre del coche; todo ello coronado por sendas salidas de escape doble para resaltar su capacidad sport.

Diseño interior

La línea exterior del ProCeed 2019, con su baja altura, silueta chata y luna inclinada en su parte posterior, da a entender que se trata de un coche de espacio reducido. Pero dentro del habitáculo no ocurre tal cosa.

Interior del Kia Proceed.

La fila de asientos traseros cuenta con espacio suficiente para que tres pasajeros de tallas medias se instalen. La amplitud y la comodidad están garantizadas; esto se consigue gracias a que la banqueta fue colocada a una altura menor en comparación con otros modelos del segmento.

El maletero ofrece 594 litros para equipajes. Apenas seis centímetros menos respecto a la versión sportwagon y casi 200 adicionales en comparación con la hatchback.

Además, desde una práctica palanca ubicada en el propio maletero se puede abatir total o parcialmente la segunda fila de asientos para disponer de una mayor capacidad de carga.

Los puestos delanteros cuentan con unas butacas de diseño deportivo. Un carácter que se ve reafirmado por una tapicería en negro que abarca hasta el techo; también por un volante de dibujo chato en su base.

El equipamiento de serie es elevado, destacando una pantalla táctil flotante de siete u ocho pulgadas según acabado. Con sistema de navegación TomTom y equipo de sonido JBL Premium.

Diseño del Kia Proceed.

Mecánica

Las opciones para hacer rodar al nuevo Kia ProCeed 2019 son tres motores a gasolina T-GDi turbo de 120, 140 o 204 CV respectivamente. Igualmente está disponible con un propulsor diésel CDRi de 136 con 136 caballos de potencia.

Las versiones más pequeñas combinan con una caja de cambios manual de seis relaciones. La versión más potente equipa de manera opcional transmisión automática de siete relaciones y doble embrague.

Kia ProCeed 2019: divertido y pretencioso

El comportamiento dinámico de la última apuesta de la firma de Seúl eleva al máximo la diversión de la conducción por vías llenas de curvas; manteniendo al mismo tiempo altos estándares de seguridad para salvaguardar a sus ocupantes.

Más elevado también se espera sea el precio de salida de esta versión que, en principio, solo estará en los mercados en acabados GT Line y GT.

Se trata de un modelo que además pretende competir no solo contra sus rivales ‘naturales’ (Renault Mégane, Volkswagen Golf o el Opel Astra, entre otros). También con coches de marcas Premium, como el Mercedes CLA Shooting Brake.