Kia Pro_cee’d, especie en peligro de extinción

Los compactos de tres puertas son cada vez menos populares entre el público, pero este modelo coreano no deja indiferente a nadie por su diferenciada estética y una relación calidad-precio muy lograda por su comportamiento dinámico y un interior bien resuelto

Cada vez son más las marcas que están prescindiendo de sus compactos deportivos de tres puertas, y es que el mercado está cambiando y el número de ventas de este tipo de vehículos cada vez es menor. Aun así, la marca coreana mantiene su Kia Pro_cee’d en buena forma y está consiguiendo un volumen de ventas respetable.

Nacido en 2013, vino al mercado para rivalizar con modelos como el Opel Astra GTC o el Seat León SC, aunque poco a poco sus rivales van siendo menos numerosos. Esperemos que este tipo de vehículos deportivos y juveniles aguanten la tormenta.

Diseño del Kia Pro_cee’d

Este es uno de los aspectos más importantes para quien busca un coche de estas características, y el Kia Pro_cee’d no defrauda. A diferencia de lo que ocurre con otros modelos, donde el único cambio que encontramos está en el número de puertas, la silueta entera de nuestro protagonista es diferente.

La vista delantera es la más parecida a la del modelo con cinco puertas, pero una serie de detalles, como las luces antiniebla y los faldones, nos dejan entrever que estamos ante una versión especial del Cee’d. La parte interior de los focos, la parrilla y la zonas que rodean los antinieblas presentan un bonito acabado en negro brillante.

Kia Pro_cee'd GT: lateral
Lateral del Kia Pro_cee’d GT.

Si la que tenemos delante es la versión GT, además de unos faldones más agresivos, unas llantas específicas y una línea roja muy al estilo GTI, presumirás de una de las estéticas más radicales y trabajadas dentro de los compactos de corte deportivo.

Si echamos un vistazo al lateral del coche, lo primero que notaremos es la altura del vehículo, ya que es cuatro centímetros más bajo que su hermano de cinco puertas, y esa diferencia se nota mucho a simple vista. El diseño que han dado a la parte lateral trasera está muy conseguido, con un ensanchamiento a la altura de la cintura que le otorga una imagen muy deportiva.

La trasera del Kia Pro_cee’d es totalmente específica, con unos pilotos de pequeño formato insertados en las caderas que forma la carrocería y un paragolpes con detalles en negro que le dan al coreano un aspecto muy diferente.

Kia Pro_cee'd GT: trasera
Trasera del Kia Pro_cee’d GT.

Interior

Las plazas delanteras están tan bien resueltas como las del Cee’d de cinco puertas, con un salpicadero que cuenta con una gran cantidad de botones, a pesar de su pantalla táctil multifunción. Todo está en su sitio, excepto la pantalla, que debería estar un poco más arriba para facilitar su lectura en marcha.

Los asientos son cómodos y sujetan bastante bien el cuerpo, y más si optas por el Kia Pro_cee’d GT, que cuenta con unos magníficos asientos deportivos, necesarios para sujetar el cuerpo con una gran potencia disponible bajo el pie derecho.

El espacio en las plazas traseras es muy bueno: pierde espacio respecto al modelo de cinco puertas, pero dos adultos viajarán sin echar de menos unos centímetros de más. La calidad en los materiales del interior está muy lograda y da sensación de robustez.

El volumen del maletero es de 380 litros, una cifra en la media del segmento, suficiente para el equipaje de cuatro personas y con unas formas muy regulares. La altura de carga queda un poco alta por las formas de la carrocería y su boca es un poco estrecha. Cosas del diseño.

Kia Pro_cee'd GT: interior
Interior del Kia Pro_cee’d GT.

Motores y dinámica

Uno de los puntos débiles del Cee’d de cinco puertas es su blanda suspensión, que está muy bien para un vehículo familiar, pero no tanto si lo que buscas es un compacto con cierto carácter deportivo. A la mayor dureza de la suspensión debemos añadir un centro de gravedad más bajo, gracias a la altura propia del coche y a una suspensión rebajada.

En carreteras amplias, como autovías o autopistas, el Kia Pro_cee’d se comporta muy neutro, con una estabilidad lineal muy buena, y una relación entre comodidad y rigidez óptima. A pesar de su apariencia, se trata de un gran rutero, capaz de afrontar largos viajes sin castigar a sus ocupantes.

En la versión GT, notaremos más aún la dureza de la suspensión, y sin ser incómodo, no es tan recomendable como sus hermanos de gama.

En zonas reviradas es donde saca a relucir sus dotes, con un paso por curva muy plano y directo. La dirección transmite mucha información y la palanca de cambios incita a jugar con ella, con unos recorridos cortos y muy precisos. Si aligeras el ritmo, las reacciones se mantienen muy nobles, con un ligero subviraje muy fácil de corregir.

Para pertenecer a la categoría que pertenece, tiene a disposición del cliente una variedad mecánica muy amplia, con cuatro motores de gasolina y tres diésel:

  • Gasolina: parte del básico 1.4 CVVT atmosférico de 100 CV de potencia, únicamente disponible con el acabado Concept. Por encima tenemos el bloque de un litro turboalimentado con dos niveles de potencia, 100 o 120 CV. Este último es uno de los más recomendables para el modelo. Como guinda del pastel, Kia equipa a su compacto con un 1.6 T-GDI turboalimentado de 204 CV, un auténtico GTI.
  • Diésel: con el 1.6 CRDI como único bloque disponible, nos dan a elegir entre dos niveles de potencia, 110 y 136 CV. Este último es la opción más vendida en nuestro país y la que mejor conjuga las prestaciones con el consumo.

Precio

Parte de los 17 650 € del 1.4 gasolina y acabado básico, hasta los 29 500 € del GT con sus 204 CV de potencia. Son precios muy ajustados para lo que ofrece este Kia, más aún si vemos los fabulosos descuentos con los que cuenta este modelo.

Lo tiene todo: estética atrevida, buenos motores y acabados, y un toque de exclusividad que no tienen muchos de sus rivales. ¿Será suficiente para mantener vivo a este segmento en decadencia?

Te puede gustar