Nuevo Kia k900

· 29 agosto, 2018
Kia sigue con su asalto al mercado europeo, esta vez en uno de los segmentos más clásicos en el viejo continente, el de las berlinas; con el Kia K900 el fabricante busca acercarse a modelos de la competencia premium

Kia ha estado promocionando su nuevo buque insignia para los amantes del lujo. El nuevo K900 es un punto de inflexión entre lo simple y lo complejo, ideal para los amantes del buen vivir. Probablemente pocos habitáculos sean tan personalizables como el de este vehículo.

Hasta hace pocos meses, el equipamiento técnico del Kia k900 era un secreto guardado con recelo por su propio fabricante. La idea era tomar por sorpresa a los creadores de sus competidores directos: el Audi A8, el Lexus SL y también el l BMW Serie 7.  En la actualidad se ha podido conocer más sobre este coche gama alta.

Diseño exterior

La exclusividad del Kia k900 puede verse en un detalle tan simple como su rejilla. Este recubrimiento frontal cuenta con 176 células, lo que anuncia el detalle con el que ha fabricado este espectacular coche.

Como berlina lujosa, su parte delantera es complementada con unos faros LED dúplex muy vistazos. Pero más allá de estos destellos de elegancia, este vehículo es bastante minimalista.

Diseño interior

No es mucho lo que se sabe sobre el habitáculo del lujoso Kia k900. No obstante, el fabricante ha dejado ver algunas imágenes que nos dan una idea del diseño interior de este automóvil.

Interior del Kia K900.

Recubierto de piel, madera e inserciones de metal, queda claro que este es un coche ‘premium’. Su exclusividad se delata con el reloj analogo Maurice Lacroix, en la consola central.

Su pantalla táctil para el info-entretenimiento mide 12,3 pulgadas y en él se pueden manipular todas las opciones de iluminación que tiene este coche.

Son 64 tonalidades de luz junto a siete temáticas, que nos permitirán crear el ambiente interno que deseemos. Con respecto a la seguridad, este automóvil lujoso cuenta con el Advanced Driver Assistance Systems (ADAS).

El Kia K900 también incorpora sensores de proximidad que alumbran los controles del conductor y otras partes del habitáculo. Todo parece estar dispuesto para marcar diferencias durante nuestro recorrido en la carretera. Personalización y personalidad son dos atributos que se pueden disfrutar en el confort de su habitáculo.

Motores y comportamiento

El Kia k900 también nos ofrece buenas opciones en materia de motorización. Hasta el momento se conoce la posibilidad de que existan dos motores que funcionarán con gasolina.

Diseño del nuevo Kia K900.

El primer motor a considerar sería el V6 de 3.3 litros de 365 cv, que ya habría sido colocado en su modelo antecesor.  El segundo es el potente V8 de 5.0 litros de 420 caballos de fuerza.

En el futuro se podrían anunciar otras alternativas con respecto a las motorizaciones, pero todavía existe poca información al respecto. El motor V6 es el mismo que se utilizó en el deportivo Stinger Fastback de la misma compañía. Cabe destacar que este motor estuvo en el listado de los 10 Mejores Motores de Ward.

Un aspecto clave del comportamiento dinámico de este modelo fue la decisión de alargar la distancia entre ejes. De hecho, este coche es un poco más grande que su antecesor y esas nuevas medidas contribuyeron a la mejora del equilibrio durante la conducción. La dirección es asistida y electromecánica, con ocho velocidades.

Básicamente, tenemos un coche de gran tamaño que responde muy bien al mando del conductor y que se mueve con facilidad y ligereza. Si tuviésemos que definir este producto englobando todos sus componentes, la palabra adecuada sería ‘lujo’.

Precio

Aún no se conoce el valor oficial del Kia k900. Se sabe que su modelo antecesor tenia un coste como nuevo que ascendía a los 49 000 dólares.

Se espera que este coche supere un poco este límite debido a las amplias mejoras y detalles implementados. Lo cierto, es que el fabricante no tiene pensado colocar este producto de lujo en Europa. Los españoles no lo veríamos en los concesionarios.

Kia mantiene una línea de coches de bajo coste como su eje prioritario en Europa. La propia compañía no ve rentable ubicar este tipo de productos en el mercado europeo, dejándolo reservado solo para el mercado asiático y anglosajón. Su alto coste y la falta de un motor diésel impedirían su llegada a suelo español.

Sin embargo, las cosas suelen cambiar en el mercado automotriz. Más allá de esto, quienes quieran darse este lujo importarán este automóvil que es sinónimo de éxito personal. Habitáculo de lujo, frontal detallistas y suavidad en los cambios son el sello distintivo de la línea más opulenta de la marca coreana.