Kia Telluride 2019, el Kia más grande y lujoso hasta el momento

Juan · 8 febrero, 2019
El Kia Telluride se presenta como el Kia más lujoso y señorial de la historia; es un SUV enorme y americanizado que hará las delicias de muchas familias

Los fabricantes coreanos han dado pasos agigantados en los últimos años. De vender coches económicos y de dudosa calidad han pasado a contar con productos como el nuevo Kia Telluride, un enorme SUV que se posiciona como el buque insignia de la marca. Con este coche reducen la brecha entre los considerado generalistas y los premium.

No hace falta preguntarse por qué se ha elegido el formato SUV en lugar de una gran berlina o un esbelto deportivo. Las ventas avalan la decisión, con este segmento al alza y con visos de no parar de aumentar.

Un SUV grande, lujoso y con un potente V6 son la carta de presentación del Kia más especial hasta la fecha.

Diseño contundente

En el plano estético, el Kia Telluride ha quedado muy equilibrado para tratarse de un coche de más de 5 metros de largo. Sus formas cuadradas, y hasta cierto punto conservadoras, recuerdan a las del SUV sueco por excelencia, el Volvo XC90. Más generalizado, podemos ver que el diseño del Telluride es contundente y macizo, con mucha chapa.

El frontal queda presidido por la característica parrilla de la marca, la cual está cromada al completo en lugar de solo el marco. Compartiendo protagonismo están las ópticas verticales, con tecnología Full-LED y una firma lumínica característica y llamativa.

No se conoce el tamaño exacto de sus ruedas, pero a tenor de las imágenes las llantas deben ser de al menos 20 pulgadas.

Kia Telluride: trasera
Trasera del Kia Telluride.

Lateralmente lo más destacable es el diseño del marco de las ventanillas y la moldura inferior de las puertas. Muy sencillo en esta vista. Por último, la zaga sí que rompe los esquemas con unas ópticas de gran tamaño y forma de boomerang, el difusor cromado y el nombre del modelo a lo largo de todo el portón.

Curioso el detalle del marco cromado de las ventanillas imitando el diseño de la parrilla frontal ‘tiger-nose‘.

El Kia Telluride y sus 8 plazas

Con unas dimensiones exteriores de tal calibre, el habitáculo presume de espacio suficiente para una familia numerosa. En su interior podrán sentarse cómodamente hasta ocho pasajeros, en plazas individuales repartidas en tres filas de asientos. Todos ellos cuentan con todo tipo de comodidades.

Sus formas son claras, modernas y sinceras. No hay nada superfluo: lo que se ve es lo que hay, y lo que hay es muy bueno. El nivel de calidad da un salto al frente. Se agradece que mantenga controles físicos para la climatización, mientras que la pantalla central de 10,25″ –no integrada– se sitúa a una altura correcta.

Kia Telluride: habitáculo
Habitáculo del Kia Telluride.

Tampoco se queda corto en cuanto al equipamiento, con calefacción y ventilación en asientos y volante, molduras de madera, climatización trizona, etc. Tecnológicamente viene cargado con las últimas novedades, como cámara de marcha atrás, asistente de pendientes y descenso, detector de ángulo muerto y tráfico cruzado… y muchas más.

Puede equipar un equipo de sonido Harman/Kardon con 10 altavoces y 630W, conexión para móviles Android e iOS y hasta 6 tomas de USB.

Apuesta todo a uno

En el apartado mecánico la firma coreana lo ha apostado todo a uno. Solo estará disponible con un único motor, una motorización que por su parte no se queda corta. Se trata de un motor V6 atmosférico de alta cilindrada –3,8 litros– y una potencia total de 295 CV.

El par motor se queda en unos escuetos 355 Nm dada la ausencia de cualquier tipo de sobrealimentación. Asociado a una caja de cambios automática de 8 velocidades, promete una rodadura suave y de gran calidad. Los coreanos se acercan cada vez más a los fabricantes premium, y el Kia Telluride es un claro ejemplo de ello.

Según el nivel de acabado puede equipar tracción delantera o tracción total.

Kia Telluride: plazas traseras

Grandes capacidades off-road

Gracias a su generosa altura libre al suelo, el Kia Telluride goza de capacidades off-road notables. Pese a ser un SUV y no un todoterreno al uso, cuenta con ayudas electrónicas que complementan su altura libre al suelo para llegar muy lejos fuera del asfalto. Comenzando por su suspensión, cuenta con amortiguadores autonivelantes.

Su sistema de tracción total cuenta con cuatro modos de conducción –Smart, Eco, Sport y Comfort– y puede llegar a repartir el par al 50:50 en ambos ejes. Por defecto, el reparto prioriza al eje delantero, con una relación de 80:20.

No llegará tan lejos como un Range Rover, pero por un una fracción del precio de este el Kia Telluride ofrece un buen rendimiento en este campo. Ha sido presentado en el Salón de Detroit, por lo que no se conocen precios ni cómo se articulará la gama.