Hyundai i30 N Project C: el más radical viene con fibra de carbono

Enrique Canivell · 16 septiembre, 2019
El Hyundai i30 N Project C es el coche más extremo y deportivo que ha diseñado la firma coreana en su historia. ¡No tiene nada que envidiar al VW Golf GTI!

Si bien las marcas coreanas vienen haciéndolo cada vez mejor, no deja de sorprender el lanzamiento de un compacto radical como el Hyundai i30 N Project C, una vuelta de tuerca al ya de por sí deportivo Hyundai i30 N. Esta versión es más baja y presenta una imagen todavía más agresiva junto a un peso más bajo, algo que se evidencia con la fibra de carbono.

Presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, se trata de una edición limitada para Europa de la que solo se fabricarán 600 unidades. Por otra parte, no se ha anunciado si habrá una variante Project C de la carrocería del Hyundai i30 N Fastback, pero sería todo un acierto dada la atractiva estética que propicia la caída de su techo.

En cualquier caso, quién iba a decir que, partiendo de un Hyundai i30, se iba a llegar a un modelo tan deportivo tanto por fuera como por dentro, y con una mecánica con prestaciones de sobra, sobre todo si nunca lo vas a meter en el circuito…

Fibra de carbono y aluminio para bajar peso

Esta es la primera vez que la firma asiática emplea piezas de plástico reforzadas con fibra de carbono (CFRP) y, más allá de los kilos que se ahorran, lo cierto es que visualmente dan un aspecto llamativo y racing al Hyundai i30 N Project C. El CFRP se emplea en los siguientes elementos:

  • Capó, 7,2 kilos más ligero.
  • Faldón delantero, solo 0,2 kilos extras a cambio de función aerodinámica.
  • Difusor trasero, que pesa 0,4 kilos menos.
  • Taloneras, cuyo ahorro suma un kilogramo.
  • Los respaldos de los baquets de Sabelt, que ahorran 15 kilos entre ambos y que, además, proporcionan mayor sujeción lateral y de hombros tanto a conductor como acompañante, al tiempo que proporcionan una postura de conducción más deportiva.
Trasera del Hyundai i30 N Project C
Trasera del Hyundai i30 N Project C.

Junto a lo anterior, el empleo del aluminio en los bujes de las ruedas traseras –que restan 4,7 kilos– y las llantas forjadas OZ Racing –que ahorran 22 kilogramos– contribuyen al ahorro de peso total de 50 kilos.

Diseño del Hyundai i30 N Project C

Los elementos anteriormente mencionados son suficientes como para hacer que el Hyundai i30 N Project C brille con luz propia. Sin embargo, se pueden resaltar algunos detalles del interior y del exterior que rematan un conjunto en el que se respira ambiente de competición.

Así, el cálido tejido Alcántara –visualmente atractivo y con mayor grip– cobra protagonismo al estar presente en el centro de los asientos y en el aro del volante, así como en el freno de mano o en el ‘pellejo’ de la palanca de cambios, cuyo pomo es de aluminio y presenta la forma de la cabeza de un pistón.

Toques en naranja, que crean contraste en el habitáculo, recorren botones, cinturones de seguridad, asientos, reposabrazos, freno de mano y el ‘pellejo’ de la caja manual.

Interior del Hyundai i30 N Project C
Interior del Hyundai i30 N Project C

Por fuera merece la pena resaltar el color naranja presente en las pinzas de freno, así como el color de la carrocería en gris mate oscuro.

Dinamismo del Hyundai i30 N Project C

A los 50 kilos de peso ahorrados, los cuales tendrán un apreciable efecto en el dinamismo porque algo más de la mitad estaban localizados –como masa no suspendida– en el conjunto llantas-bujes, se le suman otras modificaciones a nivel de suspensión y electrónica.

La carrocería descansa 6 milímetros más baja, mientras que el centro de gravedad es 8,8 milímetros más bajo, debido a un nueva calibración de los amortiguadores y unos muelles más cortos y duros.

En cuanto al motor, es el conocido 2,0 litros de 4 cilindros –turboalimentado y de inyección directa–  que desarrolla 275 CV de potencia y un par máximo de 378 Nm gracias al overboost. Desde luego que, en este sentido, no tiene mucho que envidiarle a un Volkswagen Golf GTI TCR de 290 CV.

También se han recalibrado específicamente los modos de conducción, con la selección Sport y N como los más dinámicos. El modo N es el más radical y está pensado para emplearse en el circuito, un lugar al que más de uno no se podrá resistir a llevar a esta bestia…

Nota: la marca coreana no ha facilitado todavía los precios del Hyundai i30 N Project C, pero las entregas se harán efectivas a final de año.