Ford Kuga, un SUV sencillo o lujoso

· 7 noviembre, 2018
Conoce las líneas de diseño y equipamiento de Ford para la actualización del Kuga, un vehículo que vino al mercado en pleno auge de los SUV y que parece haberse quedado algo por detrás de sus expectativas

El Ford Kuga es un SUV perteneciente al segmento C y producido por el mítico fabricante americano Ford. Es un coche de cinco plazas, cinco puertas y motor transversal; entre sus rivales encontramos al Honda CR-V, el Kia Sportage o el Volkswagen Tiguan.

La primera generación del Ford Kuga se comercializó del año 2008 al año 2012 y se fabricó compartiendo la plataforma C1 de Ford, al igual que turismos como el Ford Focus o Mazda 3. El primer Kuga venía con una caja de cambios manual y tracción delantera o en las cuatro ruedas; en el 2012 sufrió diversos cambios estéticos y tecnológicos.

La segunda generación del Kuga se produjo en la planta de Almussafes en Valencia y utilizó la plataforma ‘Global C’ del Ford Focus de tercera generación. Con un nuevo diseño exterior, Ford brinda un modelo global buscando convencer a un público amplio en Asia, América y Europa.

Exterior

El nuevo Kuga presenta unas medidas de 1,70 metros de altura, 4,52 metros de longitud y 1,84 metros de anchura, y da la opción de escoger llantas de aleación de hasta 19 pulgadas.

Su parte frontal es similar al Ford Mondeo, con una parrilla de forma hexagonal con el logotipo ovalado de la marca en el centro, faros delanteros alargados hasta los costados; ubicándose debajo de ellos los faros antiniebla de forma vertical. Su vista lateral es bastante estándar a la de los SUV’s de Ford y solo destacan las líneas a lo largo de las puertas que le dan un toque más desenfadado al conjunto.

En la parte posterior, su atractivo son los faros rediseñados que hacen notar sus voluminosas formas traseras además de un nuevo paragolpes. Para la carrocería se incluyen nuevos tonos: Guard Grey yCooper Pulse.

Interior

En su interior, el habitáculo es de un tamaño ‘normal’ siguiendo los diseños de algunos coches de Ford y brinda más ergonomía con acabados de mejor calidad para mayor comodidad de los ocupantes y el conductor.

Interior del nuevo Ford Kuga.

En el nuevo tablero ubicamos la consola central donde se encuentra una pantalla táctil multimedia de hasta ocho pulgadas que viene con el nuevo sistema Ford SYNC3, que incluye control mediante la voz. Además, es muy fácil de manejar y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Una de las grandes diferencias en comparación al anterior modelo del Kuga, es la reducción de la cantidad de botones; tiene el freno de mano eléctrico y gracias a su nuevo volante se obtiene una mejor posición para la conducción.

Acabados y Equipo

El Kuga ofrece cuatro distintos niveles de equipamiento: Trend, Titanium, ST-Line y Vignale.

El Trend cuenta con aire acondicionado, sistema de audio integrado, control y limitador de velocidad, volante multifunción forrado en piel, elevalunas eléctricos, faros antiniebla y espejos térmicos.

El nivel Titanium añade elementos como climatizador automático, sistema de audio con pantalla a color, sistema de acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia, sensores de aparcamiento traseros y retrovisores abatibles. También, incluye espejo interior fotosensible, encendido automático de luces y conexión Bluetooth y USB.

Diseño del nuevo Ford Kuga.

El ST-Line está dedicado a darle un aspecto más deportivo con asientos y volante acordes a la intención, tapizado de tela y piel e incluye asistente de aparcamiento automático con sensores delanteros y traseros. Además, monta llantas de aleación de diseño exclusivo para el acabado y suspensión deportiva.

El nivel de tope de gama es el Ford Kuga Vignale, tiene una parrilla distinta y faros LED en lugar de bombillas, su carrocería viene en un color exclusivo con tonos metálicos y rosados. El habitáculo posee un acabado de mejor calidad, incluye el sistema de Ford SYNC3, con pantalla táctil de ocho pulgadas, sistema de audio mejorado y control para aminorar los ruidos del motor.

El Vignale se encuentra en la cima de la calidad de los acabados y como detalle extra, incluye un asesor personal que estará disponible las 24 horas para solventar los problemas del coche, más una aplicación para el móvil que brinda acceso a contenidos de una revista exclusiva para clientes: Vignale Magazine.

Una motorización que deja que desear

Los motores del Ford Kuga se mueven en un abanico de 120, 150 y 180 CV, tanto en diésel como en gasolina. El bloque a gasolina es un Ecoboost de 1,5 litros. Aunque, a diferencia de las versiones diésel, solo la versión de 180 CV contará con opción a cambio automático PowerShift y tracción 4×4.

La gama diésel está disponible en un propulsor 1.5 TDCi de 120 CV, mientras que las propulsiones de 150 y 180 caballos las aporta un bloque de 2,0 litros TCDi. El más chico es suficiente para echar a andar, aunque las prestaciones serán escuetas. Por otro lado, el motor de 150 CV es más equilibrado y cuenta con cambio automático y tracción 4×4 junto con el propulsor de 180 caballos.

Coste del Ford Kuga

Dependiendo de la combinación de acabado y propulsor,  la gama a gasolina varía desde los 24 500 € aproximadamente y llega hasta los 39 100 €; un margen bastante grande. A su vez, los motores a diésel de encuentran desde los 27 200 hasta los 41 400 €.

El Ford Kuga es más un coche premium —sin llegar a ser de alta gama— que un coche para la aventura. Es cierto que, si lo compras con todos los juguetes puede darte un buen rendimiento, pero no será un vehículo para perderte por la montaña y subir por los caminos más escarpados.

Por otro lado, sí que puede ser una buena opción para viajes un tanto largos, con buena respuesta poniendo a prueba su capacidad de peso con un equipaje considerablemente numeroso y varios pasajeros.

Si tu intención es irte por terrenos un tanto ‘salvajes’ y descubrir nuevas rutas, este coche podría no ser para ti; si planeas andar por la ciudad o hacer viajes de varias horas a otras ciudades vecinas y no tan vecinas, e incluso hacer alguna escapada campestre, el Ford Kuga sí sería una gran apuesta.