Ford Focus ST, un extra de potencia que da gusto

Carlos · 21 enero, 2019
Entre los principales rivales del Ford Focus ST se encuentran el SEAT León Cupra, Volkswagen Golf GTI o Peugeot 308 GTi

El Ford Focus ST es una de las versiones de carácter deportivo del coche de la marca americana, cuenta con una carrocería de cinco puertas, y ofrece un motor más potente que el del resto de la familia; solo es superado en este ámbito por la versión más extrema, el Ford Focus RS.

En su última actualización su apariencia ha mejorado y se ha adaptado diseño actual de los Ford actual, con un equipamiento de calidad que le da a esta alternativa deportiva un toque extra.

Pequeños cambios estéticos

El diseño de esta nueva edición mantiene la base del Ford Focus, pero se le agregan ciertas características que le dan un toque más sport. Además viene en dos cortes de carrocería, el hatchback cinco puertas y el familiar.

La parte frontal del Ford Focus ST presenta una apariencia muy similar a la versión convencional y muestra un ligero cambio en el paragolpes, donde la división entre los faros LED y la rejilla es más pronunciada, y las celdillas del capó se muestra el distintivo ‘ST’.

Frontal del Ford Focus ST.
Frontal del Ford Focus ST.

En la parte trasera, de igual manera los cambios son mínimos: mantiene el mismo diseño de ópticas y de la puerta del maletero. Por otro lado, luce un alerón un poco más grande y el paragolpes cambia su aspecto agregando una pequeña parrilla con un escape de patrones cuadrados, dando la sensación de ser una pieza doble.

A pesar de que los cambios exteriores no son tan extravagantes como se pueden apreciar en el Ford Focus RS, la variante ST ofrece una vista más atractiva y deportiva. Toda una declaración de intenciones del motor que esconde.

Diseño interior

El aspecto del habitáculo se mantiene, pero añade un extra de fibra de carbono en los medidores deportivos, la palanca de cambios, el freno de mano y las manillas de puerta, aunque apenas aprecian.

 

La calidad de las butacas es otra historia, e incluye unos asientos con un tapizado de cuero Recaro con el bordado de ‘ST’ en el espaldar.

Mantiene la misma distribución de botoneras. Otro detalle mínimo es la firma de ‘ST’ también presente en la palanca de cambios y en el volante, que ahora es calefactado junto a los asientos delanteros, un plus muy importante para países fríos. La intención del Focus ST está bien lograda y le suma calidad al equipamiento. ¡Todo un acierto!

A ellos se le añade un equipamiento de conducción y seguridad como el Active City Stop, que ayuda a prevenir colisiones a menos de 50 km/h, gracias a los sensores que equipa el coche.

Interior del Ford Focus ST.
Interior del Ford Focus ST.

El ESP es un sistema que permite cambiar el modo de conducción desactivando el control de tracción para  aumentar el giro de rueda y mejorar la tracción del coche. Su sistema de seguridad coordina varios sistemas para la protección inteligente de sus ocupantes.

EL Focus ST incluye un sistema antibloqueo de frenos, combinado con la distribución electrónica de la potencia de frenado para garantizar un mayor control del coche en el momento de disminuir la velocidad, y poder hacerlo de forma gradual o abrupta.

Otro elemento de gran ayuda es el espejo retrovisor, que impide que el conductor sea deslumbrado por las luces de los coches que le sigan; detecta el resplandor de los faros y se configura de manera oscura permitiendo visualizarlos sin destellos.

 

Motorización

Si bien las configuraciones motoras del Ford Focus convencional te dejan bastante satisfecho, esta versión deportiva introduce un nuevo bloque de gasolina de dos litros a la gama de propulsores, sin dejar de lado la opción a gasoil, que complementa la motorización de manera excelente.

El propulsor a gasolina es un 2.0 Ecoboost con una potencia de 250 CV; una verdadera máquina. Tiene una aceleración de 0-100 km/h en 6,5 segundos y un par máximo de 2 000 revoluciones. Este motor es de inyección directa y turbocompresor, y ofrece una aceleración rápida en cualquier marcha.

Vista trasera del Ford Focus ST.
Vista trasera del Ford Focus ST.

El bloque diésel es un 2.0 TDCi de 185 CV. Con un rendimiento excelente y una aceleración de 0-100 km/h en 8,1 segundos es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h, además su aceleración de 80 a 120 km/h es de 9,7 segundos.

Este último motor a pesar de ser menos potente y rápido será un poco más costoso, debido a que es mucho más ahorrador que su hermano de gasolina, por lo que podremos asumir que esta vez el bajo consumo le de valor monetario extra.

Precios del Ford Focus ST

El precio varía dependiendo de la relación motorización-acabado, y en el caso del Ford Focus ST las versiones diésel se encuentran desde los 28 500 euros la hasta los 31 230 euros aproximadamente.

A su vez, las versiones gasolina están entre los 28 050 euros y los 34 030 euros. Los precios de esta gama son bastante económicos para ofrecer coches de excelente calidad con un rendimiento de primera.

El modelo Ford Focus ST optó por dar ese extra que quizá muchos buscan en la familia Focus. Aunque la variedad de motores es limitada, es verdaderamente llamativa.

El Ford Focus ST es una buena apuesta y expande los horizontes de la gama Focus más allá de un simple turismo.