Ford Bronco Sport: la variante domesticada

Alberto Fuentes · 18 agosto, 2020
El Ford Bronco Sport llega al mercado americano como la variante light y más equipada del Bronco original.

La nueva propuesta de la marca americana para el mundo todoterreno se llama Ford Bronco Sport, un modelo que deriva del Bronco, pero con una buena dosis de dulzura SUV para ampliar su público potencial. Si te gusta el aspecto 4×4 pero no quieres renunciar al confort de un todocamino, este puede que sea tu coche.

Hacerse con semejante apellido no parece que diga mucho en nuestro país, pero en América, el Bronco es todo un mito del todoterreno extremo y rival directo del Jeep Wrangler. El Sport no llega a los niveles off-road del resto de la gama, aunque sí es capaz de dejar en ridículo a cualquier SUV actual.

Diseño exterior del Ford Bronco Sport

Lo más llamativo del aspecto de este nuevo Ford es el frontal, con la parrilla con su nombre en el centro, al más puro estilo Bronco, y los característicos faros redondos, que ganan muchos enteros con las nuevas luces LED que dibujan círculos de luz perfilados. El capó, situado en una posición muy elevada y casi horizontal, le otorga ese toque de robustez que todo 4×4 necesita.

Ford Bronco Sport, trasera.
Parte trasera del Ford Bronco Sport.

Lateralmente también desprende mucha personalidad, y aunque reinan en su estructura los plásticos protectores en negro mate y las formas son muy cúbicas, consigue distanciarse un poco de sus rivales con unos pilares en negro brillante y un pilar C muy ancho e inclinado. Por supuesto, aquí no hay piezas desmontables como en otros modelos del Bronco.

Por detrás no puede disimular su marcado estilo americano, con un sólido portón de líneas sobrias y un voluminoso paragolpes de plástico negro, ideal para no acordarte de él en tus escapadas al monte. Los pilotos también son sencillos pero muy prácticos, ya que están colocados a una buena altura para protegerse de los golpes.

Interior

En el habitáculo, el amante de la tecnología y el amplio equipamiento no va a echar nada en falta, ya que se ha dotado al Ford Bronco Sport con lo último de lo que dispone la marca del óvalo. Ni el diseño ni la disposición de los mandos del interior te van a recordar a los austeros Broncos originales, ya que este vehículo luce un salpicadero que bien podrías encontrar en cualquier SUV europeo.

Las ayudas a la conducción disponibles en el Bronco Sport hacen que salir del asfalto sea mucho más sencillo, con elementos como el sistema de cámaras periméticas que nos dan una imagen real en la pantalla principal de lo que está ocurriendo alrededor del vehículo. De lo que aún no tenemos datos es sobre la habitabilidad o el maletero, pero no parece un problema siendo un coche diseñado para el mercado americano.

Ford Bronco Sport, interior.
Interior del Ford Bronco Sport.

Estará disponible con cinco niveles de equipamiento: base, Big Bend, Outer Banks, Badlands y First Edition, además de otros cuatro paquetes opcionales para personalizarlo a tus necesidades, entre los que destacan un kit de acampada o soportes para colocar kayaks.

Motores del Ford Bronco Sport

La oferta mecánica está compuesta por dos motores de gasolina: un 1.5 EcoBoost de 184 CV y un 2.0 EcoBoost de 248 CV, ambos con turbo, tracción a las cuatro ruedas y un cambio automático de ocho velocidades de tipo convertidor de par. Aún así, no hay posibilidad de equiparlo con cambio manual. El par motor es de 257 Nm y 372 Nm, respectivamente.

En las versiones más enfocadas a la conducción extrema se puede equipar un diferencial trasero controlado, con el que mejorará las capacidades off-road. Otros elementos que también te facilitarán las cosas son los numerosos modos de conducción: Normal, Eco, Sport Slippery y Sand. Además de otros dos para los acabados más extremos: Badlands y First Edition.

Ford Bronco Sport, accesorios de camping.
Accesorios de camping del Ford Bronco Sport.

A todo ello hay que sumar otros muchos artilugios que te ayudarán al salir de la carretera, como el control de crucero creado para la conducción por pista, con una velocidad máxima hacia delante de 32 km/h y de 9 km/h hacia atrás. El sistema se encarga de manejar el acelerador y los frenos para que toda la atención del conductor se centre en la dirección.

En cuanto al precio, se han anunciado 28 155 dólares para el mercado estadounidense, que ya acepta reservas, pero aún no hay noticias sobre si llegará a Europa o no, mercado el que podría tener una buena acogida dado el éxito actual de otros modelos similares y de la tremenda afición al mundo 4×4.