BMW X8 SUV coupé, el futuro que nos espera

Francisco María García · 31 diciembre, 2018
Poco a poco se van conociendo los detalles del nuevo BMW X8 SUV coupé y son muchos los que esperan pacientemente un SUV destinado a estar situado en lo más alto.

La Bayerrische Motorer Werke no se anda con rodeos. Son líderes mundiales dentro del selecto mercado de los coches de lujo, pero no se duermen en los laureles. Por ello, sus coches no dejan de crecer; una buena prueba de ello es lo que se espera vendrá a bordo del futuro BMW X8 SUV coupé. Este vehículo se posicionará en la cumbre más alta de su gama de todoterrenos.

El éxito de la firma bávara tiene mucho que ver con la facilidad que ha tenido para adaptarse a las tendencias del mercado. ¿O han sido ellos quienes han marcado la pauta?

Así es como, en un universo en donde los SUV juegan con ventaja, pues son el segmento más buscado por el público, sus arriesgadas propuestas Premium han roto con la monotonía que en ocasiones caracteriza al sector.

Con el BMW X7 listo para reclamar su cuota de mercado, el X8 calienta motores (literalmente) para iniciar una nueva revolución.
Mientras van saliendo a la luz los detalles del futuro modelo, los conductores se frotan las manos esperando su lanzamiento. Esto, a falta de confirmación oficial, debería ocurrir en el año 2020.

El SUV más caro

No podía ser de otra forma. En teoría, la nueva nave alemana partirá de lo alcanzado por el X7, pero elevándolo al máximo.
Más lujo, más tecnologías, más espacio
. En resumen: más de todo.

Obviamente, todo esto también se reflejará en su precio. Aunque todavía es muy pronto para saber cuanto costará tras su lanzamiento, es probable que, los aproximadamente 100 000 € desde los que partirá el número 7 de la serie X, resultarán cuanto menos discretos. Todo lo anterior también estará condicionado porque el modelo ‘toma prestados’ algunos elementos del que probablemente sea el SUV más lujoso hasta ahora construido: el Cullinan de Rolls-Royce.

Entre otras innovaciones, está el caso de una estructura de aluminio que será incrustada dentro de la ya tradicional arquitectura modular CLAR. Todo con el propósito de dotar de mayor rigidez al coche.

BMW X8

BMW X8, también más grande

Comodidad y espacio son dos conceptos que, dentro de un coche, van de la mano necesariamente.  Por lo que se sabe, el BMW X8 SUV coupé gozará de una longitud similar o superior a los 5.15 metros del X7.

Entre otras cosas, estas innovaciones sirven para responder a las necesidades impuestas desde el mercado estadounidense. Allí son muy utilizados los todoterreno grandes, con espacio para siete ocupantes. Este es precisamente uno de los aspectos que aún falta por desvelar, el número de pasajeros que podrá transportar. Se espera que su configuración interna sea 2+2. Aunque no se descartan otras opciones, incluida la de colocar una tercera fila con dos plazas independientes adicionales.

La línea exterior retoma el estilo del BMW X6. Esto es: un SUV deportivo de presentación imponente, de líneas estilizadas y diseño coupé. Una combinación que resulta tan robusta como sutil.

Mecánica del BMW X8 SUV coupé

Se da como un hecho que el BMW X8 SUV coupé será dueño del más potente de los motores a gasolina Twin Power Turbo.
Estos son unos bloques poderosos y de bajo consumo, galardonados en más de una ocasión como Motor del Año.
Para la ocasión, el modelo a emplear puede que se trate de un V12, de más de 600 CV.

Para seguir acompañando las tendencias del mercado, este nuevo SUV también contaría con su versión híbrida —incluso no se descarta que solo se comercialice dentro de esta categoría—.
En este caso, el equipo elegido sería el mismo que impulsa al BMW 740 iPerformance. Un coche que ofrece 326 caballos de potencia, con velocidad punta en torno a los 250 Km/h. Además, puede acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de cinco segundos.

Lo máximo

Este vehículo incluirá hasta seis asientos completamente independientes y muy espaciosos. Además, cada uno llevara su respectivo reposacabezas y puerto USB, aparte de ser ajustables electrónicamente.

En cuanto tecnología hay que sumar dos pantallas de 12,3”, una para el sistema de instrumentación digital BMW Live Cockpit Professional, la segunda para labores de información y entretenimiento. Por si fuera poco, incluye ambientadores personalizables, con ocho fragancias a elegir.

Lo anterior es parte de lo que vendrá con el BMW X7. Cuando el BMW X8 finalmente vea la luz, todo lo anterior será superado.
Desde las oficinas en Munich confían en que ni el Audi Q8 o el Bentley Bentayga podrán hacerle sombra;
ni siquiera otro SUV de gama alta construido bajo el paraguas del Grupo BMW: el Rolls-Royce Culligan.