BMW Serie 8 Gran Coupé: las 4 puertas no desentonan

Enrique Canivell · 19 junio, 2019
El BMW Serie 8 Gran Coupé cuenta con un diseño exquisito a pesar de sus mayores dimensiones, un interior con distribución de plazas 4+1 y mucha potencia

Cuando salió a mediados de los 80, el diseño del antiguo BMW Serie 8, el primer gran turismo de lujo de la firma bávara, ya encandilaba por su deportividad. Y es que no se puede negar el atractivo de la caída del techo, que en el caso del nuevo BMW Serie 8 Gran Coupé no se ve comprometido a pesar de un mayor tamaño –con más espacio para los pasajeros de atrás– y de las 4 puertas, cómodas para entrar y salir.

Derivado del nuevo BMW Serie 8, que sustituyó al BMW Serie 6, respeta la idea original del prototipo denominado BMW Serie 8 Gran Coupé Concept, lo que consideramos como todo un acierto por parte de la firma alemana porque entra muy bien por los ojos.

Diseño del BMW Serie 8 Gran Coupé

Elegancia y deportividad son los rasgos que mejor definen la estética de este gran turismo. Aun con sus mayores dimensiones, hay que fijarse para distinguirlo de su hermano, y es que está tan bien proporcionado que nunca dirías que mide 5,08 metros, 23,1 centímetros más que la versión de 2 puertas. 

También se ha visto ensanchado en 3 centímetros y ha crecido 6,1 centímetros en altura, lo que junto a una batalla 20,1 centímetros mayor redunda en mayor comodidad de los pasajeros de atrás; la distancia entre ejes es de nada menos que de 3,02 metros , algo propio de una berlina de lujo.

El frontal es idéntico al de su hermano hasta que llegas al pilar A, dado que a la fuerza tiene que ser más recto por la mayor altura del techo. El morro alberga faros LED adaptativos de serie, aunque opcionalmente se puede motor la luz láser con haz adaptativo y un alcance máximo –cuando tenemos activadas las largas– de 600 metros.

BMW Serie 8 Gran Coupé: trasera
Trasera del BMW Serie 8 Gran Coupé.

En cuanto a la zaga, lo que más la diferencia es una caída más progresiva del techo y una tapa del maletero en apariencia algo más alta, pero con un sutil toque de estilo ducktail o cola de pato, que lo cierto es que enfatiza la deportividad de este GT cuyo paragolpes trasero integra perfectamente las salidas trapezoidales de escape.

Cabe señalar que, a pesar de las mayores dimensiones, el peso solo se ha visto incrementado en 70 kilos gracias al empleo de materiales ligeros que garantizan la alta rigidez del conjunto:

  • Aluminio para puertas, cubierta exterior del techo, capó, panel frontal del habitáculo, subchasis del motor, tabique del vano motor y soporte del parachoques trasero.
  • Tapa de maletero sintética.
  • Resina reforzada con fibra de carbono (CFRP) en el túnel central.
  • Magnesio para el soporte del salpicadero.

Opcionalmente, se puede rebajar aún más el peso con un techo de fibra de carbono y con el paquete exterior M Carbon, que emplea CFRP en la barras de las entradas de aire, las carcasas de los retrovisores y la inserción en el difusor posterior.

Amplio interior de 4+1 plazas

Los materiales de gran calidad revisten las superficies del interior del BMW Serie 8 Gran Coupé, con tapizados de cuero para el salpicadero, parte superior de los paneles de las puertas y asientos deportivos, con configuración envolvente si se escoge el paquete M Sport.

BMW Serie 8 Gran Coupé: interior
Interior del BMW Serie 8 Gran Coupé.

La iluminación ambiental es de serie y hay opción de techo panorámico, con una gran superficie acristalada de 1,5 metros –desde el parabrisas delantero a la luneta trasera– que se puede abrir por la parte delantera con un botón para que entre algo de aire. También hay cortinillas eléctricas para la parte anterior y posterior, y quedan disponibles para las ventanillas traseras y la luneta.

El sistema de climatización en cuatro zonas es exclusivo de esta versión.

En cuanto a lo tecnológico, la instrumentación digital es de 12,3 pulgadas, mientras que el sistema de navegación y multimedia cuenta con una pantalla táctil de 10,25 pulgadas. El sistema operativo cuenta, además, con control de voz o por gestos, lo que se suma a elementos de equipamiento como:

  • Cámara de visión trasera.
  • Asistente de marcha atrás
  • Head-Up Display.
  • Advertencia de colisión y peatones con frenada autónoma en ciudad.
  • Alerta de tráfico cruzado y colisión trasera.
  • Advertencia de salida y cambio de carril.
  • Información del límite de velocidad
  • Asistente de mantenimiento de carril (opcional).
  • Control de crucero activo con función de arranque y parada (opcional).

Además, es un aspecto muy curioso que la consola central está ampliada hasta atrás del todo, lo que deja, según la marca, una configuración de asientos individuales 4+1, y es que la plaza central –para emergencias– está dotada de cinturón de seguridad.

BMW Serie 8 Gran Coupé: plazas traseras
Plazas traseras del BMW Serie 8 Gran Coupé.

El maletero es de 440 litros y los asientos son plegables en proporción 40:20:40.

Dinamismo del BMW Serie 8 Gran Coupé

El aumento de batalla, si bien mejora el confort y la estabilidad a alta velocidad, también es cierto que podría restar algo de agilidad, pero con la artillería disponible en el BMW Serie 8 Gran Coupé no debería notarse gracias a la suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente.

Pero también se puede optar por la suspensión adaptativa M Professional, que incluye la estabilización activa antibalanceo de la carrocería, que compensa la inclinación lateral del vehículo.

De serie en las versiones de tracción integral (xDrive), y opcional en el BMW 840i Gran Coupé, está la dirección activa integral, que varía la desmultiplicación para ganar agilidad en zonas reviradas o para transmitir más aplomo a alta velocidad.

En cuanto a la gama de motores, asociada a una transmisión automática de 8 velocidades, hay para todos los gustos y con potencia de sobra en cualquier caso:

  • 840i Gran Coupé: cuenta con un motor de gasolina 3.0 de 6 cilindros en línea turboalimentado, que da 340 CV y 500 Nm, y permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos con tracción trasera o 4,9 segundos con tracción 4×4 (xDrive).
  • 840d xDrive Gran Coupé: equipa un propulsor turbodiésel 3.0 de 6 cilindros en línea, que da 320 CV y 680 Nm, y permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos.
  • M850i xDrive Gran Coupé: lleva un V8 4.4 biturbo de 530 CV y 750 Nm con el completa el 0-100 km/h en solo 3,9 segundos.

Nota: el lanzamiento será en septiembre de este año, pero la marca no ha facilitado todavía los precios.