BMW M2, el deportivo M más autentico

· 31 marzo, 2018
Visualmente el BMW M2 luce muy bruto, mejorando mucho cuando se ve en persona sobre todo si equipa el color azul de las imágenes oficiales

El BMW M2 es sin duda alguna uno de los productos más especiales de los disponible actualmente en el catálogo de la marca alemana, siendo el sucesor espiritual del ya clásico M3 E30 de los ochenta, ya sea por concepto o posicionamiento.

Como el propio nombre adelanta, se trata de la versión del Serie 2 preparada por M Motorsport. Esto quiere decir que ha sido modificado a conciencia para proporcionar dosis extra de diversión al volante y deportividad, con mejoras aerodinámicas y estéticas, más potencia y un tren de rodaje completamente revisado.

Estos ingredientes hacen del M2 un coche muy a tener en cuenta si se está interesado en un BMW M o en una de las opciones más típicas del segmento, el Porsche Cayman y el Audi TTRS.

Diseño

Con la mano de M Motorsport en el plano estético la carrocería se ha ensanchado en 8 centímetros para dar cabida a los nuevos ejes extraídos del BMW M4 y unas ruedas de mayor tamaño.

Por su parte, el paragolpes frontal exhibe ahora un aspecto muy agresivo debido a las grandes bocas de refrigeración. Además de pegar el morro del coche al suelo a alta velocidad, redirigen el aire hacia el radiador y los frenos para una correcta refrigeración.

El BMW M2 visto de perfil.

En el lateral se percibe una nueva talonera y una pequeña salida de aire en la aleta que sirve para despejar la presión que hay en el paso de rueda. Por otra parte, la zaga queda presidida por un disimulado spoiler tipo lip en el maletero y un difusor que recoge dos salidas de escape dobles.

A diferencia de otros M, el BMW M2 carece de un techo de fibra de carbono que rebaje el centro de gravedad y el peso total del conjunto.

Habitáculo

El interior a simple vista luce prácticamente igual al de cualquier Serie 2. Sin embargo, el M2 añade varios elementos que, ya sean prácticos o estéticos, aportan un ligero toque racing que tanto se valora dentro de un coche de este tipo.

En el plano estético quedan englobadas los diferentes logos identificativos y apliques decorativos que aquí pueden ser símil fibra de carbono, mientras que en las mejoras prácticas encontramos un nuevo volante deportivo y unos asientos semi-baquets que añaden un plus de agarre lateral.

Interior del BMW M2.

Motor explosivo

Mecánicamente el BMW M2 tiene a su disposición una única opción. Se trata del mismo propulsor de seis cilindros en línea apoyado en los dos turbos que equipan los BMW M3 y M4, con la diferencia de que ahora especifica una potencia de 370 caballos, menor a la de los casos nombrados.

Este motor puede ir asociado a una transmisión manual de seis velocidades –viva el purismo– o a un cambio DKG automático de 7 velocidades. En ambos casos la potencia se transmite a las ruedas traseras.

A diferencia de otros M más potentes, en el M2 aún no hay disponible una versión Competition Package con la que el motor reciba un extra de potencia, que en este caso lo dejaría cerca de los 400 CV.

Tras el lanzamiento del coche, la marca confirmó que esta versión estaba en desarrollo, pero parece que finalmente nunca verá la luz. En su lugar, BMW lanzará el M2 CSL que, además de recuperar esta mítica denominación, sufrirá un aumento de potencia al mismo tiempo que una reducción de peso notable.

Precio

Por 65 300 euros podrás hacerte con el BMW M2 de tus sueños, y es que este deportivo seguro será una inversión en unos años. Lleva poco en el mercado, pero ya es el coche de los sueños de muchos y con razón, y es que este pequeño deportivo trae consigo el espíritu real de BMW M, aquel que se ha ido perdiendo con los años.

Si además tu intención es la de utilizarlo para correr en tandas en circuito, te recomendamos equipar los frenos carbocerámicos de alto rendimiento, una opción cara pero eficaz. Si no es tu caso o simplemente visitarás la pita de forma casual, con los frenos de fábrica no necesitas más.

Datos BMW M2

  • 3 puertas
  • 4 plazas
  • Maletero: 390 litros
  • Motor de 6 cilindros en línea turboalimentado con una potencia de 370 CV
  • Caja de cambios manual de 6 velocidades o automática DKG de 7 velocidades
  • Tracción trasera
  • Consumo y emisiones: 8,5 l/100 km y 199 g/km de CO2
  • Precio: desde 65.300 euros