Audi TT RS, esencia deportiva en formato reducido

· 2 noviembre, 2017
El 2+2 de la marca alemana ofrece unas prestaciones de vértigo con su potente motor 2.5 de 5 cilindros sobrealimentado con turbocompresor; para poner la potencia en el suelo cuenta con la archiconocida tracción Quattro

Dentro de la gama de cualquier fabricante que se precie deben existir modelos pasionales, alejados de la producción en masa y los altos beneficios, y en Audi esto no es una excepción. Con un producto halo como el R8 para los más adinerados, los alemanes proponen un deportivo más pequeño y práctico, el Audi TT RS.

Los de Ingolstadt han creado este coche tan especial para el público más exigente que tiene la necesidad de un espacio relativamente ‘amplio’ y quiere un coche veloz. Desarrollado por el departamento Audi Sport, se trata de uno de los productos más interesantes de la marca dentro del segmento compacto. Cuidado, es más que un exclusivo RS3.

Un 10 en aspecto exterior

En el plano estético, el TT RS hace uso de un kit de carrocería exclusivo que le otorga una apariencia mucho más agresiva, en consonancia con el rendimiento del vehículo. Además, todas las mejoras realizadas por Audi Sport en este apartado son funcionales, lo que da una idea de las intenciones con las que fue desarrollado.

El frontal ahora queda presidido por una parrilla exclusiva con el logotipo de Quattro en la zona inferior, unas tomas de aire de mayores dimensiones para refrigerar el motor y redirigir el aire hacia los frenos, además de un splitter exclusivo.

Audi TT RS Coupé: trasera
Trasera del Audi TT RS Coupé.

La vista lateral destaca por los ensanchados pasos de ruedas y las enormes llantas de 19 o 20 pulgadas, aún más llamativas para un coche de poco más de cuatro metros de largo. En cuanto a la zaga, llama la atención el prominente spoiler fijo, disponible en fibra de carbono si así se desea.

Por último, un gran difusor funcional con dos grandes escapes ponen la guinda al pastel. Cabe recalcar que el TT RS ha sido el primer modelo de la marca en hacer uso de la tecnología OLED en los pilotos traseros.

Tecnología y minimalismo

Por su parte, el interior se diferencia del resto de la gama TT por el uso de unos deportivos asientos tipo semibacket, un volante más deportivo con el botón de arranque integrado, el Virtual Cockpit con funciones exclusivas y materiales como la fibra de carbono para las molduras.

Audi TT RS :interior
Interior del Audi TT RS.

Motor explosivo

Mecánicamente, el TT RS hace uso de un propulsor de cinco cilindros de 2,5 litros turboalimentado, una configuración un tanto peculiar pero que da un resultado total de 400 CV a las cuatro ruedas gracias a la tracción Quattro. Por su parte, el cambio es un automático S-tronic de 7 velocidades como única opción disponible.

Los datos son apabullantes: alcanza una velocidad máxima limitada a 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos, cifras dignas de deportivos de mayor calibre y, por tanto, más caros.

Que esto no de pie a confusión, el Audi TT RS es caro, muy caro. Las tarifas parten desde los 79 920 euros para la versión Coupé. Por su parte, el TT RS Roadster está disponible desde los 82 930 euros.

Datos Audi TT RS

  • 3 puertas
  • 2+2 plazas (Coupé) y 2 plazas (Roadster)
  • Maletero: 305 litros (Coupé) y 280 litros (Roadster)
  • Tracción total Quattro
  • Motor de 5 cilindros turboalimentado con una potencia de 400 CV
  • Consumo y emisiones: 8,4 l/100km y 192 g/km de CO2
  • Cambio automático S-tronic de 7 velocidades
  • Precio: desde 79 920 euros