Audi RS4 Avant 2020, un deportivo camuflado

Alberto Fuentes · 15 octubre, 2019
El nuevo Audi RS4 Avant 2020 será la referencia entre los familiares deportivos, por lo menos hasta que BMW tome cartas en el asunto

El esperado Audi RS4 Avant 2020 entra en escena con numerosas mejoras estéticas y técnicas, un modelo que combina la deportividad más exigente de la firma de los cuatro aros con la comodidad y el espacio de un familiar de toda la vida.

Su última renovación fue en 2017, por lo que es bastante reciente, pero viendo cómo están mejorando sus rivales más directos no pueden quedarse atrás. Está claro que el que más daño puede hacer a este nuevo modelo es el BMW Serie 3, pero la versión Touring deportiva todavía está por llegar, si es que llega, ya que la versión 340i de 374 CV ya es muy respetable.

Audi RS4 Avant 2020, lateral.
Lateral del Audi RS4 Avant 2020.

Este Audi RS4 Avant 2020 se lanza al mercado con motivo del aniversario de uno de los vehículos de los que más presume Audi Sport: el legendario Audi RS2, un modelos que sigue levantando pasiones entre los más fieles a la marca.

Diseño exterior del Audi RS4 Avant 2020

Respecto al modelo de 2017, el nuevo RS4 cuenta con una parrilla delantera sin marco, más ancha y estrecha, unos focos menos angulosos y ya no lleva la palabra quattro en la parte baja. Las luces diurnas LED también son nuevas, con unas preciosas rayas que recuerdan a pestañas, mientras que las entradas de aire son un poco más grandes para realzar la deportividad.

La parte trasera apenas cambia, y solo la parte del difusor trasero luce detalles diferentes. En general, da una vuelta de tuerca más a su estética deportiva, aunque depende mucho del paquete de diseño exterior que elijas: en negro brillo, aluminio mate o fibra de carbono.

Trasera del Audi RS4 Avant 2020.
Audi RS4 Avant 2020, parte trasera.

Estéticamente, pocos familiares tienen la imagen que consigue Audi con los suyos, y más aún con el paquete deportivo del Audi RS4 Avant 2020, con el que gana mucho sin perder la elegancia del modelo alemán.

Interior

En el interior del RS4 reina el color negro, adornado con una iluminación LED de última generación y, si eliges el paquete de iluminación, podrás escoger entre 30 colores diferentes, que darán vida a la parte baja de la consola central y los paneles de las puertas.

Como remate a un interior ya deportivo de por sí, añade un volante, un pomo y parte del salpicadero tapizados en alcántara negra, por supuesto. El cuero, las costuras rojas y las letras RS en la parte baja del volante ponen la guinda a unos de los mejores interiores de la categoría.

En cuanto al espacio, las cotas son exactamente la mismas que las del Audi A4 Avant, por lo que goza de una buena habitabilidad y de un maletero de 495 litros de capacidad, lo que no está tan bien comparado con otras berlinas familiares, pero suficiente para no pasar apuros.

Audi RS4 Avant 2020, interior.
Interior del Audi RS4 Avant 2020.

Motor del Audi RS4 Avant 2020

Afortunadamente, el RS4 no ha sufrido tanto cambio como el Audi S4, y mantiene un brutal propulsor de gasolina de ,.9 litros V6 con 450 CV y hasta 600 Nm de par motor. ¿Suena bien verdad? Pues dinámicamente se han tomado las mismas molestias para que sea tan eficaz como potente.

En primer lugar, el motor va asociado a una fabulosa caja de cambios automática de convertidor de par de ocho velocidades que da fuerza a las cuatro ruedas, concretamente en un porcentaje de 40:60, pero reparte la fuerza entre los dos ejes de forma automática dependiendo de las condiciones de conducción y adherencia.

Por supuesto, no podía faltar un diferencial trasero con bloqueo y un complejo sistema de suspensiones con un sistema de amortiguadores interconectados, lo que mejora el paso en curva y reduce las inercias, algo muy importante en un coche de su tamaño y peso.

Para detener toda esa fuerza cuenta con un equipo de frenos de acero de 375 y 330 milímetros delante y detrás, respectivamente, aunque opcionalmente puede equipar discos carbonocerámicos de 40 milímetros en el eje delantero.

Precio

Se podrá empezar a hacer pedidos en nuestro país a finales de octubre y está prevista su llegada a los concesionarios para finales de diciembre, con precios que parten desde 99 950 euros, una cifra nada ‘disparatada’ por todo lo que ofrece este bólido alemán.