Audi Q3 Sportback, una mezcla muy interesante

Alberto Fuentes · 25 agosto, 2019
El nuevo Audi Q3 Sportback llega para cubrir uno de los segmentos más demandados del momento: el de los SUVs medios deportivos.

Las versiones cupé en coches con carrocería SUV están más de moda que nunca. La silueta que dibujan sus techos hacen que luzca cierto aire deportivo, a pesar de que rebosen exactamente lo contrario, por lo que la marca alemana nos trae una afinada propuesta que seguro que dará de qué hablar: el nuevo Audi Q3 Sportback.

Basado en el Audi Q3, el nuevo Sportback mide 4,50 metros de longitud, 1,84 metros de ancho y 1,56 de alto, por lo que es 16 milímetros más largo que el Q3 normal y 29 milímetros más bajo, que es el dato más significativo y el que se podrá ver a simple vista.

Sus rivales son pocos, ya que un BMW X4, a pesar de compartir su misma filosofía, es 25 centímetros más largo, y lo mismo le ocurre al Mercedes GLC Coupe. Quizás uno de los modelos que más guerra le dé a este Audi Q3 Sportback sea el BMW X2 por su estética juvenil, aunque un Mazda CX-5 puede competir con él en casi todos los apartados.

Frontal del Audi Q3 Sportback.
Audi Q3 Sportback, frontal.

Diseño exterior del Audi Q3 Sportback

El principal beneficio de este nuevo modelo es su estética deportiva. Por lo demás, poco tiene que envidiarle el Q3, pero eso suele ser motivo suficiente para pagar el extra que la firma alemana pedirá por él.

El cambio más significativo del Sportback es la caída del techo, mucho más pronunciada, lo que le da un aspecto menos familiar, y más aún con detalles como los paneles aerodinámicos que le salen a ambos lados de la luna trasera.

A pesar de que los cambios no parecen tan significativos respecto al Audi Q3, el resultado final es un coche que parece de un segmento superior, con un aspecto más musculado y una línea que le hace parecer más premium.

Audi Q3 Sportback, parte trasera.
Parte trasera del Audi Q3 Sportback.

Parte de esa mejora estética también es gracias a pequeños detalles como una parrilla, retrovisores y varias molduras acabadas en negro brillante, así como unos paragolpes específicos con bocas de entrada de aire más grandes.

Diseño interior

El diseño del salpicadero no cambia respecto al Q3 convencional, lo que es una buena decisión viendo la buena calidad e imagen de la que hace gala el SUV compacto. Por otra parte, estará plagado de tecnología, con todo tipo de ayudas a la conducción y a la seguridad, como el asistente de conducción adaptativa, alerta de tráfico cruzado, cámara de 360 grados… todo para que la conducción sea tan entretenida como segura.

Las plazas traseras son mucho mejores de lo que uno puede esperar. No tanto por el espacio, que está en la media, sino porque cuenta con respaldos reclinables en cinco posiciones y una banqueta trasera que se puede desplazar 12 centímetros para mejorar la capacidad del maletero, soluciones que hacen la vida mucho más cómoda en viajes largos.

Audi Q3 Sportback, interior.
Diseño interior del Audi Q3 Sportback.

El maletero no se ve resentido por la caída del techo, y sigue con unos respetables 530 litros de capacidad, lo que hace de este Audi Q3 Sportback un vehículo perfectamente útil para una familia media. Por ejemplo, un BMW X4, a pesar de ser más grande, tiene cinco litros menos de capacidad de maletero, una prueba de lo bien aprovechado que está.

Motores del Audi Q3 Sportback

Para este otoño, cuando el Audi Q3 Sportback salga a la venta, estará disponible con dos motores, uno gasolina y otro diésel, completamente opuestos el uno del otro para dar respuesta a los dos tipos de demanda más comunes de este tipo de vehículos, uno muy eficiente y otro prestacional.

En cuanto al motor diésel, la marca ha confiado en su archiconocido 2.0 TDI con 150 CV, denominado 35 TDI, una decisión acertada, ya que es el motor que más se vende en este tipo de carrocerías y da la suficiente fuerza para mover los 1535 kilogramos de peso del coche con soltura.

En gasolina, el motor con el que quiere comenzar sus andadas es todo un 2.0 TFSI de 230 CV, un motor más solvente y que encaja muy bien con la filosofía deportiva del Audi Q3 Sportback.

Conclusión

Aún no sabemos los precios que tendrá en España, pero en Alemania el precio del 35 TDI partirá de 40 200 euros con el cambio automático S-Tronic, un precio ligeramente superior al del Q3 convencional, pero competitivo para la imagen y el interior que ofrece este alemán.