Mazda CX-5 2018

Mazda siempre se ha caracterizado por trabajar a su estilo independiente de las modas del mercado, y por ello este modelo fue el encargado de estrenar la laureada línea de diseño Kodo, entre los rasgos de esta 'filosofía de trabajo', la carrocería se construye a partir del trabajo a mano de maestros artesanos

Se trata de uno de los pioneros dentro del segmento de los todocamino compactos. Un coche premium, de atributos mejorados para seguir entre los mejores, con las características de diseño propias e inconfundibles de la automotriz de Hiroshima. Ese es el Mazda CX-5 2018.

Cuando la primera unidad de este modelo salió a las calles en 2012, inauguró las tecnologías que han permitido a Mazda permanecer entre los líderes del mercado a nivel mundial. Lo más notable: el motor Skyativ, que ofrece un rendimiento optimizado, junto con una mejor relación con el medio ambiente.

Entre todos sus atributos, lo más importante: se considera a cada coche como un ente con alma, que para funcionar de la mejor manera debe compenetrarse totalmente con quien lo conduce.

Diseño exterior

La nueva versión del Mazda CX-5 ratifica su estatus de SUV premium. Destaca al frente la nueva parrilla hexagonal de bordes cromados, ya estrenada en el Mazda6 2018. Otra novedad que comparte con la berlina es el nuevo tono para la carrocería: Soul Red Crystal.

Los elementos originales incluyen nuevos paragolpes frontales y traseros, así como faros tecnología Full HD, según el acabado. En resumen: líneas más estilizadas, que acentúan el dinamismo y la sensación de movimiento.

Diseño interior

Las novedades más destacadas en el Mazda CX-5 2018 se encuentran en lo interno de su carrocería. Además de motores más avanzados, la tecnología también ha dado un salto cuantitativo.

Interior del Mazda CX 5.

Resalta un renovado salpicadero con nueva distribución de elementos y una poderosa pantalla táctil de 7 pulgadas. Este gadget ofrece todas las ventajas del sistema MZD Connet, que permite sincronizar el smartphone al coche vía USB o Bluetooth.

A pesar de ser cinco mm más corto que la versión previa, (su lungitud es de 4,55 m), este crossover compacto no escatima en el espacio interior que ofrece a sus cinco ocupantes.

Para equipajes, 506 litros de capacidad, lo que lo colocan al mismo nivel del Volkswagen Golf Sportvan 2018 (500 l); pero bastante por encima del líder del segmento, el Nissan Qashqai (430 l).

Mazda CX-5 2018: tecnología de un verdadero premium

Para competir dentro de un mercado con tantas alternativas, las tecnologías de serie que aporta el Mazda CX-5 2018 constituyen parte de sus más importantes valores diferenciales.

Destaca el sistema de asistencias de seguridad activa i-Activsense, que incluye funciones de control de velocidad crucero adaptativo, con reconocimiento de señales de tráfico. (La información es transmitida al conductor mediante Head Up Display, desplegado directamente sobre el parabrisas).

Para las versiones de transmisión automática, está disponible el modo Stop & Go. Tiene la capacidad de detener completamente el vehículo, así como de reiniciar la marcha de forma autónoma. Una opcion ideal para los típicos atascos urbanos.

El grupo de asistencias a la conducción pasan por sistema de frenada en la ciudad con reconocimiento de peatones. Además, sensores de ángulo muerto y trasero, alertas de fatiga y por cambios involuntarios de carril, vienen de igual forma incluidos de serie.

Diseño del Mazda CX5 2018.

Mecánica

Cuatro nuevos motores sirven para propulsar la versión 2018 del todocaminos Mazda, dos de ellos a gasolina y dos a diésel. El primer par lo conforman equipos 2.0 y 2.5, con potencias de 165 y 195 CV, respectivamente. El segundo grupo lo integran bloques de 2.2 litros de capacidad, de 150 o 184 Caballos de Fuerza.

De los motores a gasolina, el modelo de 194 CV solo puede combinarse con caja de cambios automáticas de seis relaciones y tracción integral.

Por su parte, la opción diésel cuenta con 184 CV, aunque permite elegir entre los dos tipos de transmisiones, (la opción manual es también de seis cambios), solo viene disponible con tracción en las cuatro ruedas.

Las mejoras mecánicas incluyen a los sistemas de sobrealimentación e inyección. Además de conseguir una aceleración más eficiente y rápida, las vibraciones generadas por el motor quedan reducidas a cero.

Precio

El valor en los concesionarios del CX-5 2018, se mantiene dentro de la línea del resto de las actualizaciones de toda la gama de autos Mazda.

La versión de salida, con motor a gasolina de 165 CV, parte desde 27.045 €. Mientras que la opción más costosa, con el nivel más alto de acabados, junto a un motor diésel de 184 CV, se comercializa en 40.425 €.

Un SUV sobresaliente

La apuesta de Mazda dentro del segmento de moda es clara. Una línea de diseño coherente con la evolución de la marca. Sin excentricidades efímeras y con una oferta tecnológica irresistible, difícil de encontrar de serie entre la mayoría de sus competidores.

Te puede gustar