Aston Martin DBS Superleggera Volante, elegancia a cielo descubierto

Enrique Canivell · 29 abril, 2019
El Aston Martin DBS Superleggera Volante es un estiloso descapotable de altos vueltos en el que destacan el lujo y... ¡un potente motor V12!

El estilo y elegancia de Aston Martin junto a la conducción a cielo descubierto es una combinación ganadora. El Aston Martin DBS Superleggera Volante es un gran turismo descapotable de altos vuelos que luce fino y deportivo desde todos los ángulos.

Diseño funcional y aerodinámico

Este cabrio mantiene prácticamente las cualidades aerodinámicas propias del Aston Martin DBS Superleggera cupé. Su amplia entrada de aire frontal y las laterales del paragolpes –ahora más grandes– trabajan en conjunto con un splitter para derivar el flujo de aire por debajo del coche y así refrigerar mejor los frenos, generar carga aerodinámica, y evitar que ‘flote’ el morro.

Aston Martin DBS Superleggera Volante: trasera
Trasera del Aston Martin DBS Superleggera Volante.

Las llantas de 21 pulgadas están recubiertas por neumáticos Pirelli P Zero en medidas 265/35 delante y 305/30 detrás.

En la zaga, que también ha sido revisada para adaptar la aerodinámica al techo de lona, destaca un doble difusor que también facilita el flujo de aire para evitar que el coche tienda a levantarse a altas velocidades.

Techo de lona, pero buen aislamiento

Como era de esperar en un coche de la lujosa firma británica, el techo de lona del Aston Martin DBS Superleggera Volante filtra el ruido aerodinámico en el interior gracias a ocho capas aislantes. La capota se puede abrir y cerrar en unos 15 segundos desde el interior o con la llave de forma remota, en un radio de dos metros.

Aston Martin DBS Superleggera Volante: interior
Interior del Aston Martin DBS Superleggera Volante.

En cuanto a los materiales de un habitáculo que va en configuración de 2+2 plazas, destacan superficies tapizadas y blandas al tacto, con presencia de cuero de gran calidad y de fibra de carbono en la consola central. En los laterales y reposacabezas de los asientos, así como en el reposabrazos, sobresalen el patrón de tipo tachuelas y las costuras doradas.

Motor del Aston Martin DBS Superleggera Volante

Otro de los grandes atractivos de este Aston Martin es su propulsor V12 5.2 biturbo que desarrolla 725 CV y 900 Nm, con el que logra hacer el 0-100 km/h en 3,6 segundos. Este está dispuesto en configuración de motor central-delantero y va asociado a una caja de cambios ZF de 8 velocidades colocada en posición central-trasera, una disposición conocida como transaxle.

Aston Martin DBS Superleggera Volante: lateral
Lateral del Aston Martin DBS Superleggera Volante.

La colocación de estos pesados elementos entre los ejes y en un extremo opuesto, y no a continuación, favorece un reparto de pesos equilibrado y mayor agilidad, algo más que conveniente dado el elevado peso, que es de 1863 kilos, que es sujetado por discos de freno carbocerámicos de 410 y 360 milímetros.

Una dirección de 2,27 vueltas, así como la amortiguación adaptativa con tres modos de conducción –GT, Sport y Sport Plus– y un sistema de vectorización dinámica del par (DTV), contribuyen a mejorar la agilidad y la motricidad de este potente coche de tracción trasera.

Precio del Aston Martin DBS Superleggera Volante

Como siempre, esta es la peor parte. Y es que el quiera hacerse con un gran turismo cabrio como este, tendrá que rascarse el bolsillo y desembolsar unos 300 000 euros a falta de confirmación de los datos de homologación, normalmente referidos al consumo y emisiones (WLTP), que determinarán los impuestos que haya que pagar.