Aston Martin, esto sí es vestir de etiqueta

Historia y evolución de Aston Martin

Fundada en Londres en 1913 por Lionel Martin y Robert Bamford, Aston Martin es el fabricante británico de coches de lujo por excelencia. No hay ninguna marca que represente mejor el estilo inglés, y desde su nacimiento ha sido fiel a esa clase de la que el pueblo británico hace gala.

No es de extrañar que a lo largo de su historia haya infinidad de películas de Hollywood que hayan recurrido a un modelo de la marca para acompañar a sus protagonistas. Algunos de los más conocidos son los Aston Martin aparecidos en la saga 007.

Muchos de los modelos de la marca, desde los antiguos hasta los actuales, llevan las siglas DB, seguidas normalmente por un número. Estas dos letras son las iniciales de David Brown, quien dirigió la compañía desde poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, sobre 1947, hasta el año 1972, año en el que la vendió. Además, fue quien consiguió la unión entre Aston Martin y Lagonda.

Aston martin DB5 007 historia marca británica
El Aston Martin DB5 es uno de los más míticos de la marca, apareciendo en la saga de James Bond en repetidas ocasiones.

La época dorada

Esta unión llevó a la firma inglesa a una de sus mejores etapas en el mundo de la competición, consiguiendo una ansiada victoria en la carrera de las 24 Horas de Le Mans del año 1959 en un Aston Martin DBR1 pilotado por Roy Salvadori y Caroll Shelby.

Con la llegada de Brown, la compañía vivió su época más dorada. Él llevó a la marca al máximo nivel en el mundo de la competición, pero estaban dejando de lado las ventas de vehículos de calle. En 1964, la marca decidió apartarse temporalmente del mundo de la competición y así poder hacer frente a sus deportivos de calle.

Sin duda, el acuerdo conseguido con Eon Productions para que el magnífico Aston Martin DB5 se convirtiera en el coche conducido por James Bond fue un gran revulsivo para volver a llevar a la marca a lo más alto en el mundo del motor, haciendo sombra incluso al todopoderoso Ferrari. Ningún modelo de la marca ha dado tantos beneficios y durante tanto tiempo como el DB5. Llegó a superar al que está considerado uno de los vehículos más bonitos de la historia del automóvil: el Jaguar E-Type.

Momentos difíciles

Los años más amargos los pasó cuando estuvo bajo el control de Ford a través del PAG (Premier Automotive Group). El objetivo de Ford era estrechar lazos entre varios fabricantes para abaratar costes y mejorar el beneficio, pero ese beneficio nunca resultó y acabaron vendiéndose todas las marcas que integraban el grupo por separado.

En el año 2007, Aston Martin fue vendida a un consorcio formado por la empresa Prodrive y liderado por David Richards, y a un grupo de inversores, A esto se sumó la llegada en el año 2012 del accionista más importante para la marca: Investindustrial.

Juntos, han conseguido redirigir la estrategia comercial, sacando nuevos productos al mercado en diferentes segmentos que consiguen un mayor número de ventas para así poder sanear las cuentas de la marca.

Acuerdos necesarios

En 2013, la marca británica firma un acuerdo con Daimler en el que se aceptó el uso por parte de Aston Martin de los motores V8 fabricados por Mercedes-AMG, su tecnología y arquitecturas, a cambio de un 5% de las acciones de la firma inglesa.

Este acuerdo ha traído bajo el brazo al Aston Martin DB11, modelo que ya ha empleado la tecnología del fabricante alemán y el famoso cuatro litros V8 Twin-Turbo que Mercedes utiliza en muchos de sus modelos más deportivos.

Actualidad

Dispone de un número bastante amplio de vehículos a la venta para tratarse de una marca de deportivos de lujo, con nada menos que cuatro modelos diferentes.

Aston Martin Rapide historia marca
El Aston Martin Rapide es una gran berlina, nacida para rivalizar con el Porsche panamera y Ferrari GTC4Lusso.

Desde el pequeño deportivo Aston Martin Vantage hasta la gran berlina Rapide, siguen las líneas tan propias de la marca, con una parrilla enorme y colocada en posición muy vertical. Incluso este último, con cuatro puertas y cuatro plazas, no pierde ni un ápice de la silueta deportiva de la marca inglesa aunque su longitud supere los cinco metros.

Este tipo de vehículos deportivos, pero a la vez bastante prácticos como es este Aston Martin Rapide, están de moda, y compiten con rivales de la talla del Porsche Panamera o el Ferrari GTC4Lusso.

Completan la gama el Vanquish y la última novedad de la marca, el recién llegado Aston Martin Vantage 2018, que sustituye al modelo actual, nacido en 2005 y con el que han conseguido nada menos que 25.000 ventas. Con él,  la compañía pretende continuar con el éxito del modelo en la última década y los 510 CV que trae consigo están dispuestos a hacer frente a sus rivales directos de toda la vida: italianos y alemanes.

Categorías: Aston MartinMarcas Etiquetas:
Te puede gustar