La nueva Alfa Romeo promete, pero ¿cumplirá?

Alfa Romeo se plantea metas muy ambiciosas en esta nueva etapa, algo que por el momento parece tener su impacto en el dulce presente que atraviesa el fabricante italiano; será cuestión de tiempo ver si por fin logran el salto que han necesitado los últimos años

Sergio Marchionne ha anunciado los planes de lanzamientos de todas las marcas que forman el grupo FCA. Estas son Alfa Romeo, Fiat, Maserati, Jeep, Dodge y Chrysler. Este proyecto se extiende hasta 2022, siendo Jeep y la firma del biscione las dos más beneficiadas.

El futuro de la marca americana es más fácil de predecir, con novedades en todos los segmentos con nuevos SUV. Por otra parte, Alfa Romeo está en un proceso de rejuvenecimiento que por el momento funciona, pero podría ir mejor. Para mejorar la situación, el empresario italiano tiene preparada una ofensiva de producto importante.

Con el fin de mejorar la imagen de la marca y alcanzar unas ventas de 400 000 unidades anuales para 2022, Alfa Romeo se prepara para actualizar la gama actual, despidiendo a los  modelos más veteranos así como la llegada de nuevos modelos. Los nuevos integrantes serán polos opuestos: deportivos y todocaminos.

Vuelta a las raíces deportivas

Alfa Romeo quiere posicionarse en el mercado como una marca premium y dinámica, con un enfoque que combina lujo y deportividad. Por ello lanzará dos nuevos deportivos que mejoren la imagen de la firma, recuperando por el camino nombres de ilustres modelos del pasado. Además, lo hacen con ingeniosas soluciones.

Imagen de la nueva Alfa Romeo.

Hasta mínimo 2020 habrá que esperar para asistir a la llegada de los nuevos GTV y 8C. Ambos contarán con motorizaciones híbridas, aunque el concepto y público al que van dirigidos son completamente diferentes. El primero de ellos será un derivado cupé del actual Alfa Romeo Giulia.

Los GTV y 8C quieren demostrar el poderío y capacidad de la nueva Alfa Romeo a base de ingeniería de calidad.

Sin datos exactos, se sabe que tendrá más de 600 CV de potencia, tracción total Q4 y una perfecta distribución de pesos. Además, contará con una habitáculo apto para cuatro personas, al igual que los rivales con los que tendrá que lidiar, el BMW M4 y compañía.

Por su parte, el planteamiento del nuevo Alfa Romeo 8C será mucho más radical. Como su antecesor será un biplaza, pero cambia su configuración a deportivo de motor central-trasero. Es aquí donde descansará un motor híbrido con al menos 700 CV. No hay nada confirmado, pero este motor podría verse en futuros modelos de Ferrari.

La nueva imagen de Alfa Romeo.

El mercado manda

De sueños no se vive y en Alfa Romeo lo saben. Si quieren mejorar sus ventas a nivel mundial no pueden centrarse en coches exóticos, sino en los segmentos más demandados actualmente, es decir, SUV’s. Esto quiere decir que el recién presentado Alfa Romeo Stelvio no será el único en la gama.

Salvo sorpresa serán dos los SUV que completarán la gama de la firma italiana. Uno por debajo del Stelvio y otro en un segmento superior. Estos nos deja con un nuevo todocamino compacto y un gran SUV de representación (segmento E).

Tres SUV, una berlina, dos deportivos y un nuevo compacto –el nuevo Giulietta– darán forma a una nueva Alfa Romeo en 2022.

Como era de esperar, Marchionne aprovechó para anunciar que para 2022 ya estarían en la calle las actualizaciones del Giulia y Stelvio, así como versiones de batalla larga de estos en exclusiva para el mercado chino. Al mismo tiempo se confirma la ausencia del Alfa Romeo MiTo en la nueva Alfa Romeo tras una década en el mercado.

¿Es un plan factible?

Todo el entramado de planes que ha orquestado Sergio Marchionne con todas las marcas que dan forma al grupo FCA hay que cogerlo con pinzas. No es la primera vez que este señor anuncia un ambicioso futuro para sus marcas y al final todo se queda en nada. Lamentablemente no será la última.

Gama de Alfa Romeo.

El antecedente más claro lo protagoniza la propia Alfa Romeo. En 2014 los italianos anunciaron la llegada de siete nuevos modelos, de los cuales solo se han materializado dos, el Giulia y el Stelvio. Es difícil predecir si el nuevo plan se cumplirá o quedará incompleto como anteriormente.

Afortunadamente, esta vez las cuentas de FCA están más saneadas que hace unos años, por lo que tienen un colchón mayor que seguro les permitirá invertir en la resurrección de una marca de renombre como es Alfa Romeo. El tiempo es el único que puede dar o quitar la razón a Marchionne. Hasta entonces toca esperar.

Te puede gustar