El Haas VF-20 abre la veda de presentaciones de la temporada 2020

Juan · 17 febrero, 2020
El equipo Haas ha presentado su quinto monoplaza de Fórmula 1. Nombrado Haas VF-20, ha sido el primero en desvelar los colores para la temporada 2020.

Con una presentación prevista para el día 19 de febrero, el equipo Haas ha pillado a todos con el pie cambiado publicando las primeras imágenes del que será su quinto monoplaza en la categoría reina. El nuevo Haas VF-20 mira a los orígenes para su decoración, aunque sigue sin esconder su tremendo parecido con Ferrari.

Dicha similitud es esperada ya que desde 2016, año en el que el equipo llegó a la categoría, su relación con los italiano ha sido muy estrecha. No solo compran el grupo propulsor, sino todos los componentes que permite la reglamentación.

Si bien la aerodinámica no se puede compartir, la colaboración entre ambos también se deja ver en este aspecto.

Nuevos colores del Haas VF-20

El 2019 estuvo marcado por una decoración negra y dorada, influenciada por la compañía de bebidas energéticas Rich Energy. Una librea de ese tipo es mítica en la Fórmula 1, rememorando mejores tiempos cuando la Lotus de Colin Chapman competía contra los mejores. Lamentablemente todo quedó en fachada.

Haas VF-20: frontal.
Vista frontal del Haas VF-20.

La relación con Rich Energy fue tormentosa y concluyó antes de terminar la temporada.

Sin ataduras de patrocinadores principales, el Haas VF-20 mira a los orígenes del equipo y recupera los colores por los que este es fácilmente reconocible: blanco, rojo y negro. El rojo sirve para romper la armonía del conjunto decorando elementos concretos como una ala del alerón delantero o los retrovisores.

Más allá del patrocinio de Jack&Jones y Peak, el monoplaza está presidido por logos de Haas, y por si no lo sabías, no es por el equipo. Gene Haas, presidente del equipo y fundador de Haas Automation, amasó su fortuna gracias a sus herramientas y maquinaria profesional, la cual también patrocina con su equipo de Nascar.

Tanto la aleta de tiburón de la tapa motor y parte del alerón frontal cuentan con una decoración gris mate sobre negro que recuerda a las últimas creaciones de Ken Block, como su Ford RS200 de calle.

Aerodinámica actualizada

Como decíamos, la aerodinámica de los monoplazas de Haas suele estar influenciada por la de la Scuderia Ferrari. El VF-19 sufría problemas aerodinámicos graves que provocaron que las mejoras introducidas a lo largo del año hicieran al coche más lento. No es precisamente lo deseado, por lo que han cambiado de concepto para 2020.

Haas VF-20: lateral.
Vista lateral del Haas VF-20.

Comenzando por el frontal, el alerón estrena arquitectura con una unión descendente de los flaps con el endplate. Esto permite un mayor flujo de aire alrededor de la rueda al tiempo que dirige el aire a los bargeboards para sellar el flujo de aire con el suelo (fondo plano). Con esta configuración también se reduce la resistencia al aire (drag).

Los cortes del alerón son simples, lo que facilita el ajuste en la puesta a punto.

Mecánicamente motorizado por Ferrari, hay elementos aerodinámicos influenciados por las necesidades de refrigeración del propulsor. Para 2020, el Haas VF-20 estrena una entrada de aire superior triangular tipo Ferrari 2019. 

Haciéndola triangular y con la estructura antivuelco integrado se consigue reducir tanto el peso como el centro de gravedad del conjunto. Se mantiene un nivel de rake (diferencia de altura entre ejes) medio, sin llegar marcado rake de Red Bull.

Haas VF-20: vista superior.
Vista superior del Haas VF-20.

Los bargeboards ganaron complejidad con la introducción de la normativa aerodinámica de 2019, y si bien las imágenes no ofrecen un ángulo de visión claro, se aprecian numerosos elementos aerodinámicos que deberán trabajar conjuntamente.

El límite posterior del fondo plano presenta más aberturas con las que dirigir el aire en la zona de la rueda trasera.

Se ha aumentado la batalla retrasando el eje posterior, aumentando la carga vertical y lateral. Este efecto hace que en frenada el coche se muestre más estable. Visto desde arriba se aprecia como la tapa motor acentúa su forma de botella de CocaCola, dejando expuesta mayor superficie del fondo plano, lo que aumenta la carga aerodinámica y reduce el estrés que sufren las ruedas posteriores en curva.

Precedentes y esperanzas del Haas VF-20

Tras el tortuoso 2019, la continuación de los dos pilotos –Kevin Magnussen y Romain Grosjean– estuvo más en duda que nunca. La reputación de la pareja no es de las mejores en la parrilla, lo que sumado a unos resultados mediocres provocó que para 2020 surgieran muchos pretendientes al equipo californiano.

Haas VF-20: trasera.
Vista posterior del Haas VF-20.

Finalmente no hubo cambios en la alineación, aunque quizás este año sea un punto de inflexión, y debe de serlo. La campaña pasada comenzaron como favoritos de la zona media y terminaron perdidos, hundidos y sin rendimiento, en la penúltima posición de la clasificación con solo 28 puntos.

Fracaso absoluto tras un 2018 en el que terminaron siendo el quinto mejor equipo, que pudo ser mejor de no ser por errores de pilotaje y fallos del equipo. De cara a este año esperan repetir su mejor faceta, aunque no lo tendrán fácil. McLaren ha explotado y está en pleno auge, y Racing Point suma y sigue con la llegada de apoyo y capital.