¿Qué ocurre con el seguro en caso de siniestro total?

Vamos  ver algunos detalles para entender de qué se trata y qué ocurre con el seguro en caso de siniestro total, es fundamental que el contratante se asegure de estos términos, que deben figurar en la póliza de seguro

Tras sufrir un accidente de tráfico que cause severos daños a un vehículo, la aseguradora puede declarar el siniestro total. También puede ocurrir en caso de incendio o robo. Esta noticia puede ser abrumadora para el dueño del coche; es necesario estar informado del proceso y los derechos para llegar a un acuerdo.

¿Qué es el siniestro total?

Tramos más peligroso de España puntos negros

Cuando a consecuencia de un accidente, incendio o robo, un coche resulta con daños cuyo costo de reparación supera entre el 75 % y el 100 % del valor asegurado, se denomina siniestro total o pérdida total.

Las condiciones varían de una aseguradora a otra y dependen del contrato que se haya firmado. Algunas aplican el porcentaje del 75 % y otras el del 100 %. El monto total asignado para cada evento que puede terminar en siniestro total (accidente, incendio o robo), puede ser diferente.

¿Cómo se calcula el valor del coche?

El valor del coche se calcula de acuerdo a lo que esté definido en el contrato; puede ser venal, de mercado o incluso precio del vehículo nuevo.

  • El valor venal es el valor de venta del vehículo asegurado, inmediatamente antes del accidente.
  • Valor de mercado: es el valor de compra del vehículo en ese mismo momento.
  • El valor a nuevo es el precio de venta al público del vehículo nuevo, incluyendo todos los impuestos legales que le permitan circular.

Es importante verificar que los valores de tasación que ofrece la aseguradora estén acordes a la realidad antes de aceptar una propuesta de indemnización. Existen algunos sitios web y empresas especializadas que podrán ayudar en esta tarea.

Siniestro con culpa o sin culpa

En caso de siniestro total, el procedimiento es diferente si el contratante de la póliza es culpable o si es víctima; es decir, en función de a quién se atribuya la responsabilidad.

Si el accidente que ha resultado en pérdida total es responsabilidad del dueño del vehículo, la aseguradora y él son los únicos involucrados. En ese caso, el tipo de póliza y lo que se haya pactado al momento de firmarla serán las claves para determinar el porcentaje sobre el cual se calcula la indemnización.

¿Cómo se cuantifica el valor?, la propuesta de la compañía aseguradora puede no parecer adecuada. En ese caso, es posible negociar otras opciones e incluso presentar peritajes propios para llegar a un mejor acuerdo.

En caso de que el seguro declare un siniestro total y el titular de la póliza sea víctima de un accidente causado por un tercero, su compañía aseguradora no es la encargada de la indemnización. Es la aseguradora del conductor culpable quien deberá hacerlo.

En esa situación, la víctima tiene derecho a exigir una reposición del bien o una indemnización que sea capaz de cubrir el vehículo siniestrado.

La indemnización

Depreciación de vehículos por kilómetros recorridos

El seguro, en caso de siniestro total, debe indemnizar al propietario del vehículo el valor asegurado (venal, de mercado o a nuevo), al que se suman o restan algunos otros valores.

Se sumarán principalmente los accesorios adicionales que tenía el vehículo al momento del accidente. Y se restará la franquicia, los recibos pendientes para abonar la anualidad completa del seguro y el valor de los restos del vehículo, si el propietario decide quedarse con ellos.

Para tener en cuenta

Todos los seguros de coche contemplan la figura del siniestro total. Sin embargo, las condiciones para declararla no son las mismas en todos los contratos.

Es por eso que al momento de contratar o de renovar una póliza, es muy importante analizar detenidamente las condiciones y las indemnizaciones, para optar por la que cumpla de mejor manera las necesidades y expectativas. Así se evitarán sorpresas inesperadas con el seguro en caso de siniestro total.

Por otro lado, es importante señalar que la declaración de siniestro total puede ser una buena noticia para el dueño del vehículo, en caso de que este haya sufrido daños graves.

Declarar siniestro a un vehículo puede ser una opción mucho mejor que la reparación, que nunca lo dejará igual; lo que puede suceder es que coche ya no sea igual de seguro ni fiable y es muy probable que más adelante presente problemas.