¿Qué hago si me roban el coche?

· 20 abril, 2018
Lo primero que debemos hacer, y con la mayor rapidez posible, es denunciar el robo del vehículo, a menudo, los ladrones utilizan los vehículos robados para cometer otro delito y, tras esto, lo abandonan

¿Qué hago si me roban el coche? Esta es una pregunta muy habitual entre los conductores, y que no muchos saben contestar. Por ello, os damos algunos consejos a seguir si, por desgracia, os veis en esta situación.

1. Denuncia el robo del coche

Debemos denunciar a la policía la pérdida de nuestro coche para que las autoridades conozcan la situación. De esta forma, serán conscientes de que el dueño del coche no está implicado en posibles delitos en los que se haya utilizado el coche robado.

Denunciar si me roban el coche.

2. Presentar la documentación de propiedad

Si te roban el coche, junto con la denuncia, deberás presentar toda la documentación necesaria que acredite que eres el propietario del vehículo. Lo más relevante en este sentido es acudir a la policía con tu DNI, el carné de conducir, la matrículo del coche y el número de la póliza del seguro.

Sin embargo, si no estás seguro del tipo de documentación necesario, lleva toda la que poseas. Por otro lado, es habitual que esta documentación esté dentro del vehículo, por lo que se pierda junto con el coche en sí.

En este caso, deja constancia de ello en la denuncia. Ten en cuenta que también convendrá que informes de cualquier otro objeto que hubiese dentro del vehículo cuando te lo robaron, como sillas infantiles, alguna maleta, un dispositivo de GPS o un ordenador portátil.

3. Dar todos los detalles sobre el robo

Para que la policía cuente con toda la información posible, debemos informar de todos los detalles relacionados con el robo del vehículo. Cualquier detalle que pueda resultar superfluo según tu opinión, podrá ser de gran utilidad para las autoridades.

Por tanto, si en los días previos al robo viste a alguien merodeando por la zona por la que sueles aparcar el coche, o algún vehículo aparcado en la zona que no te resulte conocido, será mejor informar de ello.

En cuanto a la denuncia en sí, la policía te dará una copia de la misma. En caso de que no se acuerden de hacerlo, asegúrate de pedirla. Este documento será necesario para enviarlo a tu aseguradora.

4. Contacta con tu compañía de seguros

Tras presentar la denuncia en la policía, debes contactar con tu agente de seguros o tu compañía aseguradora inmediatamente. De esta forma, podrás poner en suspensión la póliza hasta que aparzca el vehículo, sin necesidad de anularla.

Además, en este momento puedes comenzar a informate sobre las coberturas de tu seguro en caso de robo del coche por si, desgraciadamente, no vuelve a aparecer. La mayoría de las compañías dan un periodo de un mes para comenzar a gestionar las indemnizaciones que deban hacer por robo. Este plazo se establece por si el vehículo aparece.

Cómo elegir póliza de seguro.

5. Dar de baja el coche temporalmente

Otro trámite que podrás realizar, esta vez directamente en las oficinas de la Dirección General de Tráfico, será dar de baja temporalmente el vehículo por sustracción. Sin embargo, cuando vayas a presentar al denuncia, lo más habitual será que la policía se encargue de estos trámites.

Por tanto, no será necesario que lo hagas tú mismo, ya que las autoridades se encargarán en tu nombre. De todos modos, lo más conveniente es que confirmes ante la policía que se han encargado de tramitar la baja temporal.

6. Tramitar las indemnizaciones de la aseguradores

Como hemos comentado, la mayoría de compañías aseguradoras establecen un plazo de un mes antes de comenzar a gestionar las indemnizaciones. Por tanto, si ha pasado un mes y la policía no ha conseguido encontrar tu vehículo, lo mejor será comenzar los trámites necesarios.

Para realizar estas gestiones, lo normal será necesitar la denuncia del robo, el DNI del propietario y todos los juegos de llaves que tengas del coche robado. Entregando todo esto a la aseguradora, podrás comenzar a reclamar la indemnización.

Tras esto, la compañía de seguros hará una valoración del vehículo y determinará la cantidad que se entregará por el robo del coche. Si el coche es nuevo y está asegurado a todo riesgo, lo más probable es que recibas un vehículo nuevo.

Por otro lado, si el vehículo es viejo y no contaba con una cobertura completa, la aseguradora calculará el coste del modelo en función de los años que tuviese y se entregará una cantidad concreta al propietario.