El cierre de Chrysler, ¿un simple rumor?

La marca ameriacana ha sufrido importantes varapalos en los últimos años que la han llevado a una situación límite, hasta el punto de que ne la actualidad se especula con su cierre definitivo, ¿es cierto?

Chrysler ha sido una marca que ha estado siempre de una manera u otra en nuestras vidas. Fue una de las pocas marcas americanas que logró hacerse hueco en el mercado europeo. Ya desde el 2009 venían sonando campanas sobre los problemas económicos de la marca, pero, ¿qué hay de cierto en el cierre de Chrysler?

La historia de Chrysler

Como decíamos, ya en 2009 hubo problemas serios en la fábrica que llevó al cierre de sus plantas en Estados Unidos. No obstante, en Canadá y México, siguió funcionando. Obviamente, esto llevó a triste despido de muchos trabajadores, y se preveía que otras sucursales por todo el mundo corrieran la misma suerte.

Con el fin de sanear un poco sus cuentas, la fábrica solicitó la protección por quiebra que le permitió asociarse con Fiat y crear el grupo FCA-Chrysler, con el fin de sanear las cuentas, mantener a algunos trabajadores y poder guardar algunos clientes. Parecía que no todo estaba perdido para la marca.

Vehículo Chrysler.

No sabemos cuán beneficioso fue esto para Chrysler pero sí saltó a la vista lo beneficioso que fue para Fiat, quien tuvo mala fama adquirida por años por la poca fiabilidad de sus motores. Y aunque estos habían mejorado con el paso de los años, no pareció ser suficiente para los usuarios. Sin embargo, con la llegada de Chrysler a la marca, las ventas de Fiat se dispararon y hoy día disponen de diseños únicos que son el sueño de muchos.

¿De dónde vienen los rumores del cierre de Chrysler?

Si pensamos en cuán bien le va al FCA-Chrysler, parece inviable que pueda cerrarse la empresa, pero los rumores están ahí. Bien, estos rumores provienen de Venezuela, país en el que la compañía va a cesar sus actividades, pero esta medida no aplica en todo el mundo.

Los trabajadores comenzaron a sospechar cuando les pidieron hacer un inventario de todo lo presente en la fábrica, medida que se realiza al fin del ejercicio fiscal y como medida de cierre para calcular pérdidas. También hubo sospechas más serias al saber que solo se habían encargado 35 vehículos para el primer trimestre y que se tuvo que devolver el dinero a los concesionarios porque no se podría cumplir con el pedido.

La cosa estaba clara, FCA-Chrysler en Venezuela, cerraría sus puertas. A pesar de los bajos costes de personal –los trabajadores tan solo cobraban 9 000 bolívares diarios, apenas 1 euro– la marca no ha podido sobrevivir en el país.

Muchos especulan sobre la calidad de los productos, los problemas con el gobierno que encarece todo y dificulta la importación y exportación de productos, o incluso una mala gestión.

Esta última causa sería la que menos sentido tiene, pues en otros países FCA-Chrysler funciona de forma fluida. El debate de los trabajadores por el mal trato recibido sigue abierto, aunque esto es algo en lo que nosotros no queremos ni vamos a entrar.

Chrysler 300c.

¿Cómo le va a Fiat Chrysler en España?

Como bien dijimos, este rumor, no es tal, es una realidad pero para nada afecta a todas las sociedades de FCA-Chrysler. En España por ejemplo, 2017 fue un año espléndido para la sociedad que cerró el año con más de 54 000 vehículos matriculados.

Jeep, Alfa Romeo y Fiat quedaron satisfechos con sus espectaculares cifras que aumentaron en más de un 22 % con relación al ejercicio anterior. No es de extrañar, pues las tres marcas están lanzando modelos con diseños incomparables e irrepetibles y con una garantía extensa que tranquiliza a los clientes.

Esperamos que a la sociedad entre la marca italiana y estadounidense le siga yendo tan bien como hasta ahora, pues queremos seguir viendo sus obras de arte circulando en carretera y poder contar con ellas cuando decidamos comprar un nuevo vehículo.

Te puede gustar