¿Carné de conducir en el móvil?

Alberto Fuentes · 20 abril, 2020
Pronto podremos llevar el carné de conducir en el móvil y otras muchas cosas más gracias a la aplicación que está preparando la DGT.

Sí, almacenar y llevar el carné de conducir en el móvil parece ser una realidad cada vez más cercana. Esto supone una ventaja para muchos, como veremos a continuación con mayor detalle.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene previsto dar un gran salto con una nueva aplicación móvil llamada «miDGT». En esta, se podrá llevar el carné de conducir en el móvil, así como realizar otras muchas consultas y gestiones básicas, vía digital.

Parece que los carnés de conducir físicos tienen los días contados. Pronto bastará con llevar el móvil y tener instalada la aplicación para poder utilizarla cuando haga falta. Finalmente, Tráfico se moderniza y avanza. 

Guardias civiles solicitando carné de conducir en carretera.

Según la DGT, esta aplicación oficial facilitará los trámites a los usuarios en gran medida, ya que hoy en día se recurre a los teléfonos móviles prácticamente para todo. También nos servirá de recordatorio para cuestiones como la renovación del carné de conducir o para recordarnos que tenemos multas pendientes por pagar.

Parte del objetivo es agilizar muchos de los trámites que anteriormente se debían realizar de manera obligatoria en la Jefatura de Tráfico correspondiente. Con ese sistema, un conductor podía pasar hasta media mañana esperando para resolver su diligencia.

Una app para hacerlo todo más fácil y sencillo

Hay muchas gestiones que ya se pueden realizar desde la página de la DGT, pero hay gente que prefiere acercarse en persona para gestionarlas, dada su complejidad. Sin embargo, reiteramos que con miDGT, realizar trámites será mucho más fácil y rápido para la mayoría de usuarios, ya que su uso será muy intuitivo.

Consultar los puntos que nos quedan de carné, solicitar una cita previa, pagar tasas o multas… son cuestiones que podremos consultar y gestionar desde el teléfono móvil y que nos harán la vida un poco más fácil. Tal y como ocurrió en su día con las aplicaciones de los bancos para móviles.

Por otra parte, miDGT también servirá para dar información a los conductores sobre las campañas especiales de seguridad vial que, por supuesto, será de gran ayuda en coches con Android Auto o Apple CarPlay, ya que podrán recibir la información al momento si el conductor está en el coche.

Mujer mostrando su carné de conducir digital desde el coche.

¿Podremos dejar el carné de conducir físico en casa?

La DGT ha confirmado que la versión digital del carné de conducir será tan válida a nivel legal como el carné físico, por lo que la respuesta es: sí. Aunque debemos asegurarnos de tener el teléfono con batería para poder mostrárselo al agente correspondiente en caso de necesidad.

Para que las autoridades puedan contrastar el carné digital de forma rápida con su base de datos, este irá acompañado de un código QR, que podrá ser leído directamente por el agente y así disponer de toda la información que requiere en pocos segundos.

Como no podía ser de otra manera, ya han salido detractores de esta aplicación, pero no hay nada que temer. Todos sabemos que los teléfonos son capaces de informar sobre la ubicación y, lo que más preocupa, sobre la velocidad a la que se circula, pero la DGT ha garantizado que la aplicación no tendrá ningún tipo de vinculación con esos datos y serán 100 % anónimos.

Además, con eso de llevar el carné de conducir en el móvil nos podemos ahorrar alguna multa por no llevarlo con nosotros físicamente. A día de hoy, la multa es de 60 euros, la misma que si no llevamos en el coche el permiso de circulación o la ficha técnica del vehículo, los tres elementos que hay que llevar siempre que cojamos el coche, junto con la pegatina de la ITV en vigor.

En definitiva, la DGT ha dado un paso adelante para modernizarse y hacernos la vida un poquito más fácil. Con la aplicación nos ahorrarán las largas colas en Tráfico o alguna multa por despiste.

Por todo ello, seguramente nos acostumbraremos rápido a su uso, como ya pasó en su día cuando dejó de ser obligatorio llevar el recibo pagado del seguro del vehículo y los mismos agentes se encargaron de contrastar el dato a través de la matrícula.