Los mejores coches para padres primerizos

· 16 junio, 2018
Cuando ampliamos la familia por primera vez tenemos que tener en cuenta las nuevas necesidades a las que nos enfrentamos si buscamos cambiar de coche

La llegada de un niño cambia todos los parámetros de la realidad en casa. Cuando se habla de los mejores coches para padres primerizos, se piensa en ese universo de nuevas necesidades. Realmente, cuando se es padre o madre, ¿qué ofrece más tranquilidad que sentir que cada variable del universo está bajo control?

Las compañías automovilísticas no dejan de estar al tanto de las distintas necesidades familiares. Algunas cuestiones como el espacio interior, los sistemas de seguridad, la posibilidad de introducir asientos para niños o el maletero, son esenciales para el uso familiar del coche.

Proyectando coches para padres primerizos según cada necesidad

La velocidad no suele ser una prioridad en personas que planean adquirir sus coches familiares. Los temas que preocupan son otros, sobre todo, pensando a mediano y largo plazo. ¿Cuánto tiempo permanecerá el coche en la familia? Tomando como referencia al menos 10 años de uso, puede suponerse que las necesidades irán variando.

Recién nacido en un coche.

Quizás se conciba tener más de un hijo o hija en el futuro, y sea en ese coche que se vaya la familia de vacaciones. Un coche apto para niños debe ser fiable y seguro; cuando llega la maternidad o paternidad, la mirada hacia el mundo cambia rotundamente.

En general, las propuestas de coches para padres primerizos requieren de una meditación cuidadosa. Hay que hacerse algunas preguntas, porque eso puede ayudar a la hora de decidir.

Coches para padres primerizos: pros y contras

En la actualidad es importante la elección del medio de transporte para llevar de paseo, al colegio o al médico al niño o niña. Tener un coche propio garantiza seguridad y movilidad.

Las familias con dos o más hijos eligen automóviles medianos o grandes. Sin embargo, en las grandes ciudades con mucho tráfico, los monovolúmenes compactos aportan un gran alivio a la hora de maniobrar.

Consideraciones generales en coches para padres primerizos

Los automóviles suponen, en sí mismos, un gasto significativo en el presupuesto mensual. Si nunca se tuvo un coche, suelen perderse de vista detalles como la plaza de aparcamiento, el combustible, el mantenimiento o el seguro.

Si la apuesta es a largo plazo, un modelo ‘sedán’ aportará resultados seguros y confortables, pensando en coches para padres primerizos. Estos automóviles han quedado casi relegados al uso familiar, y las compañías lo saben.

Toyota Camry

El sedán dispone de maleteros espaciosos, aunque suelen señalar como defecto que en el asiento trasero no entran más de tres sillas para niños. Estas sillas son de uso obligado, por lo que la planificación a largo plazo no puede descartar el uso de dos o más de ellas.

Otro modelo práctico en cuanto a coches para padres se refiere es el SUV. No obstante, su altura y tamaño quizás jueguen en contra a la hora de pensar en el ámbito urbano. La tendencia de los modelos SUV y sus características de tamaño, dimensiones y motorización, los ha ido consolidando en el mercado como modelos muy seguros.

La seguridad: ítem indispensable en coches para padres primerizos

La seguridad es el punto clave a estudiar si se busca dormir tranquilos con la adquisición del coche. Los nuevos automóviles ofrecen sofisticados sistemas antibloqueo de frenos. Esto significa que, en caso de frenar de golpe o en superficies bajas en adherencia, el sistema evita el bloqueo de las ruedas.

La calzada en un día de lluvia, las heladas, y otras inclemencias, no suponen ya un factor de riesgo; o al menos, ese riesgo se vería reducido. En las frenadas repentinas la dirección del coche se hace mucho más complicada, por lo que estos sistemas de frenos ayudarían asimismo en ese sentido.

Los frenos con ‘sistema electrónico de reparto de frenada’ (EBD), establecen la cantidad de fuerza que cada rueda del vehículo requiere para detenerse. Esto ayuda disminuir la distancia y a guardar el control de la dirección.

Otro detalle, que por simple puede pasar desapercibido en la elección de coches para padres primerizos, son las puertas. Los niños siempre juegan con las puertas del coche, sobre todo en marcha. Mantener el bloqueo electrónico de las puertas traseras totalmente controlado es crucial para evitar incidentes peligrosos en la travesía.