Comprando un coche: ¿concesionario o particular?

Virginia Duque Mirón · 4 mayo, 2018
Si nos disponemos a adquirir un nuevo coche, puede que estemos en duda de si comprarlo a un particular o a través de un concesionario; infórmate de que diferencias existen entre ambos supuestos

Cuando nos decidimos a comprar un coche, nos surge la duda de si deberíamos comprar por un concesionario o particular. Seguro que nos llueven los consejos de todo tipo y las experiencias que han tenido nuestros amigos y compañeros de trabajo en ambas situaciones.

Esto aún hace más difícil la decisión, pero hoy vamos a ayudarte a que sea más sencillo. Te contamos las ventajas y desventajas de ambas opciones.

¿Concesionario o particular? ¿Cuál elegir?

Muchos te habrán dicho que escojas un particular, un coche de una persona mayor o de una madre de familia que no ha sido muy usado y acertarás. Pero luego está el otro amigo que te dice que ni loco que mejor en un concesionario, pues tendrías un lugar al que reclamar en caso de que algo suceda. ¿Qué hacer?

Comprar a un particular, ¿sí o no?

Se puede comprar un coche a un particular y tener éxito en la compra. Hay muchas personas que han financiado un vehículo y al poco, sus circunstancias han cambiado y ya no pueden pagarlo. El coche podría estar prácticamente nuevo y te ahorrarías una enorme cantidad de dinero frente a uno recién sacado de fábrica.

financiar la compra de un coche nuevo

Así que, bueno, podrías tener muchas posibilidades de encontrar un chollo. Para que esto suceda, tienes que hacer un análisis del precio de ese tipo de coche, pensar en cuántos años y kilómetros tiene y en el cuidado que se le ha dado, algo que puedes hacerte una idea viendo el interior del vehículo así como el exterior.

Saber quién lo ha conducido y el motivo de la venta –aunque en esto todos pueden mentir– ta ayudará a decidir si realmente es lo que buscas. No obstante, uno de los mayores inconvenientes es que si dos meses después de comprar el coche sucede algo, nadie te responderá a no ser que la persona fuera muy legal, algo que no suele suceder.

Entonces, ¿deberías comprar un coche a un particular? Tú decides, pero realmente hay más riesgos que si lo haces en un concesionario. Te contamos porqué.

Comprar un coche en concesionario, ¿sí o no?

Los concesionarios tienen muchas ventajas sobre la venta de coches de particulares. Una de las principales es que suelen dar entre seis meses y un año de garantía, algo que depende de los años que tenga el vehículo.

Que alguien se comprometa a garantizar un vehículo te asegura de que está en buen estado. Por otro lado, los concesionarios examinan todos los coches que cogen, con el fin de asegurar que estén en buen estado, por lo que les hacen una revisión y un mantenimiento que los pone al día.

Concesionario de coches nuevos.

Comprar en un concesionario te permite tener un lugar en el que reclamar en caso de algo suceda, incluso si es después de la garantía.

Esto sucede porque los concesionarios transfieren el coche a su nombre, así que aunque la responsabilidad civil caerá sobre el dueño y conductor, en caso de avería, será el concesionario quien responda.

Una ventaja más es que el concesionario se encarga de todo el papeleo, por lo que te ahorrarás tener que buscar una gestora o los gatos extras que un cambio de nombre conlleva.

Y como último punto, recalcaremos el hecho de que si necesitas financiar el precio del coche, el concesionario te lo puede hacer directamente sin que tengas que perder tu tiempo buscado un banco u otro intermediario.

Es cierto que el coche puede costarte un poco más que si lo compras a un particular, pero con todo lo que un concesionario te ofrece, parece que la inversión vale la pena, ¿no crees?