Gasolina o híbrido, ¿cuál te conviene más?

Alberto Fuentes · 3 enero, 2019
La transición a los motores eléctricos ya se está produciendo y los híbridos juegan un papel fundamental en ella. Actualmente se encuentran en el mercado motores híbridos que suponen un avance en esta dirección y que cuentan con algunas ventajas importantes respecto a los sistemas de propulsión tradicionales.

Cada vez son más los españoles que deciden dar el salto y pasarse a sistemas más ecológicos para su transporte diario.
Sin embargo, la decisión sobre qué motor elegir no es tan sencilla. Es normal que se tengan dudas a la hora de elegir entre un coche gasolina o híbrido.

A continuación, vamos a repasar las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones disponibles para ayudarte a decidir.

¿Gasolina o híbrido?

Los vehículos con motores de combustión apoyados por otro motor eléctrico tienen poco que demostrar. Así, llevan años siendo utilizados en todo el mundo y su efectividad en ciudad es muy ventajosa. No tenemos más que echar un vistazo a cualquier parada de taxis, los mejores amigos del Toyota Prius, Auris y compañía…

Gasolina o hibrido esa es la cuestion

Dependiendo de tus necesidades y del tipo de uso que des al coche, debes valorar las ventajas e inconvenientes que te ofrece cada uno de ellos. De esta forma, podrás saber que opción te conviene más y verás que elegir es más fácil de lo que parece.

Ventajas de un coche gasolina

  • Precio de compra: en comparación con un modelo híbrido equivalente, un coche gasolina es más económico que un híbrido.  La diferencia depende aún mucho de cada modelo. Por ello, en pocos casos es comparable al 100%, ya que hay mucha diferencia de potencia a favor del modelo híbrido. Por ejemplo, un Toyota RAV4 híbrido cuenta con 197 CV, mientras que el gasolina más potente solo tiene 150 CV.
  • Eficiencia en vías interurbanas: aunque no esperabas esto de un motor gasolina, lo cierto es que los consumos de un modelo actual sobrealimentado son, aproximadamente, de 1,5 litros/100 km más que el mismo modelo diésel. Además, aunque en ciudad se dispara un poco, no representa una diferencia crucial.
  • Reparación en cualquier taller: su sencilla mecánica hace que cualquier taller sea apto para reparar tu vehículo. Sin embargo, esto no ocurre con un modelo híbrido.
Volkswagen Polo GTI

Desventajas de un coche gasolina

  • Mantenimiento: aunque es más económico de mantener que un vehículo diésel, sigue siendo más caro que un híbrido. La razón es que este último no cuenta con embrague, motor de arranque, alternador ni correa de distribución. Además, sufre menos desgaste en el sistema de frenos porque el motor eléctrico retiene el vehículo para recargar las baterías.
  • Pago de impuesto de matriculación: dependiendo de las emisiones, la mayoría de modelos de gasolina deben pagar dicho impuesto.
  • Restricciones de tráfico: en ciertas ciudades se encuentra limitado el acceso al centro de los coches sin la tarjeta ECO.
  • Consumo elevado en ciudad: aquí es donde más sufren este tipo de coches. Por ello, es fácil rondar los 8 litros/100 km en ciudad aunque seas muy cuidadoso con el acelerador.
  • Contaminación: en ciudad, parar y arrancar constantemente provoca que cada día esté más contaminado el aire de nuestras ciudades.

Ventajas de un coche híbrido

  • Apenas pagas impuestos: con un híbrido te ahorras el pago de la tasa de matriculación.
  • Accesos sin restricciones: al ser vehículos catalogados como ECO, no tienes que preocuparte sobre si tu coche tiene matrícula par o impar para poder acceder al centro de la ciudad, como ya ocurre en Madrid.
  • Consumo en ciudad: aquí es donde este tipo de vehículos sacan pecho y consiguen consumos reales mucho más bajos. Este es un motivo de mucho peso si estás dudando entre un coche gasolina o híbrido.
  • Precio por aparcar: en muchas ciudades, el precio que paga el propietario de un híbrido es hasta un 50% más bajo que el de un gasolina. Esto se hace para fomentar la venta de este tipo de tecnología.
Toyota Yaris Hybrid

  • Ayudas de compra: los modelos con la tarjeta ECO suelen estar avalados por planes del gobierno con ayudas económicas. De esta forma se pretende hacerlos más atractivos y asequibles.
  • Fiabilidad: los motores eléctricos son prácticamente indestructibles. Además, se encargan de muchas de las funciones del coche, lo que hace que la robustez de este tipo de vehículos incremente.

Desventajas de un coche híbrido

  • Más caros: un coche diésel o gasolina es más barato que su correspondiente híbrido.
  • Funcionamiento fuera de ciudad: normalmente, el motor de gasolina que equipan este tipo de vehículos es menos eficaz que un coche solo gasolina, que suelen ir acompañados de un turbo. Cuando agotas la energía de las baterías, la respuesta del coche se ve mermada hasta que estas vuelven a ser cargadas.
  • Solo con cambio automático: a pesar de que cada vez son más populares los cambios automáticos en nuestro país, muchos compradores siguen prefiriendo un buen cambio manual.
  • Variedad para elegir: aún son muchos más los modelos disponibles de gasolina que híbridos. En realidad, hasta hace bien poco todo se reducía a unos pocos modelos.
  • Peso total del coche: el peso extra de las baterías hace que sean ligeramente menos dinámicos que un modelo solo de gasolina. No obstante, las diferencias son cada vez son menos evidentes.