Coches de Antonio Alcántara: el reflejo de su economía

Y es que el cabeza de familia de la serie española Cuéntame cómo pasó partió de un modesto SEAT para llegar a tener un Mercedes que finalmente siniestró; los modernos citroën también ocuparon un lugar importante en su vida

Coches de Antonio Alcántara

La serie Cuéntame cómo pasó lleva dentro de las casa españolas más de 15 años. No hay otra serie como esta para recordar momentos de la historia reciente de nuestro país, y cómo no, también sirve para hacernos rememorar los clásicos de las últimas décadas gracias a los coches de Antonio Alcántara.

El protagonista principal, representado por Imanol Arias, ha sufrido muchos altibajos económicos a lo largo de tantas temporadas, por lo que ha ido cambiando de vehículos según se lo iba permitiendo su cartera. Veamos cuáles han sido los coches utilizados por la familia en el transcurso de la serie.

Seat 800

El primer miembro entre los coches de Antonio Alcántara que pudimos ver fue un modesto Seat 800, modelo que se adaptaba a la perfección a la familia humilde de la época, ya que contaba con el plus de practicidad que le daban sus cuatro puertas respecto al 600.

SEAT 800

El modelo en concreto lucía un verde oscuro muy utilizado por la marca española, y estuvo en la gran pantalla solo durante el primer año de rodaje, que se correspondía a 1969.

Seat 850

Para muchos españoles de la época, dar el paso de un 600 o un 800 a todo un 850 no era poca cosa. El modelo en cuestión que se lucía en la serie tenía un precioso color granate y daba un salto significativo en cuanto a imagen del anterior modelo.

SEAT 850

La carrocería de tres volúmenes era la más deseada en aquella época, y el 850 era de los modelos más económicos que podías comprar con esa disposición. Fue uno de los coches de Antonio Alcántara que más tiempo se mantuvo en servicio; concretamente ocupó la franja entre los años 1970 y 1974 de la serie.

Citroën GS Break

El modelo francés (en la imagen que encabeza este artículo) fue una clara imagen de la mejora económica que logró la familia Alcántara a mediados de los años 70. Este increíble modelo fue uno de los más deseados por Antonio y uno de los que más disfrutó. El Citroën GS daba un salto de calidad de rodadura enorme respecto al 850, con un confort de marcha inimaginable para la época.

Lo compró en un bonito color blanco que realzaba las líneas futuristas del coche, aunque solo lo tuvo durante los años 1974 a 1976 de la serie, aunque el cambio que iba a realizar lo merecía.

Mercedes W 114

Con la adquisición de este flamante Mercedes, la familia Alcántara atravesó los mejores años en la serie, con un poder adquisitivo cada vez mayor. Pocas familias de la época podían presumir de tener una gran berlina del segmento E como esta.

Mercedes W114

Todos los modelos W 114 ofrecían motores de seis cilindros y se vendían con las denominaciones 230, 250 y 280. El espacio interior y la calidad de los materiales eran muy superiores la mayoría de berlinas de esos años, y fue el instrumento ideal para que la familia se animara a realizar largos viajes con más asiduidad.

Hasta la fecha, el Mercedes W 114 es el modelo que más tiempo ha acompañado a los protagonistas de la serie, ya que lo tuvieron desde 1976 a 1982. El coche tuvo que ser vendido por Antonio tras la quiebra del Banco de Granada, aunque cuando recuperó el dinero pudo recomprarlo. Finalmente, el modelo alemán acabó siniestrado tras el accidente que tuvo con Paz.

Citroën BX

Si tienes más de 25 años recordarás perfectamente un coche como el BX. Se trataba de un llamativo modelo que consiguió gran cantidad de ventas en nuestro país en los años 80. Este modelo es el último conocido entre los coches de Antonio Alcántara en la serie.

Citröen BX

En un llamativo color rojo, este BX dio un salto generacional importante entre los vehículos de la familia, ya que contaba con sistemas eléctricos mucho más modernos y una electrónica novedosa para los automóviles de esos años. Citroën siempre ha estado a la vanguardia en cuanto a diseño e innovación, y este modelo fue un ejemplo de ello.

Se ha mantenido con los Alcántara desde el año 1983 y todavía lo mantienen, aunque asoma por el horizonte el precursor entre los monovolúmenes: el Renault Espace, un modelo que revolucionará el mercado de los coches familiares con un segmento nuevo.

Te puede gustar