Coches de Antoine Griezmann: tan radicales como él

· 3 mayo, 2018
El delantero del Atlético de Madrid presume de un garaje en el que, dentro de la exclusividad, ha sabido escoger máximo lujo y comodidad, elegancia y deportividad, y máximas prestaciones

Coches de Antoine Griezmann

Los coches de Antoine Griezmann pasan tan poco desapercibidos como sus peinados, y es que la estrella del Atlético de Madrid no escatima en adornar su garaje con los modelos más exclusivos del mercado.

En comparación con la colección de Cristiano Ronaldo, el parque automovilístico de Griezmann parece incluso pequeño, pero los modelos elegidos no tienen nada que envidiar a los del portugués. Veamos varios de esos supercoches:

Maserati GranTurismo

Este deportivo italiano –en la imagen que encabeza este artículo– es un clásico entre los futbolistas, y es que pocos se pueden resistir a sus elegantes y deportivas líneas. No se trata de la versión con preparación específica MC Stradale que tiene Leo Messi, pero el modelo de Griezmann no se queda atrás en cuanto a motor e imagen.

Tiene un enorme V8 de 4,7 litros y transmisión automática que desarrolla 460 CV de alegría italiana. A pesar de ser un coche bastante largo y pesado, con 4,88 metros de longitud y casi 1 900 kilogramos de peso, consigue unas prestaciones notables.

Acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza los 295 km/h, así queseguro que ha hecho pasar muy buenos ratos al crack colchonero.

McLaren 675LT

La primera vez que se le vio conduciendo este flamante deportivo fue acudiendo a un entrenamiento con su equipo, lo que atrajo todas las miradas de los periodistas y fans.

McLaren 675LT

Se trata de uno de los últimos modelos de la exclusiva marca de superdeportivos británica, y es uno de los coches de Antoine Griezmann más llamativos. El delantero escogió el color blanco para dar luz a a esta bestia de 350 000 €, color que le queda francamente bien gracias a la cantidad de detalles en negro brillante que lleva por toda la carrocería.

Dispone de un enorme motor de 3,8 litros V8 biturbo con 675 CV de potencia, una cifra que le hace disfrutar de unas prestaciones de todo un pura sangre. Acelera de 0 a 100 km/h en tres segundos y de 0 a 200 km/h en solo ocho, y sigue empujando sin miramientos hasta los 330 km/h.

Este bólido no destaca solo por su fuerza, ya que cuenta con lo último en tecnología para ofrecer unas capacidades en circuito de primer nivel, en parte gracias a un peso en vacío de 1 230 kilogramos (distribuido un 42,5% delante y un 57,5% detrás).

Todo en este modelo es aerodinámica y ligereza. Se han utilizado materiales como el carbono para aligerar la carrocería y se ha prescindido de elementos como del sistema de aire acondicionado, aunque si lo deseas la fábrica te lo instala sin sobrecoste alguno.

En este McLaren todo está pensado para arañar hasta la última décima al cronómetro del circuito, en el que seguro que Griezmann lo disfrutará como un niño.

Rolls-Royce Wraith

Otro de los coches de Antoine Griezmann es el espectacular Wraith, el modelo más deportivo y juvenil de la firma. Se puede ver al jugador por las calles de la capital a los mandos de este imponente modelo con acabado negro mate, algo que le aleja del glamuroso estilo de la marca.

Rolls Royce Wraith

Si deseas viajar con el máximo confort de marcha posible, sin renunciar a una capacidad de aceleración propia de un deportivo, este es tu coche. Eso es lo que debió pensar Griezmann para desembolsar los 340 000 €, más opciones, que vale este modelo.

Para mover con dignidad a semejante bestia de 2 360 kilogramos, la marca ha optado por dotar al enorme cupé con un bloque de 6,6 litros V12, apoyado por dos compresores para ofrecer 624 CV de potencia.

Aunque las líneas de este Rolls-Royce sean bastante atrevidas para lo que nos tiene acostumbrados la marca, no faltan detalles como la enorme parrilla vertical o el ‘Espíritu del Éxtasis‘ presidiendo su imponente morro.

En el interior se respira la artesanía de la que hace gala cualquiera de sus modelos, con un nivel de acabados y una calidad de materiales que no encontrarás en ningún otro coche.

Este modelo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos y la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. Se tratan de unas prestaciones sorprendentes para un coche de este tamaño y peso, y en el que seguro que Griezmann se encuentra la mar de cómodo.